¡Allá que vamos!

¿A dónde podremos viajar a partir del 21 de junio?

La apertura de las fronteras con el resto de países del espacio Schengen deja un panorama desigual para los viajeros españoles.

Las cifras de nuevos contagiados por Coronavirus han descendido drásticamente en España desde el pico registrado el 20 de marzo, con 10.269 casos. En Europa, el confinamiento y las medidas de seguridad han surgido efecto y poco a poco, los países se recuperan favorablemente. Tanto es así, que la Comisión Europea emitió una petición a todos los estados miembros pidiendo abrir las fronteras dentro del espacio Schengen a partir del lunes 15 de junio. España, por su parte, se retrasará unos días y no será hasta el 21 de junio que abra sus puertas a los ciudadanos procedentes de estos países: Bélgica, Dinamarca, República Checa, Alemania, Estonia, Grecia, Francia, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Hungría, Malta, Países Bajos, Austria, Polonia, Portugal, Eslovenia, Eslovaquia, Finlandia y Suecia, así como Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza.

 

Sin embargo, el hecho de ser uno de los países más afectados por la COVID-19 ha provocado que muchos estados se muestren reticentes a la entrada de españoles, manteniendo el veto o exigiendo medidas de seguridad especiales. La pregunta entonces es: ¿A dónde podremos partir del 21 de junio?

Atenas

Atenas

Países a los que seguiremos sin poder viajar

Tanto los países nórdicos y bálticos están siguiendo una política de proximidad, siendo muy cautos en el momento de abrir sus fronteras. Un ejemplo es Finlandia, que ha decidido seguir el ejemplo de sus vecinos y permitir la movilidad entre los países próximos, a excepción de Suecia, principal punto de contagios en la zona. Por esta razón, los viajeros españoles tendrán que esperar -al menos- hasta finales de junio para poder viajar. Entre los Bálticos, Lituania es la excepción decidiendo abrir sus fronteras al resto de países europeos aunque con condiciones excepcionales. Se permitirá la entrada libre a los países que no excedan los 15 casos por cada 100.000 habitantes, por lo que España no puede acceder, al menos por el momento.

En contraposición a esta estrategia de vecindad, los turistas españoles no podrán visitar los países contiguos, Francia y Portugal. El primero de ellos, aunque ha abierto sus fronteras al resto de países, mantendrá las restricciones con España por reciprocidad y abrirá las fronteras el 21 de junio. Por otro lado, no será hasta el 1 de julio que los españoles puedan visitar el país luso. Esta decisión ha sido tomada por el propio ejecutivo portugués, que mantendrá cerradas las vías aéreas, marítimas y terrestres hasta la fecha en que se abran –también- para los extracomunitarios.

A pesar de estar negociando corredores aéreos seguros, entre los que se encuentra España, Reino Unido es otro de los países a los que por el momento no se podrá acceder. Esta medida se mantendrá hasta el 28 de junio, fecha en la que se revisará la imposición de dos semanas de cuarentena para cualquier persona que viaje al país británico.

Alemania no impone una cuarentena en el territorio para viajar, no obstante, los ciudadanos españoles tienen vetada la entrada. El país teutón ha retirado las restricciones de movilidad para la mayoría de estados que forman parte del espacio Schengen. Probablemente el veto se anule el 21 de junio, fecha en que España se une a los demás países.

Prohibición París

La cuarentena y los test son obligatorios en estos países

Muchos países han decidido acatar la proposición de la Comisión Europea pero son reacios a la entrada libre desde cualquier estado. Es el caso de los Países Bajos, que mantiene sus fronteras abiertas para los ciudadanos españoles, aunque estos deben rellenar un formulario sobre su estado de salud antes de volar y esperar un período de 14 días en un hotel antes de visitar el país. Irlanda es otro de los países que apuesta por la cuarentena una vez aterrizados desde España. Sin embargo, se espera que estas medidas se suavicen a partir del 29 de junio, momento en que entrarán en la fase 3.

Países como Grecia y Austria también aplican medidas restrictivas para los viajeros españoles aunque más leves que los anteriormente citados. En el caso del país heleno, los ciudadanos procedentes de España tienen que someterse a un test de COVID-19 y pasar una noche en un hotel hasta obtener los resultados. En cambio, Austria deja vía libre para la llegada de turistas españoles, siempre y cuando presenten un certificado de salud en alemán o inglés que demuestre que se ha realizado una prueba PCR negativa. En caso de no presentarlo, será necesaria una cuarentena de 14 días en un hotel.

Austria

Resto de países

El resto de países de la Unión Europea y los extracomunitarios pertenecientes a la zona Schengen, no han hecho oficial ninguna aclaración especial sobre el turismo procedente de España, abriendo así el catálogo de lugares a los que viajar. De este modo, queda un reparto desigual entre los países que pueden llegar y los que se pueden visitar.

Artículo relacionado

Mapa COVID

Las fronteras de la covid19

¿Qué países están abriendo sus fronteras al turismo?

Viajar por el interior de España

Por primera vez desde el inicio del estado de alarma, se podrá viajar por toda España sin restricciones. Las competencias sobre la movilidad volverán a formar parte de los respectivos gobiernos autonómicos. Así lo indica el decreto ley publicado en el BOE en el que se determina que los servicios de transporte de carácter público como los autobuses, autocares o trenes retomaran la vuelta a la normalidad ajustándose a los niveles de demanda de cada momento. De hecho, RENFE ya ha anunciado que pondrá a la venta billetes de AVE y Larga Distancia a partir del jueves 18. Lo mismo ocurre con los operadores aéreos, que por otra parte, están obligados a conservar la información de los pasajeros hasta un mínimo de cuatro semanas por si fuese necesario realizar la trazabilidad en caso de rebrote.

Seguir Viajando

Actualidad

Compártelo