Hasta Arredondo... y más allá

Vacaciones en Marte... pasando por Cantabria

Arranca el proyecto de Astroland en el que cualquiera puede experimentar cómo sería la vida en el Planeta Rojo.

El primer ensayo de la vida humana en Marte es una realidad, y está en España. Con motivo del 50 aniversario de la llegada del hombre a la luna, Astroland –la primera agencia interplanetaria española– y Cantabria dan inicio a una misión espacial análoga. En ella se reproducirán las condiciones de vida en Marte desde una de las 292 cuevas de la localidad de Arredondo, a 40 kilómetros de Santander.

Cinco personas de diferentes nacionalidades y disciplinas, entre las que se encuentran un piloto de vuelos de gravedad cero y una astronauta alemana, serán los pioneros en embarcarse en esta aventura turístico-científica en la que vivirán una experiencia extraordinaria.

1 / 5
MARS. Una gruta muy marciana

Foto: Astroland

1 / 5

Una gruta muy marciana

Temperaturas de -63 grados centígrados, vientos de 150 kilómetros por hora y una elevada radiación estelar... sin duda, el ambiente de Marte es hostil y, aunque las condiciones de la misión en La Tierra no serán tan extremas, al interior de la gruta, bautizada como Ares Station se logrará el efecto. Situada en un paraje idílico de las montañas cántabras, en esta cueva de 50 metros de altura y 1,2 kilómetros de largo, los astrolanders encontrarán todo lo necesario para una aventura épica: trajes de astronauta, laboratorios para el cultivo de plantas en condiciones extremas, robots exploradores, comida liofilizada, impresoras 3D...

todos. Bienevenidos terrícolas

Foto: Astroland

2 / 5

Bienvenidos terrícolas

Tres días y tres noches aislados del contacto humano, actuando como astronautas y viviendo la experiencia de sus vidas. Los cinco primeros astrolanders han recibido una rigurosa preparación, tanto física como psicológica y en materias como coaching, liderazgo, escalada y espeleología, emergencias o cultivos hidropónicos. Además, cuentan con un exclusivo espacio online en el que pueden interactuar con expertos en materias asociadas a la misión, en la que, por cierto, cada uno tendrá un rol específico y deberá cumplir una serie de retos y tareas durante los días que permanezcan dentro de Ares Station. No es turismo contemplativo. 

DSC08771. Escafandras para todos

Foto: Astroland

3 / 5

Escafandras para todos

La diferencia entre esta y otras misiones análogas espaciales es, principalmente, que está abierta a cualquier persona, tenga o no, relación o experiencia con temas de investigación espacial. Eso sí, el proceso de selección es riguroso y el primer paso es tener 10.000 euros disponibles. La promesa es tener la exclusiva sensación de ser uno de los primeros en comenzar a cambiar el futuro en compañía de otros nueve aspirantes de todos los rincones del mundo. La experiencia completa tiene una duración de 30 días: tres semanas de aprendizaje en remoto, tres días de formación en la estación central en Santander y tres días dentro de la cueva.

biologos. Tecnología punta

Foto: Astroland

4 / 5

Tecnología punta

Aparte de la experiencia turística y emocional que vivirán los astrolanders, esta misión tiene también un componente científico que, aunque mínimo, pretende testar las nuevas tecnologías y entrenar las habilidades necesarias para instalar una colonia humana permanente en Marte. A su vez, los participantes estarán monitorizados las 24 horas del día desde el parque tecnológico de Santander, así que no cunda el pánico, porque si algo sale mal dentro de la cueva, hay un botón que activa a un equipo de experimentados espeleólogos que llegarán al interior de Ares Station en cuestión de minutos. Aquí todo está pensado y estudiado.

Masrs1. Próxima parada ¿marte?

Foto: Astroland

5 / 5

Próxima parada ¿marte?

“Nuestro planeta vive un frágil equilibrio. Figuras como Stephen Hawking ya han alertado de la necesidad de que la humanidad tenga un “plan b”. Marte es el objetivo. Este escenario es una nueva y emocionante oportunidad para todos”, afirma David Ceballos, CEO de Astroland. Es 2035 el año en el que los expertos calculan que el ser humano podría habitar el planeta rojo, y es en 2019 cuando España ha empezado a experimentar lo que podría ser la vida allí. De esta aventura se espera poder sacar conocimientos para implantar un nuevo mundo en otro planeta; la vida humana en Marte parece empezar en Cantabria.

MARS10b (1)

Vacaciones en Marte... pasando por Cantabria

Compártelo