Ni falta que hace

Borneo sin pisar Indonesia

El norte de esta isla es un destino ideal para disfrutar de ciudades, selvas y paisajes.

Excursiones, safaris, caminatas nocturnas, amaneceres y mucha fauna. Así es una visita a Borneo, uno de los destinos más diversos y ricos en vida silvestre del mundo y hogar de una increíble biodiversidad. La zona nordeste de la isla, el Borneo de Malasia, se puede explorar por agua y por tierra, tanto de día como de noche, en rutas y safaris que sorprenden con elefantes pigmeo, orangutanes y leopardos.

 

1 / 6
Sandakan

Foto: iStock

1 / 6

Sandakan

Conocida como la pequeña Hong Kong, Sandakan es de esas ciudades por las que muchos pasan, pero pocos se quedan a explorarla. Para la mayoría es una localidad en la que hacer escala o una parada para visitar los alrededores. Pero si uno se detiene aquí, los pescadores locales le dan la bienvenida en Kampung Buli Sim Sim, un pueblo construido sobre altos zancos accesible a través de un sendero de madera. Asimismo, el corazón de la ciudad sorprende con un mercado en el que encontrar comida, souvenirs, electrónica o ropa. 

Sepilok

Foto: iStock

2 / 6

Sepilok

Los orangutanes son los protagonistas de la reserva forestal de Kabili-Sepolik. De hecho, es un centro de rehabilitación para esta especie, donde uno puede observar, aprender e incluso conversar con los científicos que trabajan en el centro. En los alrededores se puede comer en un puesto local, para después emprender una caminata de casi dos horas por el Rainforest Discovery Centre. Justo cuando cae el sol, es el mejor momento para observar la vida silvestre en las copas de los árboles.

Kinabatangan

Foto: iStock

3 / 6

Kinabatangan

La flora y la fauna son el mayor atractivo de Boreno. Para adentrarse en ellas, el Centro de Conservación del Oso malayo divulga información sobre esta especie, considerada en peligro de extinción. Pero si hay un lugar en el que encontrar vida salvaje, este es el río Kinabatangan, hogar de una de las mayores concentraciones de biodiversidad de Borneo. Si uno se embarca en un crucero por este río, puede tener la suerte de avistar orangutanes, elefantes pigmeos y monos narigudos. Y, si se quiere todavía más, la noche también es una oportunidad para observar animales nocturnos como loris lentos o civetas.

Tabin

Foto: iStock

4 / 6

Tabin

La Reserva de Vida Silvestre de Tabin también es todo un acierto para conocer la biodiversidad de esta isla. Allí se esconden nueve especies de primates, tres especies de gato, unas 220 especies de aves, el elefante pigmeo y el banteng. Además, si se opta por hacer un safari, la experiencia es todavía más enriquecedora, puesto que se pueden observar gatos leopardos, marmolados y ardillas voladoras. A primera hora de la mañana, las excursiones por el volcán de lodo permiten observar más especies, mientras que también brinda la oportunidad de tener una de las mejores vistas del bosque circundante desde la torre de observación. Allí, también se divulga información sobre el rinoceronte de Sumatra.

 

Danum

Foto: iStock

5 / 6

Danum

Con una selva tropical primaria prácticamente intacta, el río Danum sorprende por su increíble variedad de flora y fauna. Los senderos naturales que se dibujan, permiten el avistamiento del elefante pigmeo, la pantera nebulosa, el gibón gris y el langur marrón, y uno de ellos lleva a una cascada. Además, este es el lugar ideal para los amantes de las aves, ya que por sus alrederdores vuelan unas 275 especies. También por la noche se puede disfrutar del bosque y de la vida salvaje que habita en él.
 

Kota Kinabalu

Foto: iStock

6 / 6

Kota Kinabalu

Y, del mismo modo que se empieza, la ruta termina en una ciudad. Kota Kinabalu es una localidad costera rodeada de bosques tropicales que la convierten en un punto estratégico para partir a ver la Borneo más salvaje. De hecho, es la puerta de acceso al Parque Nacional Kinabalu. También es famosas por sus mercados, playas y por la mezquita de la ciudad, ubicada delante del mar. 

 

Sepilok

Borneo sin pisar Indonesia

Seguir Viajando

Sudeste asiático

Compártelo