Catando Qatar

Doha es mucho más que una escala

Si alguien se pregunta qué hay de nuevo aquí, la respuesta es todo.

La capital de Qatar, que comenzó siendo un asentamiento de pesca y una costosísima granja de perlas, se ha transformado en una visión reluciente del futuro que brilla gracias a grandes nombres de la arquitectura en particular y el diseño en general. 

Situada a orillas del Golfo Pérsico, en esta ciudad cuesta dejar de mirar hacia arriba para admirar sus rascacielos de arquitectura deslumbrante y a veces hasta imposible. Son muchos y muy exóticos los planes que se pueden hacer aquí, desde dar un paseo en dhow, un chapuzón en la playa o caminar por la Corniche (el espléndido paseo junto al golfo con vistas prácticamente a todas partes), pero de entre todos ellos destaca cualquiera que esté relacionado con el arte, sobre todo que ahora al Museo de Arte Islámico le ha salido un gran competidor, el Museo Nacional de Qatar. Tópicos a un lado, es realmente difícil aburrirse en Doha.

1 / 12
iStock-185088559. El primer paso hacia el futuro

Foto: iStock

1 / 12

El primer paso hacia el futuro

La que hasta ahora era la visita más imprescindible de la ciudad responde al sofisticado Museo de Arte Islámico, el mejor del país y el proyecto cultural más elogiado. Diseñado por el genio de la arquitectura I. M. Pei, la geometría de su estructura es única, como también lo son las vistas desde su terraza (sí, merece la pena pasar un poco de calor para tomar la foto de rigor) y su cafetería, al abrigo de una espléndida cristalera que hace las veces de pared frontal del museo.

iStock-1183439276. Un nuevo icono

Foto: iStock

2 / 12

Un nuevo icono

Aunque ahora es el Museo Nacional de Qatar, un edificio tan ambicioso que tardó 18 años desde la concepción hasta su inauguración, la nueva rosa del desierto del país. Esta joya, diseñada por Jean Nouvel, se inspiró en esta roca compuesta por arena y cristal, tan frágil como bella, que se puede encontrar en las zonas áridas de la región. ¿El resultado? Una espectacular rosa del desierto formada por cientos de discos de color arena entrelazados entre sí. Y si el exterior es carne de cañón de cualquier adicto a la fotografía, el interior no se queda atrás. Aquí se encierra, en paredes que desafían la gravedad donde no existe ni un solo ángulo recto, una serie de exposiciones, muestras y proyecciones tremendamente estéticas que trazan la historia del país desde la prehistoria hasta la actualidad.

iStock-459292737. Vistas desde el agua

Foto: iStock

3 / 12

Vistas desde el agua

En mitad de un tour por el impresionante distrito de West Bay, es de recibo hacer un alto en el camino ante el antiguo palacio real Miri Diwan. Y aunque solo sea por el capricho de cambiar de vehículo, resulta interesante dar un paseo en un dhow, el barco de vela tradicional del Golfo. Y es que Doha, al igual que sucede en ciudades como Sídney, es aún más bonita desde el agua. Los mejores, o los más auténticos, son los que están amarrados en la Corniche, a donde se puede acudir sin ticket y negociar directamente.

Belgian Cafe. El exclusivo afterwork

Foto: Belgian Cafe

4 / 12

El exclusivo afterwork

El afterwork se prepara cada tarde en el Belgian Café, un espacio casual y bastante ruidoso que cuenta con unas fabulosas vistas al Golfo Pérsico. La mayoría de los restaurantes ofrecen shisha con una selección de tabaco de sabores a la carta pero es conveniente saber que en Doha no es fácil encontrar lugares donde sirvan alcohol debido a las restricciones religiosas. Los hoteles de lujo tienen permisos especiales para servirlo, aunque dentro de un horario limitado y a precios galácticos, a la altura del destino

iStock-956138490. El zoco centenario

Foto: iStock

5 / 12

El zoco centenario

El Souq Waqif es el bazar árabe tradicional y el destino turístico número uno de la ciudad. Aquí todo parece nuevo, pero la realidad es que tiene más de 100 años y que su espíritu, aunque no su arquitectura, apenas ha cambiado durante todo ese tiempo. En este zoco, locales y turistas se mezclan en una maraña de estrechos callejones divididos por temáticas de producto, que van desde joyas a artesanías beduinas, especias de la India, alfombras persas e incluso un hospital de halcones, el animal más preciado del país y todo un símbolo de estatus social.

iStock-1185364128. Espectáculo bibliotecario

Foto: iStock

6 / 12

Espectáculo bibliotecario

Con un patrimonio arquitectónico compuesto a golpe de Pritzker, es la Biblioteca Nacional de Qatar, diseñada por la firma de Rem Koolhaas, otro de los espacios culturales de la ciudad que bien merecen una visita. Más allá de libros colocados en estanterías, este espacio se ha convertido en un centro comunitario y en una institución de investigación a donde todo el mundo está invitado, ya que su entrada es gratuita (hasta hace poco también lo era en sus museos, pero ya solo lo es para los residentes en el país, unos 2.5 millones de los que tan solo un 12% son qatarís).

iStock-458271999. Un pueblo dedicado a la cultura

Foto: iStock

7 / 12

Un pueblo dedicado a la cultura

Otra parada indispensable es el conocido como Katara Cultural Village, un complejo junto a la playa que incluye restaurantes, galerías, salas de cine, una mezquita y hasta un espléndido un anfiteatro de inspiración romana. Aquí brilla con luz propia (y tenue) la Opera House de Doha y sus 500 cómodos asientos que salpican una superficie plagada de dorados y cristales. Un estilo que, lejos de resultar futurista, le confiere cierto aire de decadencia de finales del siglo XIX.

doha-fine-dining-mandarin-lounge-02. El recién llegado al corazón de la ciudad

Foto: Mandarin Oriental

8 / 12

La lujosa reconquista del centro

Mandarin Oriental Doha ha sido el primer hotel en abrir en el corazón revitalizado de la histórica Doha, la parte más antigua de la ciudad, Msheireb. Concebido como un hotel urbano, su espectacular patio interior, la terraza con piscina en la azotea (con hamacas privadas y vistas al horizonte futurista de Doha) y su spa, revestido de mármol blanco y una piscina interior, son tres de los puntos fuertes de su arquitectura, que en su interior está enriquecida con celosías y diferentes ornamentos arabescos.

Doha Redefinida

Foto: Mandarin Oriental

9 / 12

Doha Redefinida

A medio camino entre el Souq Waqif y la Corniche, se podría decir que el Mandarin Oriental Doha es un hotel boutique, alejado de los grandes rascacielos y allegado al diseño tradicional de la zona donde se ubica. Menos mal. Y precisamente tal y como sucede en el barrio de Msheireb, la decoración del hotel también combina lo moderno y lo antiguo, el diseño contemporáneo con elementos tradicionales de Qatar, como los patrones geométricos que se ven reflejados en las paredes y las alfombras.

Europa Asia. Entre Europa y Asia

Foto: Mandarin Oriental

10 / 12

Entre Europa y Asia

Gastronómicamente, el hotel se prepara para convertirse en una de las referencias foodies del distrito, con restaurantes como IZU, del chef Izu Ani, de aires mediterráneos y una pasta para quitarse el sombrero, a la cabeza. Junto a IZU, Mosaic corona la última planta del edificio con una gastronomía inspirada en la famosa Ruta de la Seda entre Europa y Asia, que se compone por nueve estaciones de cocina en vivo donde destacan platos desde el mundo árabe hasta Japón. Las delicias que salen de su horno Tandoor son las más deseadas. No es de extrañar.

A350-1000F Qatar Airways. Llegar es un placer

Foto: Qatar Airways

11 / 12

Llegar es un placer

Qatar Airways cuenta con tres vuelos diarios desde Madrid y desde Barcelona, a los que además se añade la ciudad de Málaga en verano. La que fuera la primera aerolínea del Golfo en formar parte de una alianza global, oneworld, acaba de ser premiada como Mejor Aerolínea de Oriente Medio además del galardón de Mejor Clase Business del Mundo. Pero no solo el producto ejecutivo de sus aviones es interesante, ya que Qatar Airways ofrece, en su clase turista, asientos con espacio extra para comer y descansar, reposacabezas ajustable, pantallas individuales en todos los asientos y una selección de menús variados gracias a Quisine, su nueva propuesta gastronómica que hasta incluye vino espumoso.

iStock-909765142. El viaje empieza en el aeropuerto

Foto: iStock

12 / 12

El viaje empieza en el aeropuerto

Además del servicio premium a bordo de su amplia flota, el pasajero de Qatar Airways también puede beneficiarse de un buen puñado de interesantes servicios en tierra gracias al Aeropuerto Internacional de Hamad (HIA), clasificado como el Cuarto Mejor Aeropuerto del Mundo por los Skytrax World Airport Awards 2019. Por el hub de la compañía han transitado más de 187 millones de pasajeros desde su apertura en 2014, y es el único aeropuerto que dispone de una enorme piscina y un spa (acceso de pago para todas las clases) en su vanguardista interior.

iStock-956138490

Doha es mucho más que una escala

Seguir Viajando

Destacado NG

Compártelo