Andorra por todo lo alto

La gran travesía o cómo cruzar Andorra esquiando

Una ruta por collados y cumbres de más de 2000 m, entre Pas de la Casa y Canillo para pasar todo el día.

¿Es posible cruzar Andorra esquiando? Sí, al menos el sector sur del país, esa línea de cumbres, circos y lagos glaciares que separan Andorra de Cataluña. Con el mapa de pistas en la mano o descargando la aplicación Grandvalira se puede trazar una ruta de este a oeste desde Pas de la Casa hasta Canillo, pasando por los sectores de Grau Roig, Peretol, Soldeu, El Tarter y Encamp.

Lo que sería media hora por carretera se convierte en una travesía de una jornada entera (ida y vuelta), enlazando pistas de varios niveles y la amplia red de remontes de la estación. Los restaurantes y las terrazas con música pinchada ofrecen múltiples opciones para tomarse un respiro, tomar el sol un rato o disfrutar de una buena comida.

Empezar en Pas de la Casa, la estación más oriental del país, permite recorrer más territorio, mientras que si se comienza tomando el Funicamp, el funicular de 6 km, la ruta se saltaría el sector de Canillo y habría que retroceder para bajar por las pistas de El Tarter y Soldeu.

Esta temporada, el forfet único de Grandvalira Resorts ha puesto aún más fácil descubrir Andorra entera con esquís. Con más de 300 km de pistas, la estación se ha convertido en la mayor área esquiable del sur de Europa y del Pirineo. El inmenso dominio integra las antiguas estaciones de Grandvalira (Pas de la Casa, Grau Roig, Soldeu, El Tarter y Canillo), Pal-Arinsal y Ordino-Arcalís, estas dos en la zona más occidental del país.

1 /6
Pas de la Casa

Foto: Grandvalira Resorts

1 / 6

Pas de la Casa

El sector más antiguo de Grandvalira, fundado en 1956 es también el más oriental y hace frontera con la región francesa de l’Ariège. Todas sus pistas miran hacia el este y aunque se queden sin sol antes que otras, mantienen la nieve más tiempo gracias a esa menor insolación.
Con una pista nocturna, una zona infantil, el nuevo tubbing y los irresistibles arroces del restaurante CBbC Costa Rodona, Pas de la Casa tienta a quedarse a pasar todo el día. Pero el objetivo es cruzar al menos cuatro collados hasta alcanzar Canillo, así que después de disfrutar de un descenso por alguna de sus largas pistas, tomamos el telesilla que sube al Coll Blanc (2528 m)

Grau Roig

Foto: Sandra Martín

2 / 6

Grau Roig

Dos de las montañas más altas de esta zona de Andorra se alzan sobre el sector de Grau Roig: el Pic Blanc (2723 m) y el Pic Negre d’Envalira (2815 m). La conexión con el Pas de la Casa se realiza a través del Coll Blanc (2528 m), un punto de partida de algunas ascensiones con esquís de montaña.
Grau Roig es uno de los rincones de alta montaña más bonitos de Andorra por su emplazamiento en un circo glaciar en el que se hallan los lagos de Pessons, a los que se puede subir con esquís de montaña, con raquetas o de noche con moto de nieve para acabar la jornada cenando en el restaurante Refugi Llac dels Pessons.
Pero eso no será hoy. Siguiendo el rumbo del sol hacia poniente, hay que subir al Pic de Cubil para saltar al sector de Soldeu y al de Peretol.

Foto: Grandvalira Resorts

3 / 6

Soldeu

Pistas amplias y descensos extremos caracterizan el área de Soldeu. También hay largas pistas azules que conectan la zona más alta (Les Solanelles) con el núcleo de Soldeu. Es imposible pasar de largo Soldeu sin detenerse a disfrutar de la cocina, las copas y la música de la Terraza Clicquot Snow Club o del Wine & Meat Bar by Jean Leon. La Tossa dels Espiolets es un buen punto de inflexión para lanzarse por alguna de las pistas negras que bajan hacia Soldeu o bien desviarse ya hacia El Tarter.

Foto: Grandvalira Resorts

4 / 6

Peretol

El sector más reciente de Grandvalira se estrenó en la temporada 2019-20 y ofrece un nuevo punto de entrada a la estación. Su snowpark nocturno atrae a los acróbatas de la tabla que no han tenido suficiente con las horas de sol. El telesilla del Pla de les Pedres, el más largo de Andorra, sube hasta Solanelles, la parte alta del sector de Encamp, a 2500 m de altitud. Desde esta zona alta es posible descender hacia Soldeu o bien dirigirse directamente hacia El Tarter.

Grandvalira El Tarter

Foto: Grandvalira Resorts

5 / 6

El Tarter

Este sector es uno de los más variados no solo por sus pistas para todos los niveles, sino también por el circuito infantil Bababoom Circus, las zonas de freeride y de esquí de montaña señalizadas, y actividades como trineo tirado por perros o raquetas de nieve. Aquí hay más lugares en los que recuperar energías con platos de altura gastronómica, como L’Arrosseria Pi de MigDia. Después de un buen almuerzo se puede empezar el regreso hacia el Pas, acabar la ruta a pie de carretera o acabar la tarde en el sector de Canillo.

CANILLO

Foto: Grandvalira Resorts

6 / 6

CANILLO

La oferta infantil es la estrella en este sector, accesible con un telecabina desde el pueblo de Canillo. Las pistas de nivel sencillo atraen a muchas familias con niños, pero también a quien quiera vivir experiencias de vértigo con una de las tirolinas más largas de los Pirineos o con el Màgic Gliss, un tobogán de 555 m que puede bajarse con gafas de realidad virtual.

Grandvalira Freeride

Mapa Grandvalira

Mapa Grandvalira

La recomendación de los expertos

Grandvalira Resorts

La recomendación de los expertos de Grandvalira

De Pas de la Casa a Canillo

  1. Subir al telesilla TSD4 Pas de la Casa o al TSD6 Font Negre. 
  2. Bajar a Grau Roig por la pista Riberal-KL (negra) o hacerse un selfie con las letras gigantes de Grandvalira y tomar la pista Antenes (negra) o la Pastora (azul).
  3. Subir por el telesilla Tub del Bosc. Dirigirse hacia la derecha rumbo al sector El Peretol: por la pista Serrat Pinós (roja) hasta que se cruza con la pista azul Solanella XL. 
  4. El TSD Pla de les Pedres sube al sector Encamp, junto al Funicamp.
  5. Bajar por la pista Solanella XL (azul) o la Riu Solanelles (roja) hasta el cruce con la pista Riu Cubil. Subir al telesilla TSD6 Pla de les Pedres Soldeu para alcanzar la parte de arriba de Soldeu.
  6. Bajar por Obagot (roja), que va hasta la pista Obaga (azul) y después seguir por Bosc de Fosc (azul) hasta llegar a la pista Ós (azul). A mitad de ésta última, se puede girar a la derecha para bajar por la pista Avet (negra) una de las pistas de Copa del Mundo de esquí alpino de Grandvalira, y con su icònico abeto en el medio de la pista. 
  7. Desde la plataforma de Soldeu, subir con el TSD6 Soldeu al Pla d’Espiolets. Coger la telecuerda TLC Gall de Bosc, que lleva a la zona Pi del Migdia del sector El Tarter a través de la pista azul Gall de Bosc. 
  8. Subir por el TSD6 Tosa Espiolets que lleva a la escultura del águila y a la cabecera de la pista Àliga (negra), un chute de adrenalina.
  9. Con el TSD4 El Tarter subir de nuevo al Pi del Migdia, y coger justo después el TSD6 Llosada.
  10. En la parte de arriba, se puede girar a la derecha para bajar por la pista Oreneta (azul) hasta llegar al telesilla TSF4 Els Clots, que queda a mano izquierda a mitad de pista y que lleva al sector Canillo. Desde allí, se puede bajar por la pista Rossinyol (azul) hasta la base de Canillo. 

 

La Vuelta de Canillo al Pas de la Casa 

  1. Subir al TSD4 Portella. Una vez arriba, se puede girar a la izquierda para ir por la corta pista Geneta (azul) que lleva al telesquí Encampadana, el cual da acceso a una de las zonas más recónditas del sector El Tarter.
  2. Bajar por la pista Isard (roja) hasta el Pi del Migdia. Subir con el TSD6 Llosada y dirigirse hacia el sector Encamp por Cortalets (azul). Una vez abajo, se coge el TSF4 Colibrí y se llega de nuevo a la zona de llegada del Funicamp. 
  3. Bajar por Enradort (roja) y llegar al Llac del Cubil. El TSF4 Llac del Cubil lleva de nuevo al sector Grau Roig. Allí, hay la opción de bajar por la pista Moretó (roja) o por Camí de Pessons (azul), que pasa por el mítico el Restaurante del Llac de Pessons.
  4. Una vez en la base de Grau Roig, coger el TSD6 Pic Blanc para volver al sector Pas de la Casa a través de la pista Directa (roja), l’Estadi Francesc Viladomat (negra) o Isards (azul). 

 

La aplicación de Grandvalira contiene el mapa interactivo de la estación y permite trackear el recorrido.