La 'preview'

Los destinos que protagonizarán el número 250 de Viajes National Geographic

Para este próximo enero, la brújula de la revista de viajes más leída se fijará en coordenadas patrias y destinos llenos de magia.

1 / 8
iStock-515434720. Toledo

Foto: iStock

1 / 8

Toledo

La suma de influencias culturales a lo largo de los siglos ha dotado de un patrimonio extraordinario a esta ciudad abrazada por el Tajo. El centro histórico reúne tantos templos, museos y edificios de interés que es posible agruparlos por rutas temáticas: la obra del Greco, el arte islámico y mudéjar, las antiguas sinagogas, el Renacimiento… También hay espacios para las nuevas tendencias, como el centro de arte contemporáneo CORPO, y miradores y una senda junto al río para disfrutar del entorno natural de la ciudad.

iStock-1264675861. Tenerife

Foto: iStock

2 / 8

Tenerife

Conocida y desconocida al mismo tiempo, la mayor de las Canarias contiene paisajes que parecen salidos de un mundo perdido: el Parque Nacional del Teide y sus senderos entre rocas volcánicas, los barrancos y calas de la agreste Punta de Teno, y los bosques de laurisilva de la península de Anaga. Las ciudades de Santa Cruz, La Laguna, La Orotava o Puerto de la Cruz son excelentes bases para recorrer la isla y descubrir poblaciones remotas como Masca.

iStock-579231798. Región de Murcia

Foto: iStock

3 / 8

Región de Murcia

El viaje del interior a la costa descubre sierras nevadas, poblaciones medievales, huertas deslumbrantes de frutales y maravillas submarinas. La primera parada en cualquier ruta por la Región de Murcia suele ser la capital, repleta de tesoros barrocos y de calles animadas a todas horas. Hacia el interior destacan las sierras de Moratalla y las huertas del valle de Ricote. En la costa, después de visitar el teatro romano de Cartagena y las playas de Calblanque, la reserva marina del Cabo de Palos descubren al viajero un fantástico mundo acuático.

iStock-688427334. Suiza: de la Jungfrau a Zermatt

Foto: iStock

4 / 8

Suiza: de Berna a Zermatt

Berna es el inicio de esta ruta por las montañas más espectaculares del país: la zona de Interlaken y la Jungfrau, y, como final apoteósico, Zermatt con el mítico monte Cervino o Matterhorn. Patrimonio Mundial por la Unesco, el casco antiguo de Berna no solo contiene edificios históricos sino también avenidas y parques con bellas vistas de los Alpes. Interlaken, la segunda etapa en este viaje, es el centro alpino del Oberland, la base para visitar poblaciones accesibles en tren o funicular como Mürren y Wengen, y la estación de inicio del tren cremallera de la Jungfrau. En el cantón del Valais, el pueblo de Zermatt y su vecino valle de Saas-Fee permiten asomarse cara a cara a los picos más emblemáticos de los Alpes.

iStock-1189390238. Costa Amalfitana

Foto: iStock

5 / 8

Costa Amalfitana

Entre Nápoles y Salerno se extiende uno de los litorales más bellos de Italia: la Costa Amalfitana, con acantilados tapizados de pinos y huertos, e iglesias que se asoman al mar. Los pueblecitos de Amalfi, Positano, Ravello o Vietri sul Mare están conectados por una retorcida carretera que discurre sobre acantilados. Al otro lado, en la vertiente norte de la península, se abre la Costa Sorrentina, con sus limoneros dispuestos en terrazas escalonadas y, asomando a lo lejos, el volcán Vesubio.

Artículo relacionado

Positano

Podcast Viajeros National Geographic

Una ruta sonora por la Costa Amalfitana

iStock-1205575794. Chile: de Santiago de Chile a la Isla de Pascua sin olvidar la región de los Lagos

Foto: iStock

6 / 8

Chile: de Santiago de Chile a la Isla de Pascua sin olvidar la región de los Lagos

Los enigmáticos moáis de la Isla de Pascua culminan un gran viaje desde Santiago de Chile hasta la frondosa Región de los Lagos. En la capital hay que ver el barrio de Bellavista, probar la oferta gastronómica del Mercado Central y subir al mirador de la Gran Torre Santiago, a 300 m de altura. Rumbo sur, la parada en el valle vinícola de Colchagua permite descubrir los famosos vinos chilenos y un entorno perfecto para dar largos paseos a caballo. Puerto Varas y Frutillar, junto al lago Llanquihue, son la puerta a la verdiazul Región de los Lagos, una provincia de pueblos de aire alemán, volcanes coronados por glaciares y valles que albergan cascadas y bosques centenarios. De regreso a la capital y antes de volar hacia la Isla de Pascua, existe la tentación de tomar un avión rumbo norte para conocer el fascinante paisaje de volcanes y lagunas saladas del desierto de Atacama.

iStock-1200753199. Cerler y Benasque

Foto: iStock

7 / 8

Cerler y Benasque

La localidad y estación de esquí de Cerler se ha convertido en el eje invernal del turismo en el valle de Benasque. Tapizado de blanco y con los picos en torno al Aneto refulgiendo en las alturas, este valle es uno de los rincones más espectaculares del Pirineo aragonés.

iStock-156606955. Túnez

Foto: iStock

8 / 8

Túnez

La escapada a este país norteafricano sorprende con vestigios históricos asombrosos, como las ruinas de la ciudad de Cartago o la medina de Túnez capital. También hay playas tranquilas y apacibles y, al sur, un conjunto de oasis paradisiacos.

Artículo relacionado

Túnez

7 al 1

Túnez sin perderse nada

iStock-515434720

Seguir Viajando

Destacado NG

Compártelo