Linh Phuoc, el templo de Vietnam construido con botellas de cerveza

Esto es lo que sucede cuando se mezcla creatividad, materiales reciclados y muchas botellas de cerveza.

La Pagoda Linh Phuoc es una auténtica obra de arte realizada con materiales reciclados, en su mayoría vidrios, aunque también terracota y porcelana. Y no es de extrañar que gran parte de ese vidrio provenga de botellas de cerveza recicladas. Vietnam es uno de los países más cerveceros del mundo.

1 / 5
iStock-1168004971. Chùa Ve Chai

Foto: iStock

1 / 5

Chùa Ve Chai

Este singular e innovador templo budista no es sólo un lugar de culto, es también un espacio para el arte sostenible. Sus originales figuras y mosaicos, que narran la historia de Buda, desde el nacimiento hasta el nirvana, bien podrían ser, por su estética, parte del decorado de una película de Tim Burton, o incluso, parte del legado arquitectónico del gran Gaudí.

Conocida en vietnamita como “Chùa Ve Chai”, que significa “piezas de botellas de vidrio rotas”, es un clara muestra de que el reciclaje es un gran aliado al servicio de la creatividad artística, en cualquiera de sus formas. Como si de un gran puzzle se tratara, decenas de artistas trabajaron en los diseños y composición de sus coloridos mosaicos, que hoy sorprenden a los visitantes.

iStock-520621624. Arte reciclado en la ciudad de las flores

Foto: iStock

2 / 5

Arte reciclado en la ciudad de las flores

Esta curiosa pagoda reciclada está localizada a unos 10 km del centro de Da Lat, la ciudad de las flores de Vietnam, por la que suspiran muchos vietnamitas. Un auténtico oasis de calma, con una naturaleza privilegiada, rodeada de cataratas, lagos y campos de flores. Un enclave que presume de un clima templado y fresco en el sur de Vietnam. De ahí que se conozca a esta región como la de la eterna primavera. No todo en Vietnam es caos y tráfico como en Hanoi o en Ho Chi Minh.

La mayoría de los turistas que visitan hoy Da Lat son vietnamitas, chinos y otros asiáticos. Motivo por el que este templo aún pasa desapercibido para muchos visitantes occidentales. Sin embargo, los esfuerzos de promoción turística están dando sus frutos y tanto la región como este templo en particular, están ya en el punto de mira de muchos de los viajeros que visitan Vietnam.

iStock-1158231950. Un ejemplo de arquitectura sostenible

Foto: iStock

3 / 5

Un ejemplo de arquitectura sostenible

La visita a este templo es un auténtico deleite para la vista. Lo primero que llama la atención es el enorme dragón de 49 metros de largo que corona la entrada. Los dragones en el budismo simbolizan el poder, la prosperidad y la fuerza. Para su construcción se emplearon nada más y nada menos que 12.000 botellas de cerveza de vidrio.

Las paredes, techos y las estructuras de las criaturas míticas que se pueden observar en el templo, así como sus torres, están realizadas también con trozos de vidrio, además de porcelana y terracota.

iStock-1166877194. El templo de los récords

Foto: iStock

4 / 5

El templo de los récords

Linh Phuoc alberga también una estatua de Bodhisattva, de 18 metros de altura, que está decorada con 600.000 flores inmortales, lo que le ha valido un reconocimiento de récord mundial. Impresiona su tamaño pero también verla recubierta de tanta flor imperecedera.

Pero no se queda ahí la cosa. Este templo cuenta con 11 récords en el país, como por ejemplo el de la torre más alta de Vietnam, con 36 metros de altura, o el de la mayor campana.

iStock-1177279698. Religión y cerveza,  la extraña combinación

Foto: iStock

5 / 5

Religión y cerveza, la extraña combinación

Aunque cada vez es más frecuente encontrar edificios, monumentos y esculturas realizados a partir de elementos reciclados, lo cierto es que en el Sudeste Asiático no es tan común como en otras partes de la geografía mundial. Lo que no quiere decir que sea imposible encontrarlos. De hecho, la ciudad más visitada del mundo, Bangkok, presume de tener uno de los templos budistas más admirados, el Wat Arun, construido con piezas de porcelana china, de cuando los mercaderes comerciaban en la zona.

Eso sí, el de Vietnam puede que sea el único, o uno de los pocos, construidos a partir de vidrio de botellas de cerveza. Lo cual resulta, cuanto menos curioso, sobre todo al tratarse de un espacio religioso. Pero de esta manera, puede que hasta algo poética incluso, se ha impreso parte de su esencia, porque en Vietnam la cerveza es una institución, formando parte de la cultura popular del país.

iStock-520621624

Linh Phuoc, el templo de Vietnam construido con botellas de cerveza

Seguir Viajando

Actualidad

Compártelo