Territorio deportivo

Por qué Cataluña es un destino perfecto para practicar natación

Un mapa para descubrir las direcciones donde disfrutar como nunca de cada brazada.

Desde que el 15 de septiembre de 1907, Francesc Solé organizó la primera prueba de natación en el puerto de Barcelona, Cataluña no ha dejado de estar en primera fila de la natación española. En parte, gracias a la gran dedicación de Bernardo Picornell Richier, impulsor de la Federación Española de Natación Amateur y fundador, junto a Manuel Solé, del Club Natación Barcelona, el primer club de natación en España.

 

En este contexto, pronto aparecieron los campeones y campeonas. Mª Paz Corominas Guerín se convertía en la primera deportista en nadar en una final olímpica en los Juegos Olímpicos de México en 1968, obteniendo Diploma Olímpico. Veinte años después, la natación catalana sumó su primera medalla con el bronce de Sergi López, del CN Montjuïc. 

 

Hoy muchos viajeros acuden a nadar a Cataluña atraídos por su calendario de eventos deportivos y por las instalaciones punteras, como las del Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat o las más recientes, como la piscina del Anillo del Mediterranio, en Tarragona, junto a una costa ideal para la natación en aguas abiertas. Durante el 2020, cuando se celebrará el año del turismo deportivo en Cataluña, las estrellas a imitar serán Mireia Belmonte, David Meca o Ona Carbonell en natación sincronizada.

 
 
 

P. M. Hospitalet 

(Piscinas Municipales Hospitalet de Llobregat)

El municipio barcelonés destaca por sus instalaciones municipales de primer nivel, lo que le vale ostentar el sello de turismo deportivo. Las Piscinas Municipales de L'Hospitalet son un importante centro de deporte y salud en Cataluña. Son 6.100 metros cuadrados para la práctica de todo tipo de deportes y de actividades de ocio. Hay una piscina exterior de competición de 50 x 22 m., profundidad máxima de 2,2 m., ocho calles y climatizada con sistema de biomasa a 27,3 °C. También hay una piscina de natación recreativa al aire libre para momentos más lúdicos y familiares. A la vez, hay disponibles dos piscinas de natación cubiertas: una de 25 x 16 m., profundidad máxima de 2,20 m. y 10 carriles, y otra de 16 x 10 m. Servicios: centro de salud, salas de fisio y fitness, almacén, sauna, enfermería y bar.

Leer más

Crol Centre Calella 

En plena costa Barcelona, Calella tiene una oferta amplia de instalaciones para practicar deporte. Es también uno de los once municipios de Cataluña en ostentar el sello Turismo Deportivo, otorgado por la Agencia Catalana de Turismo. Desde la apertura de las instalaciones de Crol Centre Calella, en marzo del 2004, se gestiona anualmente un promedio de 200 clubes de natación a los que se les organiza estancias a medida. Se trata de una instalación deportiva que cuenta con una piscina olímpica descubierta de 10 carriles (50m x 25m) y climatizada todo el año a 27 Gº, que se encuentra situada a pocos metros de la playa de Calella (Barcelona). Además, cuenta con gimnasio y salas de musculación, spa y centro médico. Calella también acoge cada año la importante prueba Ironman Barcelona – Maresme.  

Leer más

C. Deportivo Sant Ponç

(Complejo Deportivo Sant Ponç (GEIEG))

Estas instalaciones son pioneras en la historia en el panorama deportivo gerundense. El complejo deportivo de Sant Ponç es el más antiguo del Grup Excursionista i Esportiu Gironí, fundado en 1919. En agosto de 1970 se pusieron en funcionamiento las primeras piscinas. En este complejo se construyó la primera piscina climatizada de las comarcas de Girona (1972). Datos técnicos: piscina de 50 m. climatizada y cubierta retráctil y piscina de 25 m. climatizada. Servicios: zona lúdico-termal, restaurante y pistas de tenis y de pádel, pista polideportiva y canchas de e fútbol 5 de hierba artificial. Disponibilidad: de lunes a viernes, de 7 a 22 h., sábados, de 7 a 21 h.,domingos invierno, de 8 a 15 h. y domingos verano, de 8 a 20 h. Como espacio complementario cuenta con una piscina infantil exterior,  Zona lúdico-termal: hidromasaje, sauna seca, sauna de eucalipto, jacuzzi y ducha de agua fría.

Leer más

P. M. de Lloret de Mar

(Piscinas Municipales de Lloret de Mar)

Lloret de Mar es uno de los mejores destinos para practicar disciplinas náuticas, tal como le reconoce el sello de Turismo deportivo. El centro deportivo de Lloret de Mar es mucho más que ‘sólo’ una piscina olímpica de 1.250m2. Se trata de una piscina olímpica que puede acoger prácticamente cualquier disciplina deportiva acuática, tanto si son competiciones como si son actividades lúdicas. La piscina mide 50 m. de largo por 25 m. de ancho, con un vaso móvil de 9 m. que permite acomodar los tamaños a las diferentes necesidades. Configuración: 10 calles de 50 m. o 20 calles de 25 m. La piscina acoge el Club de Natación de Lloret de Mar, muy activo en participar en competiciones. Forma parte de un complejo deportivo de última generación, totalmente accesible para personas con movilidad reducida, con enfermería, 7 vestuarios, sala de gimnasio de 400 m con estaciones Matrix cardiovasculares y musculares.

Leer más

 

Club Natación Sabadell

El Club Natación Sabadell es uno de los clásicos de la natación española, habiendo inaugurado en 1918 la primera piscina en todo el Estado español. Desde entonces, sus instalaciones están entre las mejores. En la actualidad, cuenta con una piscina exterior de 50 m. con 10 calles, climatizada. También cuenta con una piscina interior de 50 m., una piscina de 33 x 25 m interior para waterpolo y dos piscinas lúdicas. Además, hay un área termal y otros servicios como gimnasio y centro médico. Disponibilidad: todo el año.

Leer más

 

Anillo Mediterráneo 

(Piscina Anillo Mediterráneo de Tarragona)

La piscina del Anillo Mediterráneo es la instalación deportiva más moderna del territorio catalán para la práctica de la natación. Y es que acogió en 2018,  las pruebas de natación y waterpolo de los 18º Juegos Mediterráneos. Tras ello, ha pasado a formar parte de la red de instalaciones del Patronat Municipal d’Esports. La piscina descubierta del Anillo Mediterráneo es de 50x25 m. con una profundidad de 2 m. y se habilitará una piscina también cubierta. 

Leer más

 

Vía Brava de Salou

Salou ostenta el certificado de Turismo Deportivo. No sólo es un referente internacional en fútbol por sus instalaciones del Complejo Deportivo Fútbol, y de vela ligera, sino que en plena Costa Daurada, la Vía Brava Salou Cala Font a Platja Llarga proporcionará a los nadadores más avezados toda una aventura deportiva. Tiene una longitud de 1 Km. (tiempo estimado de nado: 15 – 22 min). El tipo de fondo marino es una mezcla entre roca, arena y posidonia. Su dificultad es baja, ideal para iniciarse en esta práctica deportiva. La anchura máxima de natación es de 200 m. en playa y 50 m. en rocas. Temporalidad de apertura, de Junio a Octubre y una temperatura del agua entre los 14ºC y los 25ºC. Salinidad del agua: 36-38 grms/l y vientos predominantes de componente sur.

Leer más

CAR Sant Cugat

(Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat)

Este centro es un organismo que apoya al deporte con la intención de desarrollar la formación integral de los deportistas. Fue el primer centro de alto rendimiento deportivo del mundo que dispuso de un centro educativo, lo que permitió que los deportistas pudieran seguir con sus estudios académicos. Datos técnicos: piscinas interior y exterior de 50 x 25 m y 10 calles fabricada en acero y PVC, piscina de 25 x 12,5 m y cinco calles, piscina de 30 x 21 m para natación sincronizada y waterpolo, piscina de saltos con palancas y trampolines de 21 x 15 m, todas climatizadas. Servicios: fisiología, nutrición, psicología deportiva y biomecánica. Disponibilidad: todo el año.

Leer más

1 / 9
Hospitalet

Foto: iStock

1 / 9

Hospitalet

La segunda ciudad más poblada de Cataluña tiene su propia esencia, a pesar de estar ubicada junto a Barcelona. Creció mucho en el siglo XX con la llegada de inmigrantes atraídos por nuevas oportunidades. De ahí que el símbolo del Hospitalet de Llobregat sea la escultura “L’ Acollidora” (La Acogedora), del artista barcelonés Eduard Arranz-Bravo, que representa la voluntad de recibir a las personas que vinieron de otros lugares. En el centro, está la bella calle del Xipreret y el Museu d’Història de l’Hospitalet, mientras que uno de los principales focos para pasear son las terrazas de la animada rambla de Just Oliveras. Los edificios modernistas del centro tienen su reverso en la plaza Europa y aledaños, donde florecieron las propuestas de arquitectos contemporáneos famosos, como el Hotel Catalonia Fira, de Jean Nouvel; la Porta Nord de la Fira de Barcelona y las Torres Fira, de Toyo Ito; el prisma invertido del Edificio Copisa, de Óscar Tusquets; o también el singular Hotel Hesperia, de Richard Rogers, con su ‘ovni’ posado en la cubierta. Precisamente, ese renovarse o morir que parece llevar las riendas de los nuevos tiempos de la ciudad es la premisa del This&That, espacio gastronómico de Mónica Artero (jefa de sala) y Juan Pablo Carrizo (chef), ideal para después de dar unas brazadas. Por su proximidad a la ciudad condal, la ciudad tiene una amplia oferta de alojamiento. Algunos de prestigio como Hotel Porta Fira o el SB Plaza Europa, entre otros.

 

Volver al mapa. 

Calella

Foto: CalellaBarcelona

2 / 9

Calella

Entre dos gigantes del turismo catalán -la Costa Brava al norte y Barcelona al sur-, Calella es todo un descubrimiento. No podía ser de otro modo tratándose de la capital turística del Maresme, una comarca con una estrecha franja de costa de 38 kilómetros y un interior marcado por pueblos encantadores y parques naturales por donde perderse haciendo senderismo. En Calella, se puede disfrutar de la calma y de la suave arena de tres kilómetros de longitud de playas, con dos playas destacadas como son la Platja Gran y la de Garbí. Si se quiere más tranquilidad, entonces, la playa de las Rocas es el destino ideal para colocar la toalla en la arena. Paralelo a la línea de la costa, corre el paseo de Manel Puigvert, un agradable paseo flanqueado por plataneros. Allí, uno de los planes más populares lo protagoniza el restaurante La Gàbia, sobre todo los fines de semana para hacer el vermú playero. Otro de los planes imprescindibles es llegar hasta el faro, símbolo de Calella y balcón sobre la costa barcelonesa. Otro de los enclaves naturales que no hay que perderse es el Parque Dalmau: con una extensión de 18 hectáreas de bosque mediterráneo que guarda aún el antiguo refugio en el que se refugiaba la población de los bombardeos aéreos durante la Guerra Civil.

Volver al mapa. 

Girona

Foto: iStock

3 / 9

Girona

Cruzando el río y dejando atrás la parte antigua, Girona ofrece su panorámica más emblemática en las casas del río Onyar,  la imagen perfecta para alegrar cualquier Instagram. Para ello hay que usar el puente de Gómez como un perfecto mirador. Tampoco hay que perderse el Call. El barrio judío es un trazado laberíntico de calles estrechas y patios de un gran atractivo visual. Además, desde hace unos pocos años, la ciudad de Girona es uno de los lugares al que los seguidores de Juego de Tronos peregrinan: las escaleras y la fachada de la Catedral de Santa María de Girona se convirtieron en el Gran Septo de Baelor, en Desembarco del Rey, de la serie Juego de Tronos. En la ciudad, la gastronomía es un destino en sí mismo: por supuesto, está el famosísimo Celler de Can Roca; además, hay diferentes restaurantes en los que se trabaja la cocina de autor como el Nu o el Massana, o los populares establecimientos de tapeo de los alrededores de la plaza del Ví.

 
lloret de Mar

Foto: iStock

4 / 9

Lloret de Mar

En el sur de la Costa Brava, Lloret de Mar es uno de los destinos clásicos del turismo familiar y deportivo de Cataluña. Antaño villa marinera, hoy la ciudad está volcada en la industria turística. Lo hace sin olvidar su estrecha relación con el mar, tal como lo demuestra  "La dona Marinera", una escultura que representa el sufrimiento de las mujeres que esperaban la vuelta de sus maridos pescadores. De su tradición marinera también da buena cuenta el Museo del Mar, ubicado en una bella mansión de arquitectura indiana. Precisamente, para experimentar cómo vivieron aquellos indianos que volvieron ricos de las Américas, se puede visitar Casa Font, todo un icono del modernismo de la Costa Brava. A la cara más animada del municipio, se contrapone otra más relajada: en el bello cementerio modernista o los frondosos jardines de Santa Clotilde. Los viajeros más hedonistas no deberían dejar de pasarse por Cala Banys para tomarse un daiquiri. Aunque esto no es La Habana, de aquí salió Constantí Ribalaigua, el mítico señor de los daiquiris del Floridita. En cuanto a alojamiento, no falta en Lloret de Mar. Desde las cinco estrellas del Gran Hotel Monterrey a un buen número de encantadores hoteles de cuatro y tres estrellas.

Sabadell

Foto: iStock

5 / 9

Sabadell

La capital del Vallès Occidental es una ciudad vibrante, con una agenda cultural repleta de presentaciones y actividades. Pionera en la industrialización de Cataluña, el desarrollo de la industria textil es evidente en el paisaje urbano por las chimeneas que se alzan repartidas en la ciudad. La ciudad era conocida como el ‘Manchester de España’, sólo que aquí el modernismo fue la corriente artística escogida por los burgueses para sus casas familiares y los despachos. Precisamente, el Hotel Suïs es uno de los edificios modernistas más emblemáticos de la ciudad, junto a la antigua escuela industrial de artes y oficios. Dentro de la corriente modernista, destaca el edificio original del Museo del Gas, una construcción de 1899 del arquitecto Juli Batllevell i Arús. Otro de los edificios de visita imprescindible es el Mercado Central, un monumental edificio que proyectó el arquitecto Josep Renom a finales de la dictadura de  Miguel Primo de Rivera. Un paseo por su interior es la mejor forma de tomarle el pulso íntimo a la ciudad. Aunque si hay un monumento característico de Sabadell es sin duda la Torre de l’Aigua. Para estirar la piernas tras haber hecho algunas piscinas, lo mejor es pasarse por el Parc Catalunya, todo un pulmón verde. Para reponer fuerzas, Sabadell cuenta con muy buenas opciones gastronómicas: En pleno centro, ocupando una palacete, está el restaurante Duup. Con más de 50 años de tradición y estrella Michelin, está el restaurante Can Feu. Igualmente con una estrella Michelin, está el Nou Canaletes. Algo más informal, no hay que perderse la hamburguesas del Traster.

Tarragona

Foto: iStock

6 / 9

Tarragona

La capital de la Costa Daurada es la ciudad que concentra más ruinas arqueológicas por m2 de España. Y fue por ello que la Unesco la declaró Patrimonio Mundial. Al acceder por el Portal del Roser se descubre con sorpresa que la ciudad que el emperador Augusto convirtió en mito pervive en la actualidad. Para hacerse una idea de la magnífica extensión que alcanzó la antigua Tarraco hay que ir al edificio de la Antigua Audiencia, donde una maqueta muestra cómo era la ciudad romana en su máximo apogeo, en el siglo II d.C. Desde la grada superior del Anfiteatro, todo un símbolo de la ciudad, la Tarraco romana y la Tarragona actual se yuxtaponen como en un collage. Además del anfiteatro, hay que pasear frente a la Catedral de Santa Tecla para imaginar la extensión que ocupó el Gran Foro Provincial –equivalente a dos campos de fútbol–. Para calmar el hambre después del ejercicio en la piscina olímpica, hay una amplia oferta de restaurantes. Para no dejar de lado la arqueología, el estupendo restaurante Arcs, con su comedor entre arcos góticos del XIV.  El arroz cremoso o su magret de pato son como para recordar. Y para hacer una inmersión total en la cocina tarragonina, el Bar Quet Tarragona. Entre las nuevas opciones, destaca el a 3Mans. 

 
Salou

Foto: iStock

7 / 9

Salou

Salou es conocida por el parque de atracciones Port Aventura, pero es mucho más. Esta ciudad en pleno corazón de la Costa Daurada es un destino perfecto de ocio familiar y playero. Son conocidas las playas de Levante, de Poniente y playa Larga, pero la sorpresa la pone cala Penya Tallada y sus acantilados que parecen salir directos de la Costa Brava. No hay que perderse el paseo marítimo Jaume I con sus palmeras y sus mansiones burguesas de principios del S. XX. Destaca la modernista Casa Bonet de Domènec Sugrañes i Gras, discípulo de Gaudí, con su reloj de sol. A la hora de cenar, lo mejor será buscar sitio en el restaurante Los Chicos, un clásico de buena carta junto al mar. Mientras que la sorpresa y la imaginación van de la mano del Deliranto, que cada año reescribe un cuento con metáforas gastronómicas. Algo más clásico, pero igualmente imprescindibles son los arroces del Club Náutico.

Sant Cugat

Foto: iStock

8 / 9

Sant Cugat del Vallés

Sant Cugat del Vallés se encuentra a menos de media hora de Barcelona, pero todavía son muchos los que no la conocen. Y eso que su joya principal es una maravilla de monasterio. Construido sobre una antigua fortificación romana, el Monasterio de Sant Cugat del Vallés se convirtió en uno de los más importantes de Catalunya. Declarado Bien Cultural y de Interés Nacional en 1931, el claustro del monasterio es un escenario maravilloso. Precisamente, esta joya articula todo el centro histórico de Sant Cugat, una amplia zona reservada a los paseantes, en la que aparecen aquí y allí, terracitas. El corazón de la vida cotidiana, está en el Mercat Vell. A pesar de su nombre, está perfectamente renovado y siempre rebosa de actividad. Otro lugar imprescindible para conocer Sant Cugat es la bodega modernista diseñada por Cèsar Martinell. Por otro lado, el Mercantic deparará no pocas sorpresas al visitante. Se trata de un mercadillo de pulgas muy especial con un Food Market. Otra sorpresa inesperada es el único museo del Estado dedicado a la gran Marilyn Monroe.

natación

Foto: Unsplash

9 / 9

natación

natación

Por qué Cataluña es un destino perfecto para practicar natación

PARA MÁS INFORMACIÓN:

Compártelo