A solo 60 km de la frontera con España

Le Barcarès: de puerto mediterráneo a delirio navideño

Un plan perfecto para disfrutar de una Navidad a lo grande y en familia.

Durante el año, el bonito puerto marinero de Le Barcarès vive tranquilo dedicado a la pesca y en verano al turismo. Pero cuando llega diciembre, los niños descubren que Papá Noel ha llegado a la ciudad para instalarse unos días a orillas del Mediterráneo, en el Village Nöel Le Barcarès. Su presencia se hace visible en este recinto de 20.000 metros cuadrados, repleto de atracciones que sumergen a los más pequeños y a los adultos en la magia de la Navidad. Este parque temático, que fue inaugurado en 1999, podrá visitarse este año hasta el día 12 de enero.

1 / 5
Barcares

Foto: Barcares Village Noel

1 / 5

¡Ah del barco... jo jo jo!

Le Barcarès es una pequeña localidad del sur de Francia, situada 24 km al norte de Perpiñán –esta ciudad tiene aeropuerto y por carretera está a 2 horas y media de Barcelona–. Cada año por estas fechas el pueblo se transforma en un lugar encantado con la apertura del Village Nöel, un destino idóneo para disfrutar en familia. En el recinto, iluminado por miles de bombillas y decorado con adornos, se puede elegir entre subir a un trenecito, descender en trineo por un tobogán gigante, patinar sobre hielo junto a personajes como osos o pingüinos que por sorpresa saltan a la pista, o recorrer los callejones de este Christmas Village, flanqueados por casetas de madera que alojan puestos de comida. Entre todas las atracciones sobresalen una noria y el Lydia, un transatlántico amarrado junto al mar que se puede visitar, y que esos días parece un abeto de Navidad gigantesco; el resto del año, este buque ejerce de galería de arte y oficina de turismo.

Le Barcares

Foto: José Luís Rodríguez

2 / 5

Esperando a Papá Noel

El Village Nöel de Le Barcarès sorprende cada día a sus visitantes con diversos pasacalles. Soldados cascanueces desfilando uniformados al ritmo de una marcha militar; la comparsa de los Juguetes de la Infancia, en la que los personajes y objetos de nuestra niñez parecen cobrar vida; el Camión de Bomberos, con sus acróbatas y saltimbanquis; Mickey y sus amigos; un Carnaval de máscaras venecianas; el desfile de las Estatuas Vivientes; las Carrozas de los Corazones; la Noche de las Antorchas, cuando su luz parece una serpiente luminosa que recorre todo el parque; o el esperado momento del paseo de Papa Noel. 

 
le barcares i

Foto: José Luís Rodríguez

3 / 5

Un reino mágico

También hay tiempo para detenerse a escuchar actuaciones musicales, como la del Piano Volador, un espectáculo fascinante que permite escuchar las melodías que interpreta una pianista suspendida en el aire, o la música gospel de varias grupos de la región, o los villancicos interpretados por la coral Les Voix du Lydia. (Consultar la agenda completa aquí).



 

 

Barcares puerto. Más allá del Village

Foto: Le Barcarès Tourisme

4 / 5

Más allá del Village

Fuera del Village Nöel, la Navidad también se hace presente en Le Barcarès, por ejemplo en la Place de la République, donde hasta el 24 de diciembre se instala un tradicional mercadillo de Adviento. También se puede aprovechar para pasear por el Allée des Arts, un sendero junto al mar decorado por esculturas de artistas locales, o por el coqueto Port Barcarés, con cafés donde resguardarnos si hace frío, contemplando sobre el agua la estampa de las coloristas barcas catalanas de pesca que desde el siglo XIX se fabrican en los astilleros de la ciudad.

iStock-1065321054. Fortalezas antes de Navidad

Foto: iStock

5 / 5

Fortalezas antes de Navidad

Esta escapada al poblado navideño de Le Barcarès podría completarse recorriendo los alrededores, donde se puede elegir entre visitar el paraje natural de la cercana Laguna de Salses, muy cerca de la fortaleza del siglo XVI que hoy aloja el museo de la esta localidad; seguir la vía verde de L’Agly, 14 km desde la desembocadura del río Agly hasta Rivesaltes por un camino llano; o, en este territorio antaño transitado por los cátaros, visitar alguno de los espléndidos castillos que nos legaron diseminados por esta región del Languedoc-Roussillon.

Le Barcares

Le Barcarès: de puerto mediterráneo a delirio navideño

Compártelo