Emplazamiento divino

Fortificado y sobre un arco de piedra: el pueblo medieval más improbable de Burgos

Además de por su belleza rural, Puentedey destaca por cimentar sus calles y edificios sobre una impresionante cueva.

AdobeStock 635003514 (1)
Foto: Adobe Stock

Puentedey es un pequeño pueblo del término de Merindad de Valdeporres, en la comarca de Las Merindades, también conocida como el Jardín Secreto de Burgos, cuyo nombre se debe a los tiempos en los que Castilla era un puzzle de territorios regidos por los merinos, una figura designada por el rey para impartir justicia.  Por este rincón burgalés desfilan cuevas misteriosas, bosques frondosos, saltos de agua y pueblos fortificados o nacidos al abrigo de rocas protectoras.

Seguir viajando

Es el caso de Puentedey, edificado sobre un arco natural horadado por el río Nela, que accede al pueblo por el cañón del Escomadero. Llamado así (Puente de Dios) por sus primeros pobladores, que atribuyeron a una mano divina el emplazamiento, es un rincón de singular belleza. Por encima de una roca de 15 m integrada en el paisaje, se elevan las casas antiguas, la iglesia de San Pelayo, erigida sobre cimientes del siglo XII, y el palacio fortificado de los Brizuela, del XV, mientras que por debajo discurre el lecho del Nela en un sinuoso trayecto hasta fundirse con el Ebro, a veces saltando como en la cascada de La Mea. La aldea, con medio centenar de vecinos, fue seleccionada en 2022 para ingresar en la lista de Los pueblos más bonitos de España.

Seguir viajando

 

Puentedey
Foto: Shutterstock

Explorar Puentedey y otros pueblos de la comarca es toparse a cada paso con el agua. Embalses y arroyos que en invierno se muestran caudalosos y, cuando despunta el buen tiempo, invitan a refrescante baño; la que se precipita por saltos y cascadas que irrumpen en el camino; y sobre todo, aquella que ha horadado la tierra durante siglos creando un repertorio descomunal de desfiladeros y cañones, así como un universo subterráneo.

Seguir viajando

Como muestra, el Monumento Natural de Ojo Guareña, a una decena de kilómetros de Puentedey, el complejo kárstico más grande de España y uno de los diez mayores del mundo, formado por 18 cuevas y más de 100 km de galerías distribuidas en seis pisos superpuestos, ademas de la ermita de San Bernabé cobijada bajo un pliego pétreo que remite a figuras fantásticas.

 

Muy cerca se encuentra, también, Orbaneja del Castillo, otra rareza de geología y agua caracterizada por una enorme cascada que atraviesa todo el pueblo. Esta corriente de agua fue usada para instalar molinos y prensas a su alrededor, mientras que en las inmediaciones destacan las enorme piedras que son el verdadero castillo donde ahora anidan rapaces y proliferan las rutas senderistas que comunican sus miradores.