En papel y en directo

Los destinos que darán que hablar en el mes de febrero

Aventuras y escapadas ideales para hacer frente al invierno con ánimo viajero.

Llega febrero, y aunque sea un mes con fama de lluvioso y frío, también es el mes del Día de San Valentín, ¿y qué mejor forma de celebrar el amor que con una escapadita? Amor a uno mismo o a quien quiera… Además, este año es bisiesto, así que en lugar de 28 días, ¡hay uno de propina para alargar el viaje! Por eso, ya sea para regalar, para regalarse o para inspirarse en los días de lluvia, aquí van unas cuantas propuestas de las que aparecen en el nuevo número de febrero de la revista Viajes National Geographic.

1 / 9
Namibia

Foto: iStock

1 / 9

Namibia

En este país del sudoeste africano, el desierto se extiende desde la costa del Atlántico hasta el parque de Etosha como un tapiz repleto de color, fauna salvaje y culturas tribales que aún viven según sus tradiciones. El espectáculo que propicia es colosal.

Lençois Maranhenses-Brasil. Brasil

Foto: iStock

2 / 9

Brasil

Por extensión y diversidad, diríase más que un país, Brasil es un continente. En el nuevo número de la revista, la maravillosa Río de Janeiro es la primera etapa de este recorrido rumbo norte hacia la musical ciudad de Salvador de Bahía, las interminables playas de arena de Recife y el paraíso natural de la isla Fernando de Noronha.

Tirol del sur. Tirol

Foto: iStock

3 / 9

Tirol

El invierno es una estación perfecta para descubrir esta región austriaca, cuando las montañas refulgen de nieve y sus pueblos desbordan calidez. Un destino de esquí y arte en el que el paisaje es ya de por sí un poderoso argumento para viajar.

Bagan-Myanmar

Foto: iStock

4 / 9

Myanmar

Un gran viaje por uno de los países más sugerentes del Sudeste Asiático. Desde la bulliciosa Rangún, la ruta parte hacia el interior remontando el curso del río Irawadi hasta el épico mar de pagodas de la antigua ciudad de Bagán, donde un vuelo en globo aerostático hará del viaje una experiencia excepcional.

 
Ámsterdam

Foto: iStock

5 / 9

Ámsterdam

La capital de los Países Bajos es un destino sugerente todo el año. En invierno, el paseo por sus canales y barrios más céntricos puede combinarse con la visita a museos extraordinarios, haciendo alto en alguno de sus muchos cafés. Si la temperatura lo permite, patinar en los canales congelados puede ser todo un plan. 

Islas Eaolian

Foto: iStock

6 / 9

Islas Eolias

Este archipiélago forjado por el viento y el fuego de sus volcanes emerge frente a la costa norte de Sicilia. Excursiones y paseos en barco permiten descubrir el fascinante micromundo que encierran estas siete islas mediterráneas.

 
Andorra

Foto: iStock

7 / 9

Andorra

Disfrutar de la montaña invernal está al alcance de todos en el país de los Pirineos. La zona más oriental de Andorra, con sus pequeños valles, circos glaciares y las extensas pistas de Grandvalira, es uno de los más diversos para practicar no solo esquí sino también rutas con raquetas, paseos en motos de nieve o en trineo de perros e incluso subir en telecabina para almorzar o cenar en los restaurantes de las cotas más altas.

 
 Montpellier

Foto: iStock

8 / 9

Montpellier

La visita a esta dinámica ciudad del sur de Francia descubre sus monumentos inmortales y los nuevos iconos urbanos, como el renovado mercado de Lez, el nuevo museo de arte contemporáneo o el edificio inflable Le Nuage. El paseo en torno a la catedral y la antigua Universidad de Medicina recuerda la importancia de Montpellier ya en tiempos medievales, mientras que la plaza de la Comédie y las calles de alrededor remiten a la época de Luis XIV. Cafés, restaurantes y museos animan el día a día de esta ciudad soleada y cosmopolita.

 
Sevilla

Foto: iStock

9 / 9

Sevilla

La capital del Guadalquivir recibe con un derroche de arte y pasión. La primera vez que se visita, Sevilla sorprende con su combinación de ambiente viejo y nuevo, con sus tabernas históricas y sus monumentos vanguardistas. Las siguientes visitas pueden dedicarse a descubrir los múltiples detalles que esconde esta luminosa ciudad, como admirar la superposición de estilos en sus iglesias o sentarse a la mesa de alguna taberna recién abierta.

 

Tirol del sur

Seguir Viajando

Destacado NG

Compártelo