Los más verdes

Cinco destinos españoles entre los más sostenibles del mundo en 2021

Estos destinos de Cantabria, Cataluña y las Islas Baleares trabajan para impulsar la economía local y preservar el entorno.

Desde que en 2014 empezaron a celebrarse los premios Sustainable Top 100 de Green Destinations, España ha estado presente con varios destinos que despuntan gracias a sus prácticas sostenibles. Este año no iba a ser diferente. Tras evaluar todas candidaturas presentadas en busca de historias que apuesten por un desarrollo turístico respetuoso con el medioambiente y la población local, en el listado de los 100 finalistas se han colado el Berguedà, la Reserva de la Biosfera de Menorca, las Terres de l'Ebre, Noja y Torroella de Montgrí. Los premios destacan los esfuerzos que realiza cada territorio para ser más sostenible, desde la protección del entorno y la transición energética hasta el impacto del turismo sobre la economía local. En España, estos son los destinos finalistas del concurso anual Sustainable Top 100:

1 / 5
El Berguedà, Cataluña

Foto: iStock

1 / 5

El Berguedà (Cataluña)

Hace 3 años que esta comarca del norte de la provincia de Barcelona forma parte de los finalistas de Sustainable Top 100. La protección del medio, la transición energética o el impacto del turismo sobre la economía local son algunos de los ejemplos que le han llevado a ser ejemplo en términos de sostenibilidad. Ubicado en el Prepirineo y cerca de los Parques Naturales de Cadí Moixeró y del Alto Pirineo, su emplazamiento le convierte en un destino que atrae, sobretodo, a visitantes que apuestan por el turismo rural, el senderismo y las actividades de aventura. Cuenta con una red de 2000 km de vías públicas que permiten caminar entre todos los municipios del Berguedà. La comarca se focaliza en un trabajo conjunto con las empresas locales para implementar buenas prácticas enfocadas a minimizar el gasto de energía y agua, así como a preservar el entorno, con lo que también consigue incentivar la economía local.

Menorca, Islas Baleares (Clima y medioamiente)

Foto: iStock

2 / 5

Menorca (Islas Baleares)

Declarada Reserva de la Biosfera hace 25 años, Menorca se ha convertido en un destino ejemplar en términos de sostenibilidad. A pesar de que desde los años 60 haya sido un destino deseado para veranear, la isla balear ha sabido mantener gran parte de su territorio intacto, así como suss tradiciones y profesiones, muy arraigadas al entorno. Proteger el mar Mediterráneo es una de sus principales prioridades. De hecho, ofrece una gran variedad de oportunidades para disfrutarla de una manera sostenible y, en los últimos años, se ha puesto las pilas para abandonar los combustibles fósiles antes del 2030. Visitar Menorca significa recorrer senderos del siglo XIV, bucear por el área protegida más grande de Europa y mirar las estrellas en un cielo que pertenece a la reserva Starlight. 

Delta de l'Ebre. Terres de l'Ebre (Cataluña), clima y medioambiente

Foto: iStock

3 / 5

Terres de l'Ebre (Cataluña)

Esta región entró en la lista de Sustainable Top 100 por primera vez en 2016, pero tres años antes ya se había ganado el reconocimiento de la UNESCO como Reserva Natural de la Biosfera. Certificación que se debe al alto valor ecológico del Delta del Ebro, que desde hace años y especialmente tras el temporal Gloria es cada vez más vulnerable. También al respeto que las comunidades locales han mostrado hacia los recursos naturales y a una iniciativa de la Agencia Energética que trabaja activamente para reducir los combustibles fósiles y las emisiones de CO2. Sus otros tesoros naturales son el Massís dels Ports, las Serras de Pàndols-Cavalls y las islas que se ubican a lo largo del curso del río Ebro, emplazamientos que conforman un paisaje de lo más diverso.

Noja (Cantabria),

Foto: iStock

4 / 5

Noja (Cantabria)

Con un 75% del territorio protegido, esta localidad cántabra ubicada entre la ría de Quejo y la punta del Brusco se extiende a lo largo de la playa de Tregandín y la playa de Ris, que cuentan con la Bandera Azul. Sus humedales, pertenecientes al Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, disponen de un alto valor ecológico y es lugar de paso de miles de aves, mientras que las altas cumbres de la cordillera Cantábrica conforman un mosaico de paisajes de gran belleza donde avistar pájaros y practicar deportes al aire libre como senderismo o ciclismo. 

Torroella de Montgrí-L'Estartit (Cataluña)

Foto: Shutterstock

5 / 5

Torroella de Montgrí-L'Estartit (Cataluña)

Desde que en 2010 adquirió la categoría de Parque Natural gracias a la cantidad y variedad de hábitats tanto marinos como terrestres y a los paisajes modelados por el hombre en el Macizo del Montgrí, las Islas Medas y las marismas del Baix Ter, esta zona de Cataluña ha impulsado varias medidas de protección y conservación que la han llevado a ser ejemplo de destino sostenible. Esto se traduce en un desarrollo turístico respetuoso con el medio ambiente, planificación territorial, gestión de bosques de propiedad pública y recuperación de zonas, conservación y mejora de espacios naturales y sus elementos patrimoniales, como senderos, edificios y puntos de interés. Por ello, en 2016 el entorno recibió La Carta Europea de Turismo Sostenible en Áreas Protegidas de EUROPARC. 

Menorca