Estos son los 10 pueblos candidatos a Capital de Turismo Rural

Un año mas, esta iniciativa de Escapada Rural busca reconocer a aquella localidad que sobresale por su belleza y su magnetismo.

Diez candidatas y solo una ganadora. Como viene siendo costumbre desde hace unos años, Escapada Rural ha lanzado un concurso para que los usuarios voten a la localidad que merece ser Capital de Turismo Rural 2021. El próximo 18 de mayo se dará a conocer la vencedora que herede este galardón de Potes, ganadora en 2020. 

1 / 10
iStock-498917560. Aia (Guipúzcoa)

Foto: iStock

1 / 10

Aia (Guipúzcoa)

En el corazón de Guipúzcoa, concretamente en la comarca de Urola Kosta, este pequeño pueblo lo tiene todo para enamorar a los amantes del turismo rural. A las puertas del Parque Natural de Pagoeta, es el punto de partida ideal para realizar excursiones al monte Pagoeta, a Hernio o Hernio-Txiki, así como rutas por los bosques y prados de la zona que conectan con Grandes y Pequeños Recorridos. Aia, además, cuenta con un rico patrimonio artístico e histórico, como la iglesia de San Esteban que fecha del año 1350 y la casa consistorial en el centro urbano y la ermita de San Pedro en el barrio Andatza. Para aderezarlo todo están las experiencias gastronímicas, con degustación de queso, sidra y txakolí.

shutterstock 636745288. Chelva (Valencia)

Foto: Shutterstock

2 / 10

Chelva (Valencia)

El rumor del agua advierte de la llegada a Chelva. El río homónimo, numerosos manantiales y fuentes son responsables de ello. De hecho, las fuentes de Chelva son el punto de partida de la Ruta del Agua, que permiten adentrarse en el casco histórico, con su trazado sinuoso del barrio andalusí de Benacacira, el barrio judío del Azoque, el cristiano de las Ollerías o el mudéjar-morisco del Arrabal. Un entramado que reúne las huellas de todos los pueblos que han habitado este municipio de la comarca de Los Serranos. La ruta continúa por los alrededores de Chelva con un itinerario circular que combina naturaleza y cultura.

shutterstock 1881960655. Cuacos de Yuste (Cáceres)

Foto: Shutterstock

3 / 10

Cuacos de Yuste (Cáceres)

En esta localidad de la comarca de La Vera todavía es posible oler el aroma de su afamado pimentón (no en vano, es Cuna mundial del Pimentón de la Vera) mientras se pasea por su centro urbano . Declarado Conjunto Histórico-Artístico, donde destaca la Plaza portada de España. Desde aquí, varios caminos se abren hacia un entorno marcado por los Parajes Naturales de Las Ollas, Valfrío y el Bañaero, donde se encuentran las construcciones romanas del Puente de Santa Ana o la Fuente de La Perená.

daroca-zaragoza 3235cf9e 1200x799. Daroca (Zaragoza)

Foto: Shutterstock

4 / 10

Daroca (Zaragoza)

Encajada en un profundo barranco cerca del río Jiloca, Daroca es una fantástica sucesión de sorpresas. La primera, la de las puertas que la protegieron antaño y que hoy avisan al viajero que está entrando en un entramado medieval. Dentro de su trazado sobresalen sus iglesias de estilo mudéjar, su judería ratonera y las vistas sobre las torres defensivas que dan fe de la importancia de esta villa durante el Medievo.

STA.-MARIA-DE-PALAU. La Baronia de Rialb (Lleida)

Foto: Turismo de Baronia de Rialb

5 / 10

La Baronia de Rialb (Lleida)

Las antiguas parroquias, fortificaciones defensivas y masías convierten la Baronia de Rialb en un paraíso para conocer la arquitectura del siglo XI y XII: una veintena de construcciones románicas motean el entorno, donde el bosque mediterráneo de encinas, pinos y los cultivos, así como las aguas del río Rialb (río blanco en latín), convierten esta localidad de la comarca de La Noguera en una escapada repleta de arte, historia y naturaleza. Merece la pena acercarse al Monasterio de Santa Maria de Gualter, cuya estructura fue parcialmente destruida durante la Guerra Civil, y al dolmen de Sòls de Riu. 

iStock-515375616 (1). Olvera (Cádiz)

Foto: iStock

6 / 10

Olvera (Cádiz)

Este pueblo gaditano es el epítome de pueblo blanco andaluz. Y no solo por el encalado de sus casas, también por su prominencia en lo alto de un peñón, lo que le da fotogenia e importancia. Sus callejuelas, repletas de rinconcitos encantadores, son una anárquica sistema nervioso que conduce a iconos como la iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación y la fortaleza del siglo XII. Y todo ello con vistas a un entorno exuberante, la Reserva Natural del Peñón de Zaframagón. 

iStock-1281130041. Ortigueira (A Coruña)

Foto: iStock

7 / 10

Ortigueira (A Coruña)

La exuberante vegetación y los agrestes paisajes de la Ría de Ortigueira, coronada por la sierra de A Capelada, se convierten en uno de los principales motivos para visitar este entorno de las Rías Altas enclavado entre Cabo Ortegal y Estaca de Bares. En su corazón, la localidad homónima atesora casonas de indianos, iglesias, museos y un puerto que bien merecen una visita. Frente a la isla de San Vicente, a la que se puede llegar a pie con la marea baja, se extiende la espectacular praia de Morouzos, de más de 2 km y rodeada de pinares, donde el segundo fin de semana de julio acampan más de 20.000 personas para asistir al Festival del Mundo Celta de Ortigueira, una cita para los amantes de la música folk de todo el mundo que se celebra desde 1978.

shutterstock 1617700060. Sepúlveda (Segovia)

Foto: Shutterstock

8 / 10

Sepúlveda (Segovia)

Su situación estratégica le ha permitido desarrollar un importante legado histórico y artístico que en la actualidad le han llevado a formar parte de la Asociación de los Pueblos Más Bonitos de España. Su antiguo castillo hoy acoge la sede central del ayuntamiento, mientras que las murallas del siglo XII todavía conservan algunas de las puertas de las siete que había. La herencia medieval aflora por todo el pueblo de la provincia de Segovia, donde también se encuentran la iglesia de El Salvador. Saliendo del centro urbano, el visitante puede continuar su recorrido por el Parque Natural de las Hoces del río Duratón.

Taramundi

Foto: Shutterstock

9 / 10

Taramundi (Asturias)

Taramundi es cuchillo y agua. No en vano, durante siglos este pueblo fue conocido por su cuchillería gracias a los yacimientos de hierro y a la profesionalidad de sus habitantes y herreros. Todo ello se recuerda hoy en La Casa Museo de la Cuchillería Tradicional, el elemento cultural más sorprendente de esta localidad. Y es que lo demás es agua, frondosidad y encanto rural, ya que Taramundi es conocido por sus cascadas, lagunas y riachuelos que se domestican en norias y fuentecillas, además de contar con otros imprescindibles como la iglesia parroquial. 

iStock-1258127293. Yeste (Albacete)

Foto: iStock

10 / 10

Yeste (Albacete)

En Yeste, el trazado urbano y la arquitectura son testigos de las culturas que han pasado por este pueblo de la comarca de la Sierra del Segura. Ejemplo de ello son las construcciones religiosas y civiles erigidas por la Orden de Santiago, como las casas señoriales de la calle Guerreros, ermitas o la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, declarada Bien de Interés Cultural, y el Convento Franciscano. Varias rutas de senterismo permiten acercarse al Monte Ardal o al Parque Natural de los Calares del Mundo y de la Sima.

shutterstock 1617700060