Arte onírico

Claves para disfrutar del Año de Chillida, el escultor que moldeaba el vacío

En 2024 se conmemoran los 100 años del nacimiento del artista vasco, uno de los escultores más singulares y reconocidos que dio el siglo XX. Su museo Chillada Leku en Hernani se convierte en uno de los focos de este homenaje.

Este año homenaje, cuyo lema es «Eduardo Chillida. Lugar de encuentro», ha sido creado con ocasión del centenario del nacimiento del escultor vasco, que vino al mundo en San Sebastián un 10 de enero de 1924. La efeméride representa una oportunidad para descubrir o reencontrarse con el artista y sus creaciones. Presentada en 2024 coincidiendo con el día de su cumpleaños, la celebración se extenderá por diversos museos del mundo hasta el año 2026.

 

Seguir viajando

Se acompaña con una agenda de exposiciones, conciertos, audiovisuales, nuevas publicaciones y homenajes, con epicentro en su museo Chillida Leku de Hernani, extendido a otras instituciones del país como el MACBA y La Pedrera en Barcelona, el Museo Nacional de Escultura  de Valladolid o el Hauser & Wirth Menorca, que en verano presentará una exposición para recordar la conexión del escultor con los paisajes baleares.

 

¡Viajes National Geographic, directo en tu Whatsapp! Síguenos para descubrir lugares fascinantes, destinos sorprendentes y sabores impresionantes.

«Arco de la libertad», escultura en acero corten creada en 1993).
Foto: Mikel Chillida / Zabalaga Leku San Sebastian, VEGAP, 2019 Sucesio´n de Eduardo Chillida y Hauser & Wirth

DE HERNANI AL MUNDO

Eduardo Chillida (San Sebastián 1924-2002) fue el escultor de las preguntas al universo. El artista destacó por su insistencia en situar sus piezas de arte, muchas de acero u hormigón y gran tamaño, en espacios abiertos, lugares de encuentro, de reflexión... El mayor ejemplo lo plasmó en su propio museo, Chillida Leku, un caserío vasco de Hernani rodeado por una pradera salpicada por sus obras. Junto a exposiciones y nuevas obras instaladas en su museo, otras 45 piezas han salido de Euskadi para adornar calles y museos de España, Francia, Alemania y Estados Unidos. El austriaco Kunsthalle de Krems an der Donau ha sido uno de los museos que se ha avanzado al homenaje exponiendo 80 de sus obras. La agenda incluye conciertos y proyectos audiovisuales que le rinden homenaje en un programa que pretende profundizar en sus ideas y expandir los límites geográficos de su obra. Este Año Chillida viajará por el mundo hasta el año 2026.

Chillida junto a Lo profundo es el aire Estela IX
Escultura «Lo profundo es el aire» Estela IX. Foto: Jordi Belver

CHILLIDA, VASCO Y UNIVERSAL

Eduardo Chillida fue uno de los máximos exponentes de la cultura vasca con un arte que a la vez es universal. Su estética atemporal y contemporánea traspasa conceptos como el tiempo y el espacio. El artista consiguió que sus figuras de significado tan íntimo fueran comprensibles para sus seguidores. Las temáticas eran también difíciles de plasmar: el vacío, la libertad, la tolerancia, la preservación de la naturaleza... Su lenguaje arquitectónico, lumínico, bruto por el material y a la vez sereno, plasman el apego del artista por la convivencia con el espacio natural y la relación con el entorno. Como él mismo afirmaba, «el límite de mis obras es el espacio».

Chillida Leku
Foto: Iñigo Santiago / Detalle del Arco de la libertad (acero corten, 1993) / Zabalaga Leku San Sebastia´n, VEGAP, 2019 / Sucesio´n de Eduardo Chillida y Hauser & Wirth.

DE LO ONÍRICO A LO REAL

En una ocasión el escultor afirmó «Una vez soñé que estaba en una utopía: un espacio donde mis esculturas podían descansar y la gente podía caminar entre ellas como si fuera un bosque». Los sueños a veces se cumplen y el año 2000 se inauguraba su museo, Chillida Leku, que tras un lapsus de tiempo cerrado, reabrió tras una remodelación una década después. El lugar se convierte durante este Año Chillida en el epicentro del programa de aniversario. Se trata de un escenario único formado por el caserío Zabalaga, ejemplo de arquitectura tradicional vasca, y la pradera que lo rodea. 

Chillida
Foto: Robert Royal / Eduardo junto a un 'aroma' de la escultura «Homenaje a Calder».

El museo Chillida Leku cuenta con numerosas distinciones. Ya fue seleccionado por la revista estadounidense Time para su lista de «World’s Greatest Places 2019» como uno de los mejores lugares culturales para visitar en el mundo. Asimismo, recientemente, el gobierno de España acaba de otorgarle en 2023 un premio como «una de las instituciones culturales más destacadas del país, un tributo a la obra y el legado del escultor». 

Eduardo Chillida
Foto: J. Maestre / Eduardo Chillida junto al «Elogio del agua».

NOVEDADES DEL AÑO CULTURAL

Con ocasión del año conmemorativo, en el exterior del museo de Hernani se puede ver temporalmente Lugar de encuentros IV, una monumental escultura procedente del Museo de Bellas Artes de Bilbao, de la serie escultórica en levitación, de 13, 5 toneladas suspendidas. Realizada entre 1973 y 1974 en hormigón armado, forma parte de una serie de siete obras en su mayoría de escala monumental y concebidas para ser expuestas en lugares públicos. Los que pasen por Madrid pueden ver la versión III colgada del puente de Juan Bravo en el Museo de Escultura al Aire Libre.

 

Una novedad para la efeméride del espacio Chillida es la exposición Universo Maeght, que podrá visitarse hasta el 14 de abril del 2024. Exhibe piezas de primer nivel procedentes de la fundación del galerista en Saint-Paul-de-Vence, firmadas por Calder, Braque, Palazuelo, Tàpies, Miró o Chagall. La figura de Aimé Maeght jugó un papel trascendental en la vida de Chillida, desde que en 1950 expusiera por primera vez en París, participando en la muestra colectiva Les Mains Éblouies, dedicada a artistas jóvenes. Otra muestra creada para el centenario en el Chillida Leku es Phyllida Barlow, la primera en España dedicada a esta artista contemporánea (Reino Unido, 1944 - 2023). La exposición se podrá visitar hasta el 22 de octubre.

Vista de la exposicio´n Eduardo Chillida  Ecos ©Zabalaga Leku  San Sebastia´n, VEGAP, 2019  Sucesio´n Chillida y Hauser & Wirth
Foto: Gonzalo Machado / Zabalaga Leku San Sebastia´n, VEGAP, 2019 / Sucesio´n Chillida y Hauser & Wirt .

EL ALMA DE CHILLIDA LEKU

La visita a este museo es como un viaje al bosque de esculturas de Eduardo Chillida. El genial escultor donostiarra dedicó los últimos 20 años de su vida en dar forma a un espacio donde su obra «se vuelve inteligible, dialoga con el visitante y crea una experiencia inolvidable». El museo abarca jardines, bosques y un típico caserío del siglo XVI remodelado, donde el artista distribuyó gran parte de su obra. La intervención de renovación realizada es la justa para modernizar el espacio y dotarlo de las infraestructuras actualizadas.

Eduardo Chillida
Foto: Stephan Erfurt / Eduardo Chillida dentro de «Buscando la luz I» (acero corten, 1997) / Zabalaga Leku San Sebastia´n, VEGAP, 2019 / Sucesio´n Chillida y Hauser & Wirth.

El escultor donostiarra imaginó un lugar en el que sus obras dialogasen con la naturaleza, un escenario de arte donde las personas pudiesen caminar y acariciar sus creaciones. Y es que en este espacio, la norma es que no hay normas, y cada visitante crea su diálogo con el arte y la naturaleza. Situado en Hernani, el Chillida Leku ocupa 11 hectáreas. Hoy acoge piezas de menor tamaño –las grandes esculturas pueblan el exterior– y archivos que muestran el proceso creativo del escultor, quien modelaba el acero en las fraguas de la zona. La colección permanente del artista abarca del año 1940 al 2000, con más de 90 obras en hierro, acero, granito, alabastro, yeso o papel. Desde el caserío serpentean senderos hasta el jardín, donde las esculturas parecen plantadas en la tierra. Mientras algunas buscan la intimidad en la zona boscosa, las de mayor tamaño se erigen como árboles; una de las más voluminosas es Lotura XXXII, un acero de 64 toneladas.