VNG 257

Los grandes viajes y escapadas del número de agosto de Viajes National Geographic

O cómo darle una vuelta de tuerca a los días de sol, playa y alegría.

El mes más veraniego por excelencia es sinónimo de viajes, de vacaciones y de largas excursiones y sobremesas. Por eso, nada como el próximo número de Viajes National Geographic como compañero de aventura con las numerosas propuestas tanto de destinos cercanos como de viajes exóticos para disfrutar in situ o desde la tumbona. 

¡Suscríbete para recibirla antes que nadie!

1 / 8
GettyImages-1269866065. Cerdeña

Foto: Getty Images

1 / 8

Cerdeña

Después de Sicilia, Cerdeña es la segunda isla más grande del Mediterráneo. Con una superficie de 24.000 km2, tiene todo lo que se le puede pedir a una isla: aguas transparentes, variedad de paisajes –montes escarpados, valles, playas salvajes, acantilados...–, una gastronomía notable, llamativas tradiciones, cierto misterio y esa sugerente sensación de tiempo detenido, de volver al pasado. El viaje que da la vuelta a este paraíso mediterráneo puede empezar en el norte, desde el encantador pueblo de Alghero, o desde el sur tomando la vibrante ciudad de Cagliari como base para descubrir calas de ensueño.

iStock-153706737. El Bierzo

Foto: iStock

2 / 8

El Bierzo

León guarda en la comarca del Bierzo rincones que parecen sacados de un cuento, como las minas romanas de Las Médulas, los montes de los Ancares o el castillo de Ponferrada, y los combina con tesoros del Camino de Santiago, pallozas tradicionales y unos vinos cuyo origen se remonta a la época romana. Encrucijada de sendas medievales, El Bierzo sorprende con espacios naturales perfectos para realizar excursiones de distinta duración a través de bosques de hayas o junto a ríos que conducen hasta cascadas secretas.

iStock-1185475744. Croacia: desde Istria hasta Zadar

Foto: iStock

3 / 8

Croacia: desde Istria hasta Zadar

El viaje desde la península de Istria hasta Zadar descubre la costa norte croata, un mosaico en el que conviven ciudades medievales de aires venecianos y un entramado de islas que despuntan en el luminoso Adriático. Después de pasear entre las mansiones renacentistas de Porec y visitar el anfiteatro romano de Pula, nos sorprenderá la animación de la ciudad de Rijeka y quedaremos fascinados con el patrimonio cultural y natural de las islas Krk, Cres y Lovijn. Antes de alcanzar Zadar y su archipiélago, habrá que desviarse hacia el interior para vistar el maravilloso parque nacional de los Lagos Plitvice. El final de nuestro viaje serán las islas Kornati, uno de los muchos edenes del Adriático croata.

chris-leipelt-9M54sNTIa-4-unsplash. La Costa Oeste de EE.UU.

Photo by Chris Leipely on Unsplash

4 / 8

La Costa Oeste de EE.UU.

San Francisco es el punto de partida de este gran viaje a lo largo de la costa oeste americana rumbo norte hasta la estimulante ciudad de Seattle. Se trata de una ruta de varias semanas, pensada para disfrutar de los mil y un paisajes que aparecen en el camino: bosques fabulosos de secuoyas, viñedos que tapizan el horizonte, lagos, volcanes activos, montañas coronadas por glaciares, dunas gigantes, rocas de formas oníricas… Al llegar a Seattle y dejarse llevar por su animado ambiente urbano recordaremos la ciudad del Golden Gate y reconoceremos el hilo invisible que las une.

GettyImages-631926006. Rías Baixas

Foto: Getty Images

5 / 8

Rías Baixas

Desde la ría de Corcubión hasta la de Vigo, el litoral sur de Galicia ofrece innumerables maravillas paisajísticas además de experiencias gastronómicas inolvidables. El viaje entre Fisterra y Baiona permite admirar una costa de gran belleza natural donde el encuentro entre la tierra y el agua crea paisajes rebosantes de vida. Los faros de este litoral no son solo vigías marineros, son también magníficas atalayas para contemplar este entorno de bahías y penínsulas, con pueblos protegidos del Atlántico a la orilla de las rías, cerca de donde antepasados milenarios construyeron castros y otros más recientes erigieron pazos y hórreos que hoy son obras de arte. La visita a Pontevedra y al parque nacional de las Islas Atlánticas serán etapas indispensables.

iStock-542796452. Escocia

Foto: iStock

6 / 8

Escocia

Las Highlands o Tierras Altas reúnen la esencia de Escocia, ese carácter indómito, forjado entre sus montañas y que identifica a sus habitantes y, cómo no, a su whisky. Nuestra ruta empieza en Inverness, capital y nudo de comunicaciones de la región. Desde aquí es fácil acercarse a los principales atractivos de las Highlands: la bella isla de Skye, el lago Ness, el valle de Glencoe, las destilerías de Spey, las montañas Cairngorms y el remoto litoral norte, con sus pueblos orientados hacia las lejanas islas Shetland y Órcadas. El verano es una buena época para visitar la zona no solo por el buen tiempo sino también porque es cuando tiene lugar los Juegos de las Highlands, una competición de destreza y fuerza que se celebra en diversas localidades.

GettyImages-572686663. Plana d'Arc, Castellón

Foto: Getty Images

7 / 8

Plana d'Arc, Castellón

Recorrido por un grupo de pueblos unidos por la vía Augusta romana y rodeados de bosques y campos de olivos, almendros y vides. La escapada a este enclave castellonense es ideal para tomarse unos días de descanso dando paseos por marismas o hasta cuevas con pinturas rupestres, visitando antiguas fincas con viejos molinos o degustando los vinos y la deliciosa repostería local.

iStock-526423057. Salzburgo (Austria)

Foto: iStock

8 / 8

Salzburgo (Austria)

La ciudad natal de Mozart deslumbra con un bello centro histórico, un entorno de cumbres alpinas y el célebre Festival de Música de Verano. Decir Salzburgo equivale también a cine, concretamente a la película Sonrisas y lágrimas, que mostró la ciudad como el decorado de ensueño que es, con las cúpulas y edificios barrocos de su casco viejo encajados entre montañas alpinas y cruzados por el río Salzbach.

iStock-526423057