Ta-ta-ta-cháaaan

Beethoven vuelve a triunfar en Viena

La conmemoración del 250 cumpleaños del compositor inspira a una ciudad que aún suspira por Ludwig.

Con motivo del 250 aniversario del nacimiento de Ludwig van Beethoven, Viena, la ciudad donde vivió y compuso durante más de 35 años, se vuelca en un homenaje al músico considerado el máximo exponente del clasicismo vienés. La web lanzada para la ocasión por Turismo de Viena, Music2020, reúne un sinfín de actividades, eventos y lugares relacionados con Beethoven. Su música será protagonista destacada con una amplia programación de conciertos de sus sinfonías, música de cámara y la única ópera que creó, Fidelio, que paralelamente se acompañarán de exposiciones, conferencias y paseos guiados por lugares destacados de la vida del compositor.
 
 
 
1 / 6
iStock-636458296. De hijo adoptivo a hijo pródigo

Foto: iStock

1 / 6

De hijo adoptivo a hijo pródigo

Beethoven (Bonn, 1770-Viena, 1827) llegó a la ciudad con 22 años como aprendiz de Haydn. En la capital de Austria encontró el entorno creativo y la inspiración que buscaba para escribir sus obras. Durante más de 35 años, Viena fue para él su lugar de residencia y de creación. Allí vivió del mecenazgo de varios benefactores de la alta nobleza, como los príncipes Lobkowitx y Kinsky y el archiduque Rodolfo de Habsburgo. Al poco de cumplir los 30 años, la progresiva pérdida de oído empezó a atormentar al músico que, sin embargo, siguió componiendo obras magistrales. Su Novena Sinfonía la compuso ya totalmente sordo. Cuando murió a los 56 años fue enterrado con toda la pompa en el cementerio de la ciudad.

iStock-526544978. Ta-ta-ta-cháaaaaaan

Foto: iStock

2 / 6

Ta-ta-ta-cháaaaaaan

Los focos principales de este «año-homenaje» serán las mejores salas de conciertos de la capital austriaca.

En la Vienna State Opera, la única ópera de Beethoven, Fidelio, figura en su programación casi cada temporada. Del 1 al 14 de febrero (5 espectáculos en total), se puede ver la versión original de Fidelio. Y a partir del 22 de abril hasta el 2 de mayo, se interpretará la tercera versión estrenada en 1814. La comparación entre ambas promete ser interesante. Además, la Sala Gustav Mahler dedica hasta junio un ciclo completo sobre Beethoven.

En el Theater an der Wien, para el que Beethoven trabajó durante algún tiempo y donde incluso llegó a residir, se interpretaron por primera vez varias de sus obras. El teatro se convierte también en 2020 en otro escenario privilegiado para recordar al músico. Una de las muchas representaciones que tendrán lugar es la puesta en escena de Fidelio o el amor conyugal, a cargo del ganador de dos Óscar, Christoph Waltz (16-27/03/2020). De esta forma, la obra de Beethoven regresa al lugar en el que se dio a conocer a su público en su primera versión de 1805 (la segunda versión se estrenó al año siguiente y hubo una tercera en 1814 representada en la Ópera Imperial del Kärntnertortheater).

El Musikverein, la emblemática sala vienesa que este año celebra su 150 aniversario, fue otro lugar de trabajo para el músico. En su extenso programa interpretado por la Orquesta Filarmónica de Viena incluye este año el ciclo «Beethoven Today», centrado en su música de cámara.

En el Museo del Teatro se puede visitar la Sala Heroica en la que Beethoven dirigió el estreno privado de su Sinfonía nº 3 (Heroica) para uno de sus mecenas, el príncipe Franz Joseph Maximilian Lobkowitz.

Y en la Wiener Konzerthaus, la Orquesta Sinfónica de Viena también rendirá su homenaje a Beethoven con una amplia programación monográfica.

csm Startbild Standorte Beethoven Museum c21afa6741. Cajas de música

Foto: Museos de Viena

3 / 6

Cajas de música

Beethoven se mudó hasta 60 veces en Viena. Algunas de sus residencias se pueden visitar hoy convertidas en museos, cafés y restaurantes. Frente al Theater an der Wien, se sitúa el Hotel Beethoven, donde el espíritu del músico prevalece con un programa de eventos musicales.

En Heiligenstadt, una idílica zona situada entonces a las afueras de Viena, con callejuelas estrechas y adoquinadas, Beethoven encontró la tranquilidad y la inspiración que buscaba, especialmente para aliviar sus afecciones. Su casa en la calle Probusgasse 6 es la sede actual del fascinante Museo Beethoven, donde compuso su Sinfonía nº 2, piezas de piano y sonatas para violín.

Otras de sus residencias fue el Theater an der Wien donde había sido contratado en 1801, con un sueldo fijo y un piso en el ala superior del edificio. Gracias a la descripción del maestro de capilla Ignaz von Seyfred hoy podemos saber en qué ambiente vivía y componía Beethoven: «En su hogar reina un verdadero caos digno de admiración… libros y partituras por todas partes… los restos de un frio tentempié por aquí, botellas precintadas o medio vacías por allá, sobre el atril un breve esbozo de una pieza musical… junto a las ventanas una buena rueda de queso Stracchino, a su lado una gran cantidad de restos de un auténtico salami de Verona...».

Viñedos. De vinos con Ludwig

Foto: iStock

4 / 6

De vinos con Ludwig

La ruta que sigue los pasos de Beethoven en Viena también tiene etapas en la Beethoven Pasqualatihaus, la mansión de otro de sus mecenas, Johann Baptist Freiherr, en la que residió de forma intermitente a lo largo de ocho años. Los Viñedos Mayer am Pfarrplatz, donde hoy hay un tradicional heuriger o taberna vienesa, tienen un patio cubierto con cepas y sirve platos típicos. Otro enclave es el Restaurante Ludwig van, instalado en la que fue otra de sus residencias, que ha sido galardonado por sus interpretaciones modernas de la gastronomía austriaca.

image gallery. Exposiciones para los sentidos

Foto: Casa de la Música de Viena

5 / 6

Exposiciones para los sentidos

El Museo de Historia del Arte vienés se suma a conmemorar los 250 años del nacimiento de este gran músico con la exposición Beethoven emociona que reúne pinturas de Caspar David Friedrich, esbozos de William Turner, dibujos de Francisco de Goya y esculturas de Auguste Rodin, entre obras de otros artistas, y un montaje de videoarte que crea un puente hasta el presente. Hasta el 5 de julio.

En la Casa de la Música de Viena siempre hay un espacio reservado para Beethoven en su Sala de los Grandes Maestros. Este año además cuenta con la propuesta «Inside Beethoven» (hasta el 10 de agosto), una experiencia interactiva y acústica en la que la persona puede intentar ser un director de orquesta de sus composiciones. También se muestra un mapa a escala de la ciudad donde se indican los lugares de Viena a los que se mudó el músico.

La Biblioteca Nacional de Austria exhibe Mundo de los mortales y destellos divinos, una exposición centrada en las muchas facetas de la personalidad de Beethoven y en la genialidad de su repertorio.

El Museo de Instrumentos Históricos dedica su imponente Sala de Mármol a la era artística de Beethoven.

1520px-thumbnail. El homenaje de Klimt

Foto: Wikimedia Commons

6 / 6

El homenaje de Klimt

Y para completar la visita, siempre se puede acudir al Pabellón de la Secesión, nombre del estilo artístico modernista que imperó en Viena desde finales del siglo XIX a inicios del XX. En él se puede contemplar el Friso de Beethoven que le dedicó Gustav Klimt en 1902, un mural de 2,34 m de tamaño que realizó como homenaje a su Sinfonía nº 9. En 2020, a partir del 13 de febrero, la visita se podrá acompañar de música escuchando con auriculares el 4º Movimiento de la Sinfonía nº 9, interpretado por la Sinfónica de Viena.

Beethoven

Beethoven vuelve a triunfar en Viena

Compártelo