El mundo del mañana

Chengdu Future City: el distrito más verde y futurista de China

La sostenibilidad y la tecnología serán los pilares centrales de este proyecto gestado como una ampliación de la ciudad de Chengdu, y que empezará a construirse a finales de 2021.

Las ciudades del futuro serán verdes, sostenibles y, sobre todo, contarán con grandes dosis de tecnología. La última en sumarse a la lista de las urbes del mañana es Chengdu Future City, una ampliación de la capital de la provincia de Sichuan, situada en el sudeste de China y comenzará a construirse a finales de 2021. Detrás están dos de los estudios de arquitectura y urbanismo más prestigiosos del planeta:  el estudio alemán GMP y el holandés OMA. Estos son sus planes. 

1 / 4
Belleza pastoral

Foto: OMA

1 / 4

Belleza pastoral

Parafraseando a los arquitectos responsables de su diseño, Chengdu combinará la industria y la tecnología con la belleza pastoral del campo. Situado en una pequeña zona rural cercana al Aeropuerto Internacional de Tianfu, la ciudad se levanta como un valle a lo largo de casi cinco kilómetros cuadrados. Casi en su totalidad, los edificios estarán coronados por terrazas ajardinadas que recuerdan a campos de arrozales y, a su alrededor se construirán grandes parques e infraestructuras destinadas a promover el uso de transportes públicos y ecológicos.

Ciencia y tecnología

Atchain

2 / 4

Ciencia y tecnología

Bautizada como la ciudad de la ciencia y la tecnología del futuro, Chengdu albergará varias universidades, laboratorios y oficinas nuevas que actuarán como reclamo para sectores innovadores y de investigación. Entre sus edificios destaca el Parque Educativo Internacional, hogar de varias instalaciones científicas.

Una ciudad con alma

Atchain

3 / 4

Una ciudad con alma

Según el arquitecto Chris van Duijn, socio del estudio holandés OMA, “a menudo en China, la estrategia se basa en la cantidad y sus planes inmobiliarios suelen ser muy similares creando prácticamente copias". Con este proyecto, ambos estudios tratan de crear una urbe diferente, con esencia propia y para ello, el diseño es completamente distinto al de otros proyectos análogos, no solo gracias a sus edificios sino gracias al resto de infraestructuras que acompañan como la futura plataforma de observación giratoria llamada Eye of the Future.

 

Un futuro plagado de Chengdus

Foto: OMA

4 / 4

Un futuro plagado de Chengdus

Chengdu no es ni la primera ni será la última ciudad de este tipo que construya el gigante asiático. En 2017, el presidente chino Xi Jinping ya anunció la creación de Xiong’an, un área de 38 kilómetros cuadrados al suroeste de Beijing. Al igual que Chengdu, la ciudad lleva como estandarte el desarrollo económico, tecnológico y sostenible. Prueba de ello es su ubicación, justo al lado del lago de agua dulce más grande del norte de China.

Otro ejemplo se encuentra en la provincia de Shenzen. Allí, una de los operadores de Internet más importantes del país encargó al estudio estadounidense NBBJ la construcción de Net City, una metrópolis de algo más de dos kilómetros cuadrados (equivalente a las dimensiones de Manhattan) que destaca por su desarrollo sostenible. Y es que cuenta con una vasta red de paneles solares que generan su propia energía y sistemas de reutilización de agua.

Belleza pastoral

Seguir Viajando

China

Actualidad

Compártelo