En papel y a todo color

Los grandes viajes y escapadas de la revista de octubre de Viajes National Geographic

De lejos a cerca: Tahití, Bután, Rumanía, Berlín, Normandía, Puglia, montes de Asturias y una ruta de Sigüenza a Atienza protagonizan el próximo número.

La revista Viajes National Geographic de octubre llega repleta de propuestas para disfrutar de la montaña y del mar, de ciudades cosmopolitas y de territorios con historia que se hallan a poca distancia de la puerta de casa o al otro lado del planeta. Los Grandes Reportajes, las Escapadas y las Experiencias de este número seducen con su despliegue de fotografías y textos de autores especializados en cada destino.

1 /8
iStock-1172291314. Tahití

Foto: iStock

1 / 8

Tahití

Flotando en medio del Pacífico, las islas de la Sociedad, con sus playas de palmeras y lagunas coralinas repletas de vida, son uno de los destinos míticos del planeta. Tahití, la mayor isla del archipiélago, es a menudo tomada como lugar de paso, pero alberga playas de gran belleza, un interior selvático y poblaciones en las que se ve la curiosa mezcla polinésico-francesa de las costumbres locales. Cada una de las islas tiene un carácter propio que las distingue entre ellas: Moorea es famosa por sus bahías, Huahine y Raiatea por sus templos, Tahaa por las plantaciones de vainilla y los criaderos de perlas, y Bora Bora por su laguna repleta de vida acuática.

iStock-888168162. Bután

Foto: istock

2 / 8

Bután

Viajar a este país del Himalaya equivale a realizar un viaje en el tiempo, entre impresionantes monasterios del budismo tibetano y bosques que se encaraman hasta las nieves eternas de picos sagrados. Entre sus enclaves imprescindibles sobresalen Timbu, la actual capital, y Punakha, la antigua capital; el monasterio de Taksang o Nido del Tigre, colgado de un risco; o el valle de Phobjika, hogar del oso himaláyico, el leopardo de las nieves y el ciervo muntjak.

iStock-1135753868. Rumanía

Foto: istock

3 / 8

Rumanía

El viaje desde Bucarest hasta el delta del Danubio se adentra por un país de mitos que desborda todas las expectativas. Para empezar, Transilvania con su castillo de Bran, los cascos antiguos de Brasov y Sighisoara, o la amurallada y universitaria ciudad de Cluj-Napoca. En el norte, dos regiones acaparan la atención por sus fabulosos templos: Maramures conserva una serie de iglesias de madera del siglo XVIII y Bucovina preserva ocho iglesias medievales con los muros exteriores cubiertos de frescos.

iStock-684551694. Normandía

Foto: istock

4 / 8

Normandía

El Mont Saint-Michel es el objetivo final del viaje por esta región del norte de Francia. La ruta empieza en la casa de Monet en Giverny, sigue el curso del Sena hasta la ciudad de Rouen y después hasta su desembocadura en la encantadora Honfleur. A lo largo del recorrido se pasa junto a extensas playas, acantilados blancos y pueblos balnearios que inspiraron a los pintores impresionistas. Antes de alcanzar el legendario santuario Mont Saint-Michel, hay dos paradas esenciales: el museo del tapiz de Bayeux y la península de Cotentin.

iStock-907886562. Berlín

Foto: istock

5 / 8

Berlín

La capital alemana es una metrópoli global con una oferta cultural desbordante y un paisaje que cuenta la historia de la ciudad, de Alemania y de media Europa. Foco cultural, artístico y social que siempre renace de sus cenizas, Berlín trata de armonizar pasado, presente y futuro con una creatividad inagotable. Los meses de otoño son una época ideal para descubrirla, visitar sus museos de arte, ver lo que queda del Muro y disfrutar de su ambiente nocturno.

iStock-1332648772. El sur de la Apulia

Foto: istock

6 / 8

Salento, el sur de Puglia

El tacón de la bota de Italia reserva sus poblaciones, templos y playas más extraordinarias en la comarca de El Salento, el sur del sur. La primera joya del Salento es sin duda Lecce y su conjunto arquitectónico barroco. En Galatina se puede ir en busca del origen de la danza de la tarantela, mientras que a Poggiardo, Ortelle y Ugento, se acude a ver criptas bizantinas de la Edad Media. Y ya, acabar en Otranto, con el cabo más oriental de Italia y la catedral de Santa Maria Annunziata, y visitar por último el casco histórico de Gallipoli.

Artículo relacionado

iStock-688468022

Italia en profundidad

Ruta por las ciudades más inesperadas de la Puglia

iStock-1354066936. Montes de Asturias

Foto: istock

7 / 8

Montes de Asturias

El interior del Principado de Asturias despliega al oeste de Oviedo tres parques de gran valor natural: Ubiñas-La Mesa, Somiedo y Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias. Son reservas de montes y bosques de gran biodiversidad que pueden recorrerse por una red de sendas de diferentes niveles de dificultad. Lo que hace únicos estos rincones es también su patrimonio etnográfico, como las brañas de Somiedo, conjuntos de cabañas con techo vegetal que usaban los pastores de vacas en verano. La comarca de los Oscos y sus pueblos de oficios artesanos ofrecen un final de viaje perfecto a esta ruta.

shutterstock 1434454562. Guadalajara monumental: de Sigüenza a Atienza

Foto: Shutterstock

8 / 8

Guadalajara monumental: de Sigüenza a Atienza

Sigüenza y Atienza protagonizan una ruta ideal para adentrarse en un territorio despoblado, rico en arte románico y parajes desnudos. La visita a Sigüenza ya da pistas de la monumentalidad de este rincón de la provincia de Guadalajara con sus palacios, iglesias y castillo. La pedanía de Peregrina, el pueblo amurallado de Palazuelos y el castillo de Santiuste son un magnífico interludio antes de perderse por las plazas de Atienza.

iStock-907886562