Pequeños 'gondolieri'

A Venecia... ¡en familia!

Porque la ciudad de los canales es mucho más que un destino romántico

El estatus de Venecia como ciudad para enamorados es imposible de desterrar. No obstante, su belleza y su singularidad da para mucho más que para unos paseos romanticones y una velada con arias italianas de fondo. Los niños también pueden disfrutar de sus canales, palacios y puentes. Solo hay que saber cómo transformar este parque temático del amor en un patio de juegos para todos. 

1 / 6
iStock-172420069. Los secretos del Palacio Ducal

Foto: iStock

1 / 6

Los secretos del Palacio Ducal

Una visita guiada para descubrir todos los secretos que oculta el Palacio Ducal. A través de empinadas y estrechas escaleras y atravesando itinerarios secretos para conocer las pequeñas celdas y siniestras cárceles que, junto al Cuarto de la Tortura, conseguirán estremecer al más aventurero. Los calabozos también se pueden visitar, atravesando otro de los lugares más conocidos de Venecia: el Puente de los Suspiros.

iStock-514729715. A la caza del león

Foto: iStock

2 / 6

A la caza del león

Aunque el simple hecho de pasear por Venecia es un placer, si los niños tienen una misión, seguro que la experiencia es más divertida. Por ejemplo, animarlos a encontrar por sus calles y monumentos la figura del león alado, el símbolo de Venecia, puede ser una interesante actividad para aprovechar y mostrar a los pequeños los maravillosos edificios de la ciudad.

iStock-1139457629. ¿En góndola? Mejor en lancha

Foto: iStock

3 / 6

¿En góndola? Mejor en lancha

No hay duda de que el típico y tópico paseo en góndola encantará a los chavales, pero si realmente se quiere vivir una emocionante experiencia por el Gran Canal, contratar una excursión en un water taxi es un plan que les entusiasmará. El precio de un viaje en una de estas grandes y lujosas barcas es elevado, pero claro, en góndola también, y este es más divertido.

iStock-186635915. El lugar donde nacen las góndolas

Foto: iStock

4 / 6

El lugar donde nacen las góndolas

Lejos del ajetreo de la Plaza San Marcos y sus alrededores, los pequeños agradecerán pasear por el barrio de Dorsoduro y sus tranquilas calles. Una buena idea es tomarse un spritz (ellos un refresco) frente al canal en el que se encuentran los antiguos astilleros de San Trovaso, uno de los pocos de Venecia que aun siguen en activo. A poca distancia se encuentra la Taverna San Trovaso, un estupendo restaurante ideal para familias.

Artículo relacionado

Principal

Barrios muy Viajes NG

Venecia sin salir de Dorsoduro

iStock-163641264. ¡Murano, Burano, Torcello!

Foto: iStock

5 / 6

¡Murano, Burano, Torcello!

Esta cantinela se escucha en la parada de Fondamente Nove, donde se coge el vaporetto que recorre la laguna para visitar las islas de Murano, Burano y Torcello. Murano es famosa por su cristal y son muy interesantes las visitas en alguna de las fábricas para ver a los artesanos trabajar el soplado del vidrio; Burano es una maravillosa estampa de casitas de colores, pequeños canales y plazas con la ropa tendida. Entre su psicodelia sorprende la Casa Beppi, el hogar de un antiguo vendedor de dulces que transformó la fachada de su casa en una fantasía infantil. Por último, merece la pena visitar Torcello, antiguamente la isla más poblada de la república de Venecia, aunque en la actualidad no viven allí más de 20 personas.

iStock-178084111. Aquí sí hay playa

Foto: iStock

6 / 6

Aquí sí hay playa

El Lido di Jesolo es una gran playa de arena fina y aguas poco profundas a la que se puede llegar en vaporetto desde Venecia. Más al norte se encuentra la playa de Caorle, en un precioso pueblo conocido como la pequeña Venecia y con muchos atractivos para las familias viajeras con sus 18 kilómetros de playa y caminos ideales para procrastinar sobre la bicicleta. 

iStock-1139457629

A Venecia... ¡en familia!

Compártelo