Buceando con los faraones

En el fondo del Mar Rojo

Egipto no es sólo sus pirámides, hay también un paraíso submarino por descubrir.

En Egipto no falta ni arena ni agua. Algunos de sus mayores secretos están bajo tierra y en el fondo del mar. Si en el desierto se encuentran las célebres construcciones de la civilización egipcia, en el Mar Rojo hay pecios, jardines de coral, un “Agujero Azul” y tiburones ballena, martillo y longimanus. Un paraíso para los buceadores. 

 

Si el Nilo se navega, los mares Mediterráneo y Rojo se bucean. La costa del Mar Rojo, incluidos los golfos de Suez, en el lado occidental y el de Aqaba, en el oriental, alterna acantilados con playas de grava. El Mar Rojo se caracteriza por sus aguas una gran riqueza y nutrientes que alimentan a sus corales. Existen dos zonas de buceo: la Ruta Norte y la Ruta Sur, en ambas se pueden ver pecios, corales y colorida fauna marina. 

1 / 9
Nilo

Foto: iStock

1 / 9

¿Un río o un mito?

El Nilo, el río más largo del mundo, divide en dos a Egipto. En sus riberas y en el delta de su desembocadura se concentran los principales núcleos urbanos y los campos de cultivos. El Valle del Nilo mide 19 kilómetros de ancho y casi 900 de largo, los que hay entre El Cairo y Asuán. Su densamente habitada capital es la puerta de entrada a Egipto, una megalópolis de algo más de veinte millones de personas a orillas del Nilo, que en este punto se abre como un abanico. 

 
Sharm el-Sheikh

Foto: iStock

2 / 9

¡A todo color!

Sharm el-Sheikh, en el extremo sur de la península del Sinaí, es un centro de vacaciones en el que se suceden resorts, campos de golf, pequeñas zonas comerciales, bares y restaurantes. El fondo marino resulta fascinante por su combinación de corales y peces de colores. Algunos de los sitios en los que se puede bucear son: la bahía del Tiburón, donde hay un arrecife en pendiente y un profundo cañón, y la Torre, con un gran atractivo por su colorido y por el número de caballitos de mar que se pueden ver. Estos dos sitios son accesibles para buceadores sin mucha experiencia. 

 
estrecho de Tiran

Foto: iStock

3 / 9

Para expertos y expertas

El estrecho de Tiran sí requiere mayor experiencia por parte del buceador, debido a las fuertes corrientes, abismos y la presencia habitual de tiburones martillo o ballena que pueden aparecer de pronto. Destacan como zonas de inmersión: la Gran y Pequeña Laguna y los arrecifes Jackson y Gordon.

Dahab

Foto: iStock

4 / 9

Meterse en el agujero

86 kilómetros al norte del estrecho de Tiran, se encuentra Dahab. Este pueblo se hizo famoso por su ambiente hippie en los años setenta. Hoy se ha convertido en un centro de veraneo, muy parecido al resto de los que hay en el Sinaí, pero con ofertas para todos los bolsillos. Aquí los buceadores expertos vienen a sumergirse en el “Agujero Azul”, una poza de 80 metros de profundidad en medio de un arrecife.

Nuweiba

Foto: iStock

5 / 9

Hippies en los arrecifes

Algo más al norte, está el tercer centro vacacional de la zona, Nuweiba. La playa de Tarabeen conserva el ambiente hippie que su vecina Dahab ha ido perdiendo con el paso del tiempo. Aquí, además, el fondo del mar es apto para todos los niveles de buceadores. Destaca la Garganta del pez Ángel, un conjunto de tres arrecifes de coral multicolores.

Parque Nacional de Ras Mohammed

Foto: iStock

6 / 9

Todo un golfo para bucear

En el golfo de Suez, se bucea en el Parque Nacional de Ras Mohammed, donde hay extraordinarios arrecifes de coral en sus 480 kilómetros cuadrados protegidos de la pesca. Se bucea en Shaab Abu Nus, un grupo de islas sumergidas en medio del mar que han causado numerosos naufragios, y en tres espectaculares pecios de barcos hundidos. 

 
pecios

Foto: iStock

7 / 9

Entre pecios anda el juego

El Thistlegorm es un buque de guerra británico a 30 metros de profundidad hundido durante la II Guerra Mundial que conserva parte de su antigua carga: una flota de camiones Bedford y otra de motos Norton 16H. Se requiere experiencia como buceador para realizar esta inmersión. Por su parte, el Dunraven no es uno de los pecios más conocidos del Mar Rojo. Con más de 130 años hundido, los corales se han adueñado de lo que queda de su casco. La fauna que lo visita son bancos de peces murciélago, peces cocodrilo, napoleones o enormes meros. Mientras que el Kingston, junto con el Dunraven, es el pecio más viejo del lugar. Hundido desde 1881 con 70 toneladas de carbón, hoy es un jardín de coral. Es una inmersión sencilla, a poca profundidad, con mucho que ofrecer.

Hurghada

Foto: iStock

8 / 9

Hurghada: un imán para buceadores

El Mar Rojo africano es su orilla occidental, la que baña la costa africana de Egipto. En este litoral, igual que en el de la península del Sinaí, se suceden varios centros de veraneo en los que los resorts y los centros de buceo hacen las delicias de los turistas. El principal se encuentra en Hurghada. Sus fondos marinos son célebres por sus pecios, entre los que destaca el Salem Express. En cuanto a corales, el arrecife Abu Nuhas es un imán para buceadores de todo el mundo, hay delfines mulares, tortugas, atunes, barracudas e, incluso, tiburones longimanus.

buceo fronterizo mar rojo

Foto: iStock

9 / 9

buceo fronterizo

La Ruta Sur, en el litoral africano, es la más desconocida. Marsa Alam, muy cerca de la frontera con Sudán,  es la mejor zona de buceo en el sur del Mar Rojo africano. Es un lugar apto solo para buceadores experimentados, ya que son frecuentes las fuertes corrientes que se pierden en abismos de más de 800 metros de profundidad. A cambio, sus corales están limpios, sanos y llenos de color. En ellos se alojan peces de arrecife, como los extraordinarios peces loro gigantes y en sus praderas submarinas vive el extraño y apacible dupongo, una especie de vaca marina. Otro buen sitio para bucear por esta zona fronteriza es St. John´s. Este lugar lo conforman seis islas dentro del Parque Nacional de Elba. Un fondo marino de paredes que descienden 200 metros y fuertes corrientes que acercan a grandes depredadores acuáticos que se nutren de la fauna compuesta de peces de arrecife que residen por aquí.

 

estrecho de Tiran

En el fondo del Mar Rojo

Seguir Viajando

Egipto

Destacado NG

Compártelo