En minuto y medio

Doce vídeos para viajar por los más bellos sitios Patrimonio de la Humanidad del mundo

Desde Chichén Itzá hasta los templos de Angkor, este viaje descubre la historia y los secretos de doce monumentos protegidos por la Unesco.

Su valor histórico, cultural y natural les ha llevado a gozar de la protección de la Unesco y a convertirse en algunos de los destino más visitados del mundo. Ya sean zonas arqueológicas de la antigüedad como espectaculares edificios de la Edad Contemporánea, este viaje se adentra en la historia de cada uno de los bienes mientras muestra la importancia de proteger el patrimonio.

Artículo relacionado

Alhambira

Con criterio

¿Qué es lo que hay que tener para ser Patrimonio de la Humanidad?

 

1 /12

1 / 12

Samarcanda

Las tres cúpulas turquesas de la mezquita Bibi Khanum dominan las vistas que se obtienen desde los minaretes de la plaza del Registán, atestiguando la importancia que tuvo la ciudad -declarada Patrimonio de la Humanidad en 2001- como etapa de la Ruta de la Seda y antigua capital del imperio de Tamerlán. Alrededor del Registán, se extienden las mahallas, los barrios residenciales populares, y los bazares, los bulliciosos mercados que ofrecen un espectáculo de colores, sonidos y sabores.

2 / 12

Catedral de Toledo

Conocida con los nombres de Catedral de Santa María, Catedral Primada de España, Dives Toletana (la rica de Toledo) o incluso La Giganta por Vicente Blasco Ibáñez, este templo toledano configura la segunda construcción gótica más grande de España. Construida bajo el mandato de Fernando III el Santo, se alzó encima de una iglesia convertida en mezquita y reconvertida a posteriori al cristianismo. Toda su importancia histórica y arquitectónica la llevó a formar parte del listado de la Unesco en 1986. 

3 / 12

Chichén Itzá

Considerada una de las siete maravillas del mundo moderno y uno de los testimonios mejor conservados de la civilización maya, Chichén Itzá significa "boca del pozo de los itzaes" en alusión al cenote sagrado situado al norte de la pirámide Kukulkán. Esta alcanza los 60 metros de diámetro y los 15 de profundidad y es solo una de todas las estructuras edificadas que conserva la zona arqueológica de México declarada Patrimonio de la Humanidad en 1988, como el Templo de los guerreros o el observatorio Caracol.

4 / 12

El puente de Carlos

Como parte del centro histórico de Praga, el puente de Carlos se incluyó en el listado de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1992. Después de 45 años desde que se puso la primera piedra en 1357, se convirtió en la única vía de comunicación entre la Ciudad Vieja (Staré Město) y la Ciudad Pequeña (Malá Strana) de la capital checa. Consta de dos torres en cada extremo y de una treintena de copias de estatuas originales, que hoy se encuentran en el Museo Nacional de Praga y en Vyšehrad.

5 / 12

La Mezquita de Córdoba

Primero fue basílica visigoda, luego mezquita y finalmente se convirtió en catedral tras la Reconquista. Con la protección de Patrimonio de la Humanidad desde 1984, es uno de los edificios más relevantes del arte omeya hispanomusulmán y un referente cultural en el mundo Occidental, en el que conviven los estilos omeya, gótico, renacentista y barroco. Desde el Puente Romano sobre el Guadalquivir se contempla la imponente silueta del monumento sobresaliendo por encima del casco antiguo, incluido en el listado de la Unesco diez años más tarde que la Mezquita-Catedral.

6 / 12

El Palacio da Pena

Visita obligada de Sintra, el Palacio da Pena lleva desde 1995 reivindicando su patrimonio en el listado de la Unesco como una de las máximas expresiones de estilo románico en el país. Sus colores y formas lo convierten en un palacio de lo más singular, con estilos tan diversos como el neogótico, el neoislámico o el neorrenacimiento. La que fue la residencia de verano de María II de Portugal, emerge entre los frondosos bosques que rodean Lisboa, a apenas 20 km de Sintra. 

7 / 12

El Taj Mahal

Considerado el mejor ejemplo de la arquitectura mogol, un estilo que combina elementos arquitectónicos persas, otomanos, indios e islámicos, el Taj Mahal se convirtió en Patrimonio de la Humanidad  en 1983. Fue el emperador mogol Shah Jahan quien mandó construirlo para su esposa favorita en el siglo XVII. Desde entonces, la ciudad de Agra -que fue la capital del imperio mogol entre 1556 i 1658-, acoge una de las siete maravillas del mundo.

8 / 12

El Duomo de Florencia

Visitar el Duomo es una de las experiencias más fascinantes que se pueden hacer en Florencia. Coronada por la colosal cúpula de Brunelleschi, la catedral de Santa Maria dei Fiore se alza como la cuarta iglesia más grande del mundo y como un claro ejemplo del renacimiento toscano. La acompañan el Baptisterio de San Giovanni, el edificio más antiguo del conjunto, y el Campanile diseñado por Giotto, como parte de un conjunto declarado Patrimonio de la Humanidad en 1982.

9 / 12

La Sagrada Familia

La primera piedra de la obra de Antoni Gaudí se colocó en 1882, cuando el centro de Barcelona todavía estaba ceñido por tramos de murallas medievales. Hoy, las tres fachadas emergen entre las calles en cuadrícula diseñadas por Ildefons Cerdà, representando el nacimiento, la muerte y la gloria de Cristo. Cinco años después de que fuera declarada Patrimonio de la Humanidad en 2005, fue consagrada como basílica de culto.

10 / 12

Los templos de Angkor

Con unos 200 kilómetros cuadrados de extensión y un centenar de templos, las ruinas del antiguo Imperio jemer constituyen un magnífico testimonio de la historia, el arte y la cultura de esta civilización. La ciudad de Siam Reap es el punto de partida de un viaje por sus monumentos, entre los que destaca Angkor Wat, el mayor templo hinduista y mejor conservado de los que integran el asentamiento de Angkor, protegido por la Unesco desde 1992.

11 / 12

El Mont Saint-Michel

La belleza de Normandía alcanza lo sublime en esta antigua abadía benedictina, donde las mareas regalan un espectáculo natural en el que el Mont Saint-Michel se convierte en una isla cuando la sube la marea. Declarado Patrimonio de la Humanidad en 1979, adentrarse en la bahía homónima supone una experiencia espectacular que cambia dependiendo del momento del día y de lo crecida que esté la marea. 

12 / 12

Acrópolis de Atenas

Levantado por orden de Pericles, esta joya de la Grecia clásica atesora el Erecteion, la columnata de las Cariátides, el Partenón de Atenas y el Templo de Atenea Niké, entre otros. Desde 2009, además, cuenta con el Museo de la Acrópolis, una visita imprescindible para comprender en su totalidad uno de los monumentos más espectaculares del mundo, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1987.

Angko Wat