Arde Escocia

Hogmanay, la Nochevieja en llamas que celebran los escoceses

El nuevo año llega a Escocia con hogueras, procesiones de antorchas, marchas de vikingos y un baño helado en el Forth.

Fuego, cánticos y whisky son los protagonistas del Hogmanay, la Nochevieja escocesa. La fiesta hunde sus raíces en los ritos de culto al fuego y en la celebración del solsticio de invierno (hacia el 22 de diciembre), tradiciones previas a la llegada del cristianismo a las islas. 

 

WEN-33525052

age fotostock

Hogmanay

En Edimburgo, la noche del 31 de diciembre, una procesión de antorchas recorre la Royal Mile desde el Castillo hasta el parque de Holyrood o a los jardines de Princess. La marcha la encabeza un ejército de vikingos seguido por decenas de miles de personas. Cuando cesan las doce campanadas, todos cantan al Auld Lang Syne (Hace mucho tiempo), un poema de 1788 de Robert Burns. Luego, un espectáculo pirotécnico da la bienvenida al nuevo año entre vítores y brindis.

shutterstock 751988281
shutterstock

La mañana del 1 de enero los participantes del Loony Dook se sacuden la resaca con un baño en el estuario del Forth, en la vecina ciudad de South Queensferry. Antes de meterse en las frías aguas del río, los dookers desfilan por el centro de la ciudad luciendo disfraces de lo más variados. El nombre del estrafalario baño tiene todo el sentido: loony (lunático) y dook, en escocés significa "remojo" o "baño".

 

Loony dook
VisitScotland

El fuego centra los actos del Hogmanay por toda Escocia, desde Edimburgo y las islas Hébridas hasta las Highlands. La ciudad de Biggar es famosa por su gigantesca hoguera y la localidad de Comrie, por su desfile de ocho antorchas de tres metros de alto.

Burghead celebra el Hogmanay el 11 de enero, como antes de que se impusiera el calendario gregoriano. Esa noche el clavie, un barril lleno de palos, desfila hasta una colina en la que se le prende fuego y arde hasta la mañana siguiente.

Skye fin de año
isotck