Del negro al lavanda

Guadalajara de pueblo en pueblo

Una maravillosa ruta por los pueblos que provocan un flechazo rural en esta provincia.

Más que pueblos, en Guadalajara lo que hay es historia viva. Fiestas de interés turístico, rutas temáticas, huellas de celtíberos, de árabes, de batallas épicas... la provincia de Guadalajara transpira esencia medieval, guarda secretos, cantidad de rutas secundarias, paisajes sublimes y lugares insospechados que pueden protagonizar más de una escapada muy cerca de Madrid.

 
 

Atienza

Hasta el mismísimo Cid Campeador pasó por estas tierras de la Serranía de Guadalajara. El castillo de Atienza, verdadero icono de la provincia, debía impresionar lo suya en la época, porque en el Cantar aparece descrito como “peña fuerte”. Hoy, el castillo parece mantenerse en equilibrio sobre el filo de un promontorio rocoso. En la Edad Media, fue tan importante que aparte del castillo, Atienza llegó a contar con catorce iglesias. Parte de ese esplendor se puede comprobar paseando por sus entramadas y empinadas callejuelas y descubriendo sus antiguas casas señoriales blasonadas. La plaza del Trigo es el epicentro de toda visita para poder ver diferentes casas señoriales blasonadas de gran interés.

Brihuega

Por sus campos de lavanda, cualquiera situaría este pueblo en la Toscana o la Provenza; sin embargo, está a menos de cien kilómetros de Madrid. Sus huertas y jardines le han valido el sobrenombre del  Jardín de la Alcarria e hicieron que Alfonso VI de Castilla quisiera vivir aquí. Lo cierto es que cuando florece la lavanda, su color morado crea un bello contraste con la piedra gris con la que están construidos sus edificios. Cada mes de julio, cuando comienza la cosecha de esta flor, arranca el Festival de la Lavanda. Entonces, el pueblo se anima para posteriormente caer en un amable letargo, ideal para conocer sus monumentos más representativos, como la Real Fábrica de Paños o sus iglesias del románico tardío.

Valverde de los Arroyos

Este pueblo aparece en el centro de su extenso término municipal como si fuera una isla. Hecho de piedra y pizarra en su totalidad, es uno de los pueblos Negros de Guadalajara más destacados. Si con el destello de un rayo de sol le parece al viajero ver un destello, que no lo achaque a algo divino, sino a algo mucho más terrenal, la cuarcita que se usa en el remate de la cubierta. Estos son detalles que se descubrirán en el Museo Etnológico. El entorno es como para lanzarse a caminar. Sobre todo, para llegarse hasta la Catarata de la Chorrera que cae sobre escalones de piedra que descienden más de 120 metros (de las más altas de España).

Pastrana

Pueblos como éste fueron los que empujaron a Camilo José Cela a hacer su famoso viaje por la Alcarria, quizás su “libro más sencillo, más inmediato y directo”, como dijo. En su época, para llegar se tenía que ir hasta “el empalme de Tendilla y allí esperar al otro coche” que llegaba desde Madrid, a eso de las siete o siete y media de la tarde. Hoy es mucho más fácil llegar hasta este bello municipio declarado Conjunto Histórico Artístico, “una instantánea del tiempo pasado”, como lo definió el Nobel español. Arte, literatura, historia... destacan monumentos importantes como el imponente Palacio Ducal o la iglesia de La Colegiata y, en general, su Barrio del Albaicín.

Palazuelos

Rojiza por la piedra arenisca del lugar con la que se construyeron las casonas y recostada sobre la suave ladera de un valle, la antigua villa de Palazuelos parece surgir directamente de la Edad Media. Gran parte de la impresión está producida  por las murallas que la abrazan prácticamente en todo su perímetro. Esta es una de las pocas villas de España que han conservado totalmente sus murallas, en las que se apoyan las ruinas del castillo que parece empeñado aún hoy en día en vigilar las calles y el horizonte del pueblo. La iglesia parroquial de San Juan, con portada románica, se suma a este Conjunto Histórico Artístico que se conoce como la Ávila alcarreña por su valor patrimonial.

valverde-de-los-arroyos-guadalajara e566e50c 1080x720

Guadalajara de pueblo en pueblo

Compártelo