Arreando

Haras du Pin, el Versalles de los caballos

Ubicado en Normandía, este criadero de caballos es un viaje a una época en la que los equinos eran puras celebrities.

Lo primero que hay que saber de Haras du Pin es que es un criadero de caballos que fascina por igual a quien le gusta este animal y a quien no. No en vano, el conocido como 'Versalles de los Caballos', es un proyecto de, cómo no, Luis XIV, quien a principios del siglo XVIII levantó un complejo que ahora aúna historia, belleza, arte y naturaleza. La inmersión en el universo equino comienza en la entrada principal, un acceso que recibe a los visitantes con nada menos que un arco con cabezas de caballos hechas de oro brillante que se acompañan de una singular abeja, símbolo del Imperio, que fue colocada ahí para honrar a Napoleón III en su visita oficial en 1863. Y ya dentro, desde el patio principal, se aprecia la magnificencia de este lugar. Un magnetismo que también atrapó a la Reina Isabel de Inglaterra, quien en 1967 visitó personalmente el palacio para contemplar en persona su belleza y su historia. 

1 / 8
iStock-1071386418

Foto: iStock

1 / 8

El castillo versallesco

Al fondo del patio se encuentra el castillo diseñado por el arquitecto Robert de Cotte bajo la orden del Rey siguiendo los ideales simétricos del Palacio de Versalles. Dotado de una enorme cantidad de ventanas da la especial impresión de haber sido hecho de cristal. Por dentro la luz lo atraviesa resaltando cada pieza de arte que este contiene. Al recorrer las habitaciones da la ilusión de ser un pequeño museo, aunque fue construido simplemente como la residencia del director. Una escultura y un retrato de Luis XIV recuerda quien fue su brillante creador y gestor. También exhibe un cuadro de Nattier Perré, lámparas colgantes de vela vegetal, grandes tapices con historias de jinetes medievales, muebles con tapices de la época y libros antiguos con registros de caballos del haras del siglo XIX congelados en el tiempo.

iStock-1071386376

Foto: iStock

2 / 8

De cuadra militar a pesebreras de exhibición

A cada lado del castillo asoman dos construcciones idénticas, una reflejo de la otra. Pesebreras donde hoy habitan animales solo para exhibiciones y que décadas atrás fueron ocupadas por caballos de guerra y transporte. El edificio, aún intacto, transporta a un mundo de militares abotonados y caballos de largas cabelleras negras que no solo soportaban el peso de su jinete, sino el de toda una nación. 

8211-Haras National du Pi © Eloise GUITTON - CRT Normandie-© Eloise GUITTON - CRT Normandie. 8211-Haras National du Pi © Eloise GUITTON - CRT Normandie-

Foto: © Eloise GUITTON - CRT Normandie

3 / 8

Museos de época

En un ala de estas naves se encuentra el museo interactivo que cuenta la historia del lugar y exhibe objetos de la época. También hay un café para descansar entre visitas o leer algún libro sobre el palacio que se puede encontrar en la librería. Por otro lado, ya dentro del palacio, sorprende la colección de carruajes antiguos del siglo XVIII que destilan pasión por los caballos y romanticismo. 

iStock-1071386446. Jardines a la altura

Foto: iStock

4 / 8

Jardines a la altura

Los jardines hechos con el exquisito estilo francés pintan las vistas desde la terraza del castillo, la cual da continuación a un inmenso terreno de más de mil hectáreas donde se encuentran las pistas de equitación, las cuales se pierden entre infinitos trozos de bosque. El centro ecuestre el día de hoy aun alberga importantes competiciones abiertas al público. 

haras du pin

Foto: Cordon Press

5 / 8

Hipódromos y palacios

Frente al palacio nace la avenida Luis XIV, un largo campo de pasto rodeado por bellos árboles cuyo final se pierde en el horizonte. En su cercanía se observa una poco común calle transitada por vehículos que, a su costado, cuenta con  ondulantes y verdes pistas públicas para entrenar caballos de carreras, la única en Francia en su tipo. En esta misma vía está el pequeño y pintoresco Hipódromo Bergerie, y en las carreteras aledañas existen innumerables pequeños castillos privados escondidos entre los arboles los cuales descubrir es una fascinante aventura. 

iStock-1071386360. Mitomanía equina

Foto: iStock

6 / 8

Mitomanía equina

Una curiosidad que se puede ver en el museo es la tumba de un caballo llamado Furioso. Nacido en 1946, como señala su cripta, este potro pura sangre inglés fue el padre de Lutteur, campeón olímpico en Tokio en 1964 y Pomone, campeón mundial el año 1966 en Argentina. Es la única lápida del lugar, reservada solo para un padre de campeones que recuerda las glorias y la importancia de los caballos en este lugar. 

iStock-1071386742

Foto: iStock

7 / 8

Orgullo nacional

Este palacio es parte del Haras Nacional de Francia desde que Napoleón III creara esta institución como tal para favorecer la crianza de caballos para la guerra y el transporte, aunque ya no funciona como tal, si no que hoy tiene el estatus de Museo Patrimonio de la región. Igualmente se pueden ver elegantes caballos aparecer y desaparecer entre los recovecos del palacio e, incluso, en determinadas visitas guiadas se pueden apreciar uno a uno durmiendo o comiendo en sus cuadras. 

8105-Le-Haras-du-Pin-©-A.-Weatherhead---D.-Dumas-CRT-Normandie-©-A.-Weatherhead---D.-Dumas-CRT-Normandie. 8105-Le-Haras-du-Pin-©-A.-Weatherhead---D.-Dumas-CRT-Normandie

Foto: -©-A.-Weatherhead---D.-Dumas-CRT-Normandie

8 / 8

Un final de época

Todo finaliza con un espectáculo ecuestre en el teatro montado dentro de la misma antigua construcción. La belleza de los animales de la obra y sus movimientos emociona y conecta con la principal musa inspiradora de esta maravilla de la historia, el caballo. 

 

Luis XIV fallece en 1715 no logrando ver el complejo finalizado. Para entonces solo se había terminado la obra de las pesebreras y apenas se había comenzado a levantar el castillo. Es por ello que el palacio se transformó en un espacio sin uso y, a su vez, en un obsequio del monarca a Francia y al mundo marcado por una majestuosidad que solo el Rey Sol podía imaginar. 

8105-Le-Haras-du-Pin-©-A.-Weatherhead---D.-Dumas-CRT-Normandie-©-A.-Weatherhead---D.-Dumas-CRT-Normandie

Haras du Pin, el Versalles de los caballos

Compártelo