¡Más Matera!

Así es como Matera se ha convertido en una galería de arte contemporáneo

La muestra Matera Alberga ha dejado una huella permanente en la ciudad con piezas de arte escondidas entre sus sassis y rincones.

Llega a ser algo escalofriante plantarse en Matera, a los pies de la iglesia rupestre Santa María de Idris, frente a los Sasso tallados en la piedra y pensar que se está ante una de las ciudades más antiguas del mundo. Sus primeros asentamientos datan del Paleolítico; junto a Damasco y Jericó ha sido el único lugar poblado de forma ininterrumpida desde hace 10.000 años. Y sus sassis, esas 1.500 viviendas milenarias excavadas en la toba volcánica, hogar de cisternas que se abren paso por el interior de la roca y por las que la ciudad es Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco desde 1993, son testigo de ello.

1 / 10
Museo. De ciudad fantasma a Patrimonio de la Humanidad

Foto: iStock

1 / 10

De ciudad fantasma a Patrimonio de la Humanidad

En los años 50 las autoridades italianas obligaron a los vecinos a abandonar los sassis para ocupar viviendas en la ciudad nueva, por la insalubridad que se vivía en ellos, con personas, animales y la malaria conviviendo juntos. Matera no cayó en el olvido y la restauración de su conjunto monumental impulsó su atractivo turístico y devolvió su belleza original a esas calles que trasladan al que las pasea a la prehistoria. Hoy día, las cuevas han pasado a ser hoteles boutique y restaurantes, incluso un Museo de Escultura Contemporánea. Con unas 400 obras en su interior, el MUSMA, es el único dedicado completamente a la escultura contemporánea y único museo-cueva del mundo.

Matera. Visitarla un día es quedarse corto

Foto: Studio Antani / Matera 2019

2 / 10

Visitarla un día es quedarse corto

Escenario de películas como Pasión de Cristo, de Mel Gibson (2004), es una ciudad de paso entre Nápoles y Bari, en la región de Basilicata, donde la gente cae en el error de quedarse poco más de un día. Por si no fuera ya suficiente su incomparable belleza, Matera, que fue Capital de la Cultura Europea 2019, cuenta desde entonces con un atractivo más que, como sus sassis, perdurará en el tiempo: las obras artísticas del festival ‘Matera Alberga Arte accogliente’.

Corte San Pietro. Historia convertida en hotel y viceversa

Foto: Corte San Pietro

3 / 10

Lujo y confort en un sassi

“En Italia se dice que si uno no tiene habitación para pasar la noche, duerme debajo del puente y eso es lo que hago yo: ayudo a la gente a encontrar un sitio donde dormir” defiende Fernando Ponte, quien precisamente da cobijo en su Corte San Pietro (Via Bruno Buozzi). De hecho, su hotel no es en sí un hotel (carece de restaurante y por ello no tiene que estar necesariamente en esa clasificación) si no un hogar temporal, y es precisamente a su hogar a lo que Ponte abre sus puertas.

En la parte baja del corazón de la ciudad, ocupando algunos de los sassis que antiguamente estaban habitados, Corte San Pietro, bajo el sello Matera Collection, se sitúa como un excelente alojamiento para experimentar la ciudad desde lo más profundo con grandes dosis de lujo y confort. Alberga 13 exclusivas habitaciones tras un acondicionamiento que les llevó 12 años y condujo al hallazgo de varias cisternas que pertenecieron a esos antiguos hogares tallados en la cueva.  Con italo-inglés depurado y pausado como buen anfitrión de su casa, Ponte, junto a su esposa Marisa Amoroso, saca la artillería de historias que acompañan al lugar y muestra sus cisternas a quien guste.

Palombaro lungo. 
Recientes descubrimientos

Foto: Shutterstock

4 / 10


Recientes descubrimientos

“Es tal la dificultad de vaciarlas que no todas ellas han sido restauradas una vez descubiertas” cuenta Ponte y es que no fue hace tanto que se empezó a dar con las múltiples excavaciones milenarias que se hicieron en Matera para el almacenamiento de agua. Palombaro Lungo, una cisterna gigante excavada bajo la Piazza Vittorio, a 15 metros de profundidad y con 15.000 m3 de capacidad, no se descubrió hasta 1991.

Cuesta imaginar la inversión que tuvo que hacer la pareja para recuperar las ocho que conservan – “el mayor conjunto de ellas encontrado hasta la fecha”- y que, cumpliendo diferentes finalidades, tienen abiertas al público. De todas las que atesoran solo una fue encontrada con agua y la humedad de sus paredes aún atestigua su presencia en el pasado. En la actualidad las entradas y canales que solían filtrar el agua hasta ellas están bloqueados o en desuso.

Alfredo Pirri. El arte como motor de cambio

Foto: Alfredo Pirri

5 / 10

El arte como motor de cambio

Este valioso hallazgo llevó a  Corte di San Pietro a ser una de las localizaciones elegidas para acoger las distintas obras que artistas traerían a seis hoteles de la ciudad durante el festival ‘Matera Alberga Arte accogliente’, ideado y curado por Francesco Cascino con la colaboración de Cristian Caliandro. Esas instalaciones, al igual que sus Sassis y su historia permanecerán en la posteridad tras el paso del tiempo.

Al acceder a la cavidad, tras dejar atrás las otras siete cisternas, el visitante se encuentra ante una doble obra de arte donde una imponente cisterna centenaria sirve de escondiéndote a ‘Idra. Istituto di ricerca anima’ la intervención de Alfredo Pirri, para quien “en Matera, todo sucede bajo la calzada”. Y por eso el artista quería reflejarlo con un gran espejo que hace de base de la cisterna y que se puede resquebrajar con las pisadas de los visitantes pero que nunca dejará de reflejar en él el cielo de Matera que se cuela por la boca de la cisterna. “Es seguro caminar por él, se rompe a propósito. El artista quería reflejar con él como el tiempo pasa y no vuelve” cuenta Amoroso. Un reflejo del que su autor dice que “guarda un misterio que ahora hierve proyectando el sello que lo mantenía cerrado hacia el infinito”.

Matera. Cuando lo privado abraza lo público

Foto: Matera 2019 / EU Japan Fest

6 / 10

Cuando lo privado abraza lo público

Cuando los artistas llegaron a Matera, conocedores de su Patrimonio Mundial, “se percataron que en realidad los visitantes no podían ver por qué lo era realmente, al ser subterráneo” cuenta Amoroso. Así, esta obra de arte ha servido para hacer ese Patrimonio de la UNESCO que representan las cisternas más accesible al visitante. “Aunque el espacio sea privado, se ha hecho público para el conocimiento de los que visitan y habitan la ciudad” añade Ponte.

Matera. Turismo consciente

Foto: Matera 2019 / EU Japan Fest

7 / 10

Turismo consciente

La obra de Pirri junto a las otras 6 intervenciones de ‘Matera Alberga Arte accogliente’ interpreta los tres valores fundacionales de la ciudad: hospitalidad, convivencia y encuentro y tienen como objetivo acercar a los habitantes a lugares que no eran accesibles antes y ser así un estímulo del cambio. Francisco Cascino, describe el proyecto como “un área conceptual ligada al arte que genera arquitectura y regeneración humana y urbana, sirve para recordarnos quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde podemos ir”. Cristian Caliandro añade que “una de sus bases es reflexionar sobre la ciudad más allá de la postal, que es el riesgo de la turistificación. La cultura es un instrumento perfecto para descubrir no solo lo que Matera es, sino lo que puede llegar a ser”.

Matera. Captura de pantalla 2021-07-28 a las 11.35.56

Foto: Hotel Le Dimore dell'Idris

8 / 10

Metáforas acuáticas

Abierta desde el 18 de enero de 2019 hasta la eternidad, como reza su descripción, ‘La Fonte del tempo’ de Dario Carmentano, instalada en el Hotel Le Dimore dell’Idris, es otra instalación de la muestra. El hotel, un fabuloso alojamiento de lujo con habitaciones ganadas a la roca y sassis, se camufla en ese sedimento calcáreo que ha dado un fin a esta intervención. Las lluvias en Matera no son muy frecuentes, pero la porosidad de sus rocas hacía que el agua se filtrara a ese sistema acuífero que atesoran. Esta fuente, que recoge gota a gota lo que filtran las paredes, parte de la carencia de fuentes en la ciudad por esa permeabilidad y al almacenamiento que se ha hecho del agua a lo largo de su historia.

La obra convive en armonía en un espacio público y de paso con el resto de habitaciones del hotel, dispuestas por la ladera cavernosa en medio de una atmósfera incomparable con vistas a ciudad de los Sassi a las que no le faltan ningún tipo de detalles. Sería un sacrilegio no pasar la noche en una. Y detrás, la Murgia, ese terreno rocoso existente hace 700 mil años donde vivieron los hombres primitivos antes de trasladarse al otro lado y construir los Sassi.

Matera. Mirar al pasado para entender el presente

Foto: iStock

9 / 10

Mirar al pasado para entender el presente

El artista Filippo Riniolo también participó en la muestra. “Para la Locanda San Martino, el hotel que hace muchos años regeneró por primera vez un barrio de los Sassi de Matera, diseñó una obra de instalación dividida en un doble dispositivo, dentro y fuera del hotel, para contar dos momentos fundamentales sufridos y vividos por los Sassi en el pasado, para luego fusionarlos e inducir una reflexión única y útil para comprender y modificar el presente” expone Francesco Cascino.

Llama especialmente la atención la obra de Giuseppe Stampone, realizada en el Hotel del Campo, es la única que está ubicada fuera de los Sassi. Un gran mural con el el artista echa la vista atrás hacia ese periodo convulso y que ensució su historia en el que los habitantes tuvieron que exiliarse a los suburbios los cuales, Cascino señala, “sería apropiado devolverlos al centro del debate mundial sobre la vida, la urbanización y, sobre todo, la humanización”.

Matera. Obras para la reflexión

Foto: iStock

10 / 10

Obras para la reflexión

En la capilla desconsagrada, en el corazón del Hotel Sextantio, se puede experimentar ‘La oreja eterna’ obra de Georgina Starr que lleva a través de un viaje metafísico guiado por una voz femenina. Por último, el siciliano Salvatore Arancio escogió la estratégica ubicación del Hotel Casa Diva para tender un puente simbólico entre la Murgia y los Sassi con una escultura colocada en el balcón que refleja en la Murgia la salida del sol. Volviendo a abrazar el pasado y sus raíces, estas obras miran al futuro contribuyendo a que una ciudad pase de ser vergüenza nacional a una auténtica obra de arte y con ello este festival queda escrito en su biografía para la posteridad.

Matera