Londres

Carnaval de Notting Hill

Las plumas, las lentejuelas, la gastronomía y los ritmos caribeños se adueñan de las calles de este popular barrio el último fin de semana de agosto.

1 / 2

thenottinghillcarnival.com

1 / 2

Carnaval de Notting Hill

Desde 1964, cada mes de agosto, las calles de Notting Hill se llenan de música caribeña y disfraces. Son tres días de diversión y fiesta que culminan con un gran desfile de carrozas.

thenottinghillcarnival.com

2 / 2

Aires caribeños

El origen de la fiesta se remonta al siglo XIX cuando en la antigua colonia británica de Trinidad y Tobago se abolió la esclavitud. Los esclavos liberados lo festejaron con música, bailes y disfraces con los que parodiaban las costumbres de los europeos.

banner img

El último fin de semana de agosto Londres celebra, en uno de sus barrios más diversos y cosmopolitas, un colorista carnaval. El sonido de los tambores, el olor de alitas de pollo recién hechas, la música y el color llenan las calles de Notting Hill en uno de los eventos más curiosos y esperados en Gran Bretaña. La fiesta comienza el sábado con la competición de grupos de percusión; el domingo tiene lugar el carnaval infantil y el concurso de disfraces; y el lunes es el día del gran desfile de carrozas y la celebración se prolonga hasta la madrugada con un buen número de festejos.

A todo ritmo

Durante tres días las calles del norte de Londres se convierten en un pequeño Caribe que vibra al ritmo del Calipso y la Soca, la música es una de las esencias de este carnaval que viene celebrándose desde 1964. Nació como expresión de la numerosa comunidad afro-caribeña del barrio y fue una forma de contrarrestar la tensión que se generó entre los inmigrantes recién llegados y la comunidad originaria de Notting Hill.

Recuerdo de la esclavitud

La fiesta que se vive a todo ritmo ofrece, además de plumas y lentejuelas, una muestra de la gastronomía de lugares como Trinidad. De hecho, el origen de este carnaval procede de esta isla, antigua colonia británica, y de las fiestas que a finales del siglo XIX proliferaron para celebrar la abolición de la esclavitud, unas fiestas en las que se parodiaban las costumbres de los europeos y su indumentaria.

Hoy el carnaval de Notting Hill es una referencia en el calendario de la capital británica y atrae a muchísimos visitantes que sienten curiosidad por ver cómo los aires cálidos y sensuales del Caribe se adueñan de las calles londinenses.

 

 

Compártelo