Belleza subterránea

Está en Cantabria y es el «nuevo» sistema de cuevas más largo de España

Este proyecto de cooperación entre especialistas de varias nacionalidades ha dado lugar a uno de los mayores hitos de espeleología a nivel estatal y europeo

Han sido casi tres décadas de minucioso estudio, pero el esfuerzo ha puesto en valor un nuevo tesoro oculto en Cantabria: el sistema de cavidades de Alto del Tejuelo. La cartografía lo deja claro: esta belleza del subsuelo se corona como la más larga de España y una de las más grandes de Europa, con nada menos que 206 kilómetros de extensión.

Seguir viajando

¡Viajes National Geographic, directo en tu Whatsapp! Síguenos para descubrir lugares fascinantes, destinos sorprendentes y sabores impresionantes.

14 Pequeña sala Torca del Canto Encaramado
Foto: Miguel Angel Gallego - Colectivo Alto del Tejuelo

El Sistema Alto del Tejuelo se emplaza entre los términos municipales de San Roque de Río Miera, Arredondo, Calseca, Linto, Socueva y Bustablado; aunque la mayor parte pertenece a Ruesga. Está compuesto por la unión de veinte entradas de cavidades repartidas por el entorno, aunque cabe la posibilidad de seguir sumando terrenos según se completen fases de exploración.

 

El hallazgo se atribuye a los espeleólogos de Proteus Explo, A.C.E.M y el Spekul de Lovaina, con el apoyo de otros colaboradores de la zona. En una entrevista concedida a Agencia EFE, el espeleólogo del club Sejca Miguel Ángel González-Gallego recuerda que una de las primeras entradas que se empezaron a investigar de este sistema se encuentra en San Roque de Riomiera.

Seguir viajando

12 Pozo de entrada Sumidero de Calleja Lavalle
Pozo de entrada Sumidero de Calleja Lavalle. Foto: Miguel Angel Gallego - Colectivo Alto del Tejuelo

Una aventura de tres décadas

La exploración arrancó en el año 1996, sin imaginarse siquiera hasta dónde llegarían las hipótesis iniciales. De acuerdo con las topografías que revisaron en aquel momento, todo apuntaba a que se trataba de una profunda cueva que se extendía unos 450 metros hacia abajo y que albergaba espaciosas galerías. Este solo fue el primer hilo del que tiraron los espeleólogos del Colectivo Alto del Tejuelo, que no tardaron en percatarse de que había irregularidades en el planteamiento topográfico original. 

 

A medida que avanzaban en el rastreo del terreno, se fueron revelando nuevas ramificaciones. Como si se tratase de un puzzle, los especialistas comenzaron a establecer conexiones con otras agrupaciones que exploraban cuevas cercanas. Las sospechas sobre las dimensiones de este yacimiento se confirmaron: el recuento de kilómetros de la primera cueva había pasado de tres a 25.  

Seguir viajando

09 Depositos de Moonmilk Torca de Bernallán
Depósitos de Moonmilk. Foto: Miguel Angel Gallego - Colectivo Alto del Tejuelo

 

El impresionante entorno engloba pozos gigantes, ríos, restos óseos de animales y hasta salas que muchos comparan con un campo de fútbol. Y como curiosidad, el Alto del Tejuelo no dispone de entradas entradas horizontales, ya que son todas verticales. No obstante, uno de sus depósitos más llamativos es el llamado moonmilk: se extiende a lo largo de uno de los pasillos de las cuevas, envolviendo las paredes con un mineral blando que insonoriza por completo la zona.

13 Sala Aitken Viento
Sala Aitken Viento. Foto: Miguel Angel Gallego - Colectivo Alto del Tejuelo

Con esta exploración, Cantabria se sitúa a la cabeza en el ámbito de la espeleología a nivel estatal y también dentro del continente europeo. Para Arturo Martínez Cuevas, miembro del Colectivo Alto del Tejuelo, este logro supone un "claro ejemplo de cooperación entre grupos de diferentes nacionalidades", algo que no podría haber sucedido sin "perseverancia y esfuerzo". 

27 Estalactitas Aitken Viento
Foto: Miguel Angel Gallego - Colectivo Alto del Tejuelo

El hito no se comprende sin riesgos. "Los suelos estaban sin pisar, eran inestables y no había caminos hechos", matiza el especialista. "Ha habido accidentes e incidentes con los que hemos tenido que lidiar y en ocasiones hemos pasado miedo". 

Hemos logrado lo que parecía impensable cuando en 2006, con varias conexiones hechas, empezaba a intuirse el Sistema Alto del Tejuelo 

25 Campamento Torca del Canto Encaramado
Foto: Miguel Angel Gallego - Colectivo Alto del Tejuelo

El trabajo de campo de esta exploración se compaginaba con tareas de análisis. "Ha sido clave el trabajo de gabinete y sacar tiempo en casa para actualizar datos y topografías entre los distintos grupos", amplía Martínez Cuevas. A pesar de haber sido un proceso exigente, señala que el sentimiento más reiterado entre los integrantes de este colectivo es el orgullo de haber logrado "lo que parecía impensable".