La gárgola que mantiene el mundo a flote

El elefante proviene de la simbología hindú.

Gárgola

Foto: iStock

Gárgola

La catedral de Barcelona esconde leyendas en cada rincón, sobretodo entre el centenar de gárgolas que atesora. Como la mayoría de las catedrales góticas, cuenta con numerosos sobresalientes que en un inicio solo servían para desviar el agua, pero que pronto adquirieron un valor decorativo, generalmente inspirado en la mitología cristiana. Sin embargo, el elefante no se encontraba en el imaginario de la Europa de la Edad Media, pero allí está, en el ábside, con una especie de torre en el lomo y con una trompa que, según la leyenda, si se rompiera, el mundo se hundiría. Un hecho que ya ha ocurrido un par de veces y que, sin embargo, la Tierra continúa a flote.

Más ubicaciones exactas.

Artículo relacionado

Viajes

Ruta por la Barcelona más literaria

Compártelo