'Dones de Pes'

El barrio de Gràcia (Barcelona) siguiendo la huella de sus mujeres históricas

Una ruta busca redescubrir sus calles recordando a las mujeres que con fuerte compromiso social y feminista vivieron en ellas.

Conocido por su fuerte arraigo popular el distrito de Gràcia también destaca por su tradición artística, un tejido que desde sus inicios fue impulsado por mujeres de diversas disciplinas.

 

A través de un itinerario, el colectivo Creadores de Gràcia del Projecte Minerva (Mujeres Creadoras de Gracia del Proyecto Minerva) busca recuperar la historia de todas ellas: médicas, trabajadoras textiles, pedagogas, ilustradoras, pintoras, escritoras, bibliotecarias y músicas que desde inicios del siglo XIX se han dedicado a avivar la tradición cultural y reivindicativa del distrito.

 

La ruta se inspira en el libro creado por el mismo colectivo y editado por el Ayuntamiento de Barcelona. ‘Dones de Pes. 18 vides de Gràcia. 1835 – 2015’ (Mujeres de Peso. 18 vidas de Gracia. 1835 – 2015), en el que se descubre la biografía de dieciocho mujeres vinculadas con el distrito entre los años 1835 y 2015. Una franja temporal que, según Josefina Altés, Cofundadora de Creadores de Gràcia del Projecte Minerva y coautora del libro, no fue algo intencionado. "Tuvo más importancia aquello que hicieron que cuando lo hicieron", explica a Viajes National Geographic. 

 

El nombre elegido tanto para el libro como la ruta –‘Dones de Pes’ (Mujeres de Peso)– quiere poner en valor a «mujeres importantes, que tienen un peso dentro de la sociedad, que lo tuvieron o lo tendrían que tener recibiendo la categoría de lo que hicieron», sigue Altés.

iStock-869486046

Foto: iStock

iStock-869486046

Una fábrica como epicentro

La caminata arranca en el Camp del Grassot y Gràcia Nova, un barrio de origen rural ubicado en el extremo del antiguo municipio de Gràcia. La fachada del Centro Cívico La Sedeta da la bienvenida recordando a Isabel Vicente (1917 – 2000), que con catorce años de edad empezó a trabajar en esta antigua fábrica textil al trasladarse a Barcelona desde Albacete. Edificada en 1900 cuando la Sociedad Pujol y Casacuberta amplió sus instalaciones textiles del barrio del Poblenou, La Sedeta se posicionó como un exponente en el trabajo de la seda en el distrito. Al cerrar definitivamente en los setenta, fue destinada a equipamientos sociales gracias a la labor reivindicativa de los vecinos del barrio.

Isabel Vicente estuvo vinculada a ella en distintas etapas de su vida, siendo trabajadora durante la Guerra Civil cuando el espacio dedicó su producción a los tejidos militares; o involucrándose en la huelga de tranvías de 1951, en la que La Sedeta tuvo un rol importante. Además, formó parte del grupo de jóvenes que alzaron barricadas cuando el 26 de enero de 1939 entraron las tropas franquistas en la ciudad; y también formó parte de la asociación Les Dones del 36 (Las Mujeres del 36), creada por mujeres republicanas que vivieron la guerra en el frente o la retaguardia.

Su ímpetu recibe un homenaje muy cerca de la antigua fábrica, en el paseo que conecta la calle Bailén con la plaza John Lennon y que desde abril de 2018 fue inaugurado con su nombre. Una calle que en la ruta se descubre con la misma frase que Rosa Bofill la describe en el libro:

muy pequeña para una mujer con tanta grandeza

Entrando en la Vila de Gràcia –el núcleo antiguo del barrio, un territorio antiguamente poblado con masías aisladas que se independizó de Barcelona en 1850 y se unificó de nuevo a ella en 1897–, se accede a la calle Milà i Fontanals. Allí vivió la escritora y dibujante Francisca Rius i Sanuy (1891 – 1967), cuya obra fue descubierta por sus nietos al vaciar su hogar después de su muerte. En este barrio Rius i Sanuy escribió Diari íntim (Diario íntimo), un diario que dirigió a su hijo en el frente durante diecisiete meses de la guerra civil. En sus líneas registró los bombardeos, las filas para conseguir comida y otras vicisitudes familiares. Rius i Sanuy, que estudió en la Escuela Llotja, algo inhabitual para una mujer de la época, también generó múltiples ilustraciones modernistas con motivos florales y animales.

Centre Civic La Sedeta
Fábrica La Sedeta en el año 1944. Crédito: hermanas Soms Aparicio (imagen cedida por el Centro Cívico La Sedeta).

Música y lucha obrera

La ruta sigue por la calle Bonavista, lugar en el que vivió Teresa Claramunt (1862 – 1931), dedicada a la lucha feminista obrera. Uno de sus varios hitos fue la fundación de la Sociedad Autónoma de Mujeres de Barcelona, que promovió una escuela nocturna de educación laica y gratuita con materias artísticas.

Otro de los puntos de esta etapa es la Escuela Patronat Domènech de la calle Sant Pere Màrtir. Fundada en 1901, sobresalió por su propuesta educativa y belleza arquitectónica –instalándose en una finca de principios del siglo XIX, ornamentada con elementos historicistas–.

Aunque el actual centro educativo no conserva su edificio original, acercarse a él permite imaginar el trayecto que las hermanas Balcells realizaban cada mañana para acudir a la escuela desde su casa de la calle Verdi –muy cerca del actual Cine Verdi–, un hogar que los domingos solía convertirse en una sala de conciertos. Ser hijas de Joan Balcells, fundador de la sociedad de música coral Orfeó Gracienc, de larga tradición en Gràcia, empujó a las dos hermanas a despuntar en el ámbito musical. «Las dos aprendieron a escuchar y entender la música casi al mismo tiempo que aprendieron a caminar y hablar», explica Altés, autora de sus biografías.

María Teresa (1912 – 1999) prosperó como pedagoga musical y pianista acompañante, mientras que Rosa (1914 – 1997) se abocó al arpa, consiguiendo una beca en la École Normale de Musique de París gracias al célebre violonchelista Pau Casals. Más tarde fundó la Asociación Catalana de Arpistas. A su muerte, un sepelio la despidió en la parroquia San Juan Bautista de Gràcia de la plaza Virreina, con un grupo de arpistas homenajeándola desde el altar.

Casa Fuster

Jardinets de Gràcia, con el emblemático hotel Casa Fuster.

Foto: Getty Images

La ruta concluye en los llamados Jardinets de Gràcia, un paseo que conecta el Paseo de Gracia con la calle Gran de Gracia y que fue creado en 1929 en el marco de la Exposición Internacional de Barcelona. En él resaltan varias obras de arte dedicadas a personalidades de las letras catalanas, además del emblemático Hotel Casa Fuster que es parte de la Ruta del Modernismo de la ciudad.

Desde aquí se escucha la historia de Dolors Lleonart i Casanovas (1866 – 1936), que decidió estudiar en un momento en que los ámbitos universitarios eran espacios hostiles y limitados para la mujer. Siendo una de las primeras médicas en licenciarse en el país, ubicó su despacho en el número 127 del Paseo de Gracia, frente al área verde de los Jardinets. Un logro que un vial de nueva creación –entre las calles Gomis y Esteve Terrades, en la parte alta del distrito–, homenajea luciendo su nombre.

El contexto del distrito

La ruta Dones de Pes también incluye espacios históricos que no están directamente relacionados con las mujeres del libro, como es la chimenea de la actual plaza del Poble Romaní. Esta supone el único vestigio del Vapor Nou (Vapor Nuevo), una fábrica textil de Francesc Puigmartí que llegó a incorporar veinticinco telares mecánicos y ochocientos trabajadores.

Otros elementos destacados son las capillitas de San Roque ubicadas en las esquinas de la calle Fraternitat con la calle Tordera y calle Llibertat, que reciben ofrendas florales cada 16 de agosto durante las fiestas del barrio; así como la que se encuentra en la calle Mateu, recuperada recientemente.

Dones

Francisca Rius i Sanuy en el año 1920. 

Crédito: Archivo familiar de Rius i Sanuy.

Las mujeres de la parte alta del distrito

El colectivo Creadores de Gràcia del Projecte Minerva está preparando un segundo recorrido para visibilizar el resto de protagonistas del libro. Para ello, se recorrerán tres ejes principales de la parte alta del distrito: el puente de Vallcarca, un viaducto de hormigón armado que une las colinas de El Coll y el Putxet y cuya construcción supuso la apertura de este antiguo núcleo de veraneo a la ciudad; la avenida República Argentina, que alberga edificios de principios del siglo XX; y la Biblioteca Jaume Fuster de la plaza Lesseps.

Acciones múltiples

La labor de Creadores de Gràcia incluye otras actividades como la ruta La Gràcia artesana, en la que es posible visitar los talleres de las artistas del colectivo, descubriendo telares recuperados de los años sesenta o bisutería creada a base de madera obtenida del carpintero del barrio.

Otras actividades se organizan alrededor de exposiciones o intervenciones colectivas, como fue la instalación plástica y pictórica realizada sobre las persianas de las paradas del mercado de la Abaceria en motivo de la Semana de la Mujer.