Y los aspirantes son...

"Mamá, quiero ser patrimonio de la Humanidad"

Los monumentos y paisajes que aspiran a ser reconocidos por la Unesco.

Sí, es cierto que España ya tiene 47 bienes patrios Patrimonio de la Humanidad. Sí, también es un hecho que nuestro país esté tan contento en el podio de este ranking, solo detrás de China e Italia. Esta realidad no quita que su singularidad cultural se reduzca a esta cantidad. De hecho, a las puertas de esta designación, a día de hoy, hay 31 monumentos, espacios y tradiciones que completan una lista tentativa. En este listado están los logros de cada uno así como el punto de vista de Viajes National Geographic. ¡Suerte!

1 / 30

Foto: Istock

1 / 30

Paisaje agrícola del Priorat - Montsant - Siurana de la montaña mediterránea

¿Por qué es candidato?

El Priorat-Montsant-Siurana es un paisaje que integra con precisión los límites geográficos, históricos, simbólicos y de identidad de las personas que viven en esta tierra y que la cultivan. Este mosaico nos permite, en poco más de 500 km2, leer in situ la historia de más de 13.000 años de ocupación humana.

Para Viajes National Georgaphic esta pequeña región montañosa de la sierra pre-litoral catalana merece un lugar en el Patrimonio de la UNESCO porque exhibe unas particularidades geográficas que condensan la esencia de los paisajes mediterráneos de interior. Las llanuras verdes invitan a coger la bicicleta y pasear entre los caminos que dividen los cultivos y conectan los pueblos, descubriendo un territorio a penas modificado por el hombre. 

Foto: Istock

2 / 30

Plasencia - Monfragüe - Trujillo

¿Por qué son candidatos?

Las peculiaridades del Paisaje Cultural propuesto incluye dos Conjuntos Históricos y un Parque Nacional íntimamente unidos por vínculos territoriales, históricos, sociales, económicos y ambientales en el corredor meridional de la Cañada Real de la Plata que la sustenta; contiene en su interior los eventos culturales de un territorio que, con Monfragüe como punto central y las extensiones de dehesa (pastos) sobre las que descansa, explica la existencia de las ciudades de Plasencia y Trujillo.

Para Viajes National Geographic, estos lugares merecen ser Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por la riqueza y las particularidades infinitas que ofrecen. Las más de 100.000 ha del P. N. De Monfragüe albergan ecosistemas de gran diversidad biológica que favorecen una amplia y variada fauna, con el buitre negro y la cigüeña negra –casi extinta– como protagonistas. La interacción con sus habitantes ayuda a comprender siglos de historia de simbiosis entre el hombre y la naturaleza.

Foto: CC

3 / 30

Pórtico de Santa Maria de Ripoll

¿Por qué es candidato?

El pórtico de Santa Maria de Ripoll es una obra maestra del arte románico, una pieza única que ha sido apodada la "Biblia de piedra". Se considera un hito indiscutible en el arte románico catalán y un estandarte de la cultura monástica arraigada en la teología bíblica.

Para Viajes National Geographic, esta obra perteneciente al monasterio de Ripoll tiene un lugar especial en la lista del Patrimonio de la UNESCO por la sorprendente cantidad de detalles y complejidad narrativa de sus relieves. Una de las mejores introducciones al rico legado que el románico dejó en territorio catalán y que puede seguir explorándose por los Pirineos. 

Foto: Istock

4 / 30

Sitio de Ancares - Somiedo

¿Por qué es candidato?

El sitio mixto Ancares-Somiedo representa la realidad de estos territorios cuya característica común es la braña, un sistema tradicional de ganadería basado en la trashumancia, todavía en uso hoy en día, y que define el paisaje y la sociedad locales, representando un patrimonio vivo que combina una naturaleza y una cultura únicas.

Para Viajes National Geographic, el P. N. de Somiedo –también catalogado como Reserva de la Biosfera– constituye un entorno único en el que conocer las tradicionales brañas asturianas. El senderismo ofrece la posibilidad de pisar rutas históricas como el Camín Real de la Mesa –y otras vías de comunicación ancestrales– que muestran el antiguo modus vivendi de sus habitantes, que hoy en día las mantienen vivas gracias al ímpetu local y al desarrollo del turismo sostenible.

Foto: Istock

5 / 30

Fortalezas fronterizas

¿Por qué son candidatas?

Las fortificaciones fronterizas de los baluartes fueron planeadas y construidas entre finales del siglo XVI o principios del siglo XVII y finales del siglo XVIII. Fueron construidas como resultado de los conflictos militares que en algunos casos, como el de Portugal, llevaron a la secesión del reino.

Para Viajes National Geographic, visitar estas fortificaciones supone toda una lección de historia del periodo que fue testigo de la llegada de la artillería a la lógica bélica. Algunos de los ejemplos que merece la pena conocer son Pamplona, Jaca, Girona o Ciudad Rodrigo, en la provincia de Salamanca. 

Foto: Istock

6 / 30

Iglesia de San Salvador de Valdedios

¿Por qué son candidatos?

Asturias ha conservado el grupo más completo y homogéneo de la arquitectura medieval temprana en toda Europa occidental. Fechados a lo largo del siglo IX y principios del siglo X, los seis monumentos prerrománicos declarados (en serie) sitios del Patrimonio Mundial no tienen paralelo en lo que respecta al grado y la calidad de su estado original de conservación.

Para Viajes National Geographic, una ruta por el prerrománico asturiano merece un lugar en la lista por la belleza y el valor histórico de sus componentes. La iglesia de San Salvador de Valdediós es uno de los más especiales de este grupo arquitectónico. Sus tres naves construidas a tres niveles de altura guardan en sus bóvedas interiores pinturas murales de gran importancia. El frondoso verdor de todo el entorno conforma un lienzo que combina a la perfección con la sobriedad de la piedra clara.

Foto: Istock

7 / 30

P. N. Marítimo-terrestre de las Islas Atlánticas

¿Por qué es candidato?

El P. N. Marítimo-terrestre de las Islas Atlánticas incluye tres tipos principales de entornos ecológicos (marinos, adlitoriales y terrestres), así como ejemplos únicos de diversos tipos de hábitats y especies de interés para la conservación de la biodiversidad. Todo esto significa que esta área es de Valor Universal Excepcional.

Para Viajes National Geographic, las Islas Cíes, delante de la Ría de Vigo, y las Ons, frente a la Ría de Pontevedra, junto con Sálvora y Cortegada componen un entorno natural tan bello como único y privilegiado. Playas, dunas, acantilados, cuevas, faros y pueblos son el bello escenario en el que una enorme riqueza biológica convive en armonía con la población local, cuya idiosincrasia sencilla y pesquera tiene un encanto irresistible.

Foto: Javier Zori del Amo

8 / 30

El legado histórico del Ferrol de la Ilustración

¿Por qué es candidata?

La autenticidad del conjunto de Ferrol de la Ilustración se aprecia en todas las construcciones principales de ingeniería y arquitectura, ya que se conservan con el diseño y los materiales del siglo XVIII, sin adiciones miméticas, destacando la calidad de la piedra de granito original.

Para Viajes National Geographic, el conjunto de Ferrol es una oportunidad perfecta para acercarse al modo en que el puerto gallego se diseñó siguiendo la lógica de las ideas ilustradas cuando Felipe II escogió la Ría de Ferrol como base para la Armada Real. El baluarte de San Juan , el Castillo de San Felipe o el arsenal militar son alguno de sus mejores ejemplos. 

Foto: Istock

9 / 30

Asentamiento grecorromano de Empúries

¿Por qué es candidata?

Empuries es el único sitio arqueológico en la Península Ibérica donde se combinan los restos de una ciudad griega (Emporion) y los de una ciudad romana (Emporiae). El papel desempeñado por Emporion entre las poblaciones indígenas llevó al nacimiento de la cultura ibérica.

Para Viajes National Geographic, las razones para alabar la Costa Brava catalana son infinitas, y Empúries es una de ellas. Estas playas mediterráneas fueron el enclave escogido por los fenicios, que vieron en esta tierra el lugar ideal para ampliar su red comercial fundando un mercado –literalmente Emporion. A ambos lados las villas marineras de Sant Martí d’Empúries y L’Escala son paradas habituales para degustar la gastronomía de la región, y tierra adentro, los paisajes del fértil Ampurdán harán las delicias de los viajeros.

Foto: Istock

10 / 30

Edificios mozárabes de la Península

¿Por qué son candidatos? 

El mozárabe es un arte único, de naturaleza ecléctica, un producto del sincretismo de diferentes fuentes, que tiene lugar en un momento y entorno geográfico específico, basado en el excepcional desarrollo de eventos en Iberia a comienzos de la Edad Media

Para Viajes National Geographic la riqueza de una tierra es el resultado del legado de todos sus habitantes históricos, algo especialmente evidente con el arte mozárabe en España. Con presencia en el territorio desde finales del siglo VIII y principios del IX hasta mediados del siglo XI, los edificios representativos se pueden encontrar repartidos por diferentes provincias como Zamora, Ourense, Toledo, León...

Foto: Istock

11 / 30

Catedral de Jaén

¿Por qué es candidata? 

El monumento de la catedral de Jaén es el ejemplo mejor conservado y más representativo del arte del Renacimiento español. Los elementos arquitectónicos, espaciales y tecnológicos de la catedral de Jaén muestran un gran dominio, obra del arquitecto Andrea Vandelvira.

Para Viajes National Geographic, la catedral de Jaén, de estilo renacentista y fachada barroca, consiguió impregnar toda una época, durante la cual los mismos elementos usados por Andrea Vandelvira –bóvedas colgantes, un concepto único del espacio interior…– están presentes en otras construcciones posteriores españolas y latinoamericanas.

Foto: Istock

12 / 30

La Rioja y Rioja alavesa, región vinícola

¿Por qué es candidata?

El paisaje de la vid y el vino de La Rioja y Rioja Alavesa es el área que mejor representa la Denominación de Origen Rioja. Reúne características únicas e incluye todos los elementos que representan los valores excepcionales de la cultura del vino.

Para Viajes National Geographic la fertilidad de la tierra bañada por las generosas aguas del río Ebro es uno de los factores claves de esta región, que se debe disfrutar a paso lento, sobre ruedas –bici o coche–, pero sobre todo pisando el territorio. Para algunos, las mejores bodegas del país tienen aquí sus grandes centros de producción. Visitarlas es todo un placer para el paladar, pero también para la vista, pues algunas son bonitas obras arquitectónicas.

Foto: Istock

13 / 30

Castillo de Loarre

¿Por qué es candidato?

Por ser una creación única que ha cambiado muy poco desde el edificio original y debido a sus vínculos con ciertos eventos históricos y especialmente por ser un excelente ejemplo de una cierta tipología de arquitectura defensiva y de un estilo característico, el románico.

Para Viajes National Geographic la espectacular construcción de esta fortaleza oscense presume de ser el castillo románico mejor conservado del mundo. Tras sus majestuosas murallas el visitante se adentra en la época del dominio musulmán de la Península, cuando, desde el cerro sobre el que fue instalado, se podía vigilar toda la llanura circundante.

Foto: Istock

14 / 30

Molinos de viento del Campo de Cartagena

¿Por qué son candidatos?

Los pocos molinos de vela que se conservan se extendieron por toda la cuenca mediterránea durante los siglos XII y XIII y conservan las características de los cretenses: crucero a vela y esquema general de la torre.

Para Viajes National Geographic los molinos de vela son un testigo de como los campesinos de esta zona aprendieron a utilizar en su favor los embates del viento de costa del Mar Menor ha sufrido siempre, constituyendo un viaje a los usos y costumbres de nuestros antepasados. Harineros, salineros, aceiteros o de agua, los molinos que se pueden visitar son los de La Puebla, de La Palma, de Pozo Estrecho y de Alumbres.

Foto: Istock

15 / 30

Las Cañadas Reales

¿Por qué son candidatas?

Además de su uso tradicional por los ganaderos, esta red de senderos de ganado es un patrimonio cultural de la más alta consideración, dada la riqueza ecológica, artística, histórica y social que rodea a estos sitios de dominio público.

Para Viajes National Geographic, las cañadas reales son una herencia fundamental de un pasado más reciente de lo que se cree y un testimonio único de las relaciones humanas con el paisaje, aprovechándolo sin estropearlo. Uno de sus mayores valores es que actualmente, miles de kilómetros de estas cañadas siguen en uso. 

Foto: Istock

16 / 30

Patrimonio histórico de la minería onubense

¿Por qué es candidato?

Que en el cauce del Río Tinto y del Tharsis se pueden encontrar vestigios romanos, yacimientos medievales y una rica arquitectura industrial en una minas que fueron explotadas hasta hace poco más de un siglo.

Para Viajes National Geographic, este espacio merece la pena que sea protegido por su indudable singularidad y por ser, además, una de las pocas cuencas mineras que han sido explotadas durante gran parte de la historia.

Foto: Istock

17 / 30

Monasterio de Santa María de la Rábida (Huelva)

¿Por qué es candidato?

Porque, junto al resto de lugares donde Colón estuvo descansando antes de partir hacia América, es un testigo vivo de una de las hazañas que cambiaron la historia de la humanidad.

Para Viajes National Geographic, estos templos y direcciones merecen ese reconocimiento ya que, además de su simbología, son espacios que conservan su formología y su aspecto, permitiendo conocer un poco más de la cultura marinera de esta costa durante el siglo XV.

Foto: Istock

18 / 30

Calzadas romanas de la Península Ibérica

¿Por qué son candidatas?

Por dos principales razones. La primera, que están repartidas por toda la geografía en trazados que siguen vigentes incluso hoy en día. La segunda, por el estado de buena conservación de muchos de ellos.

Para Viajes National Geographic, esta red merece estar en este listado por ser la base de la red de carreteras españolas hoy en día y porque ha sido fundamental par ael desarrollo económicos del país, tanto en la época romana como en la actualidad.

Foto: Istock

19 / 30

Románico del norte de Castilla y León y del sur de Cantabria

¿Por qué es candidato?

Porque este estilo artístico y arquitectónico cuajó en esta zona de manera excepcional, manteniendo hoy en día su belleza austera y, a su vez, su capacidad para asombrar y acercar a Dios a través del silencio.

Para Viajes National Geographic, las ermitas, iglesias y monasterios de este estilo que pueblan esta región son una demostración de que, pese a no contar con las técnicas del Gótico, los constructores de la época lograron levantar templos emocionantes en lugares muy diversos de la geografía.

Foto: Istock

20 / 30

Sitio de El Prado y el Retiro en Madrid

¿Por qué es candidato?

Porque este barrio y parque de Madrid acoge una densidad notable de monumentos y demuestra que, pese a los cambios de gustos y de estilos a lo largo de la historia, ha resistido gracias a su belleza clásica y a su urbanismo exquisito.

Para Viajes National Geographic, tanto este espacio verde como sus calles anexas sintetizan la creación de una capital como Madrid y su conversión en urbe moderna en la que cultura, naturaleza y ciencia son elevadas a arte.

Foto: Istock

21 / 30

Cultura Talayótica de Menorca

¿Por qué es candidata?

Porque en toda la isla se cuenta la friolera de 1500 yacimientos correspondientes a esta civilización prehistórica que se caracterizaba por su fulgor constructivo y creativo.

Para Viajes National Geographic, todos estos hallazgos merecen estar en la lista ya que, en su conjunto, permiten entender mejor cómo era la vida en la isla hace miles de siglos y, además, porque han sido respetados en mayor o menor medida por los diferentes pobladores, lo que permite disfrutarlos en integridad.

Foto: Istock

22 / 30

Conjunto obispal de Egara

¿Por qué es candidato?

Por tratarse del vestigio de un obispado visigodo único en el mundo por su arquitectura prerrománica y por sus diferentes motivos pictóricos y escultóricos. Además, es el único recuerdo que se tiene de una ciudad de origen romana que llegó a tener una importancia notable en el noreste de la península.

Para Viajes National Geographic, este conjunto lo tiene todo para ser Patrimonio Mundial. Y es que, a su consabida originalidad hay que sumarle el hecho de ser apenas conocido ni reivindicado, lo que hace que su inclusión sea hasta necesaria.

Foto: Istock

23 / 30

La ciudad adriánica de Itálica

¿Por qué es candidata?

Si el hecho de haber sido la cuna de dos de los emperadores más ambiciosos y exitosos de la historia de Roma (Adriano y Trajano) fuera poco, esta urbe representa a la perfección cómo era el urbanismo de las ciudades de la época (conocido como estilo adriánico) gracias a su buena conservación.

Para Viajes National Geographic, este yacimiento merece estar incluido por ser una oportunidad casi única en la Península de disfrutar de una ciudad romana que no ha sido alterada y que mantiene sus principales señas de identidad.

Foto: Istock

24 / 30

Flanco mediterráneo de los Pirineos

¿Por qué es candidato?

Porque esta unión entre montaña y mar tiene un valor doble. El primero, el natural, de ahí que siempre haya sido protegido como parque nacional por ambos países. Y el segundo, cultural, ya que en sus cuevas, playas y costas se han asentado las principales civilizaciones del Mediterráneo.

Para Viajes National Geographic, este paisaje cultural merece la pena que sea protegido ya que es un claro ejemplo de cómo un muelle natural puede desarrollar tanta cultura y tanta biodiversidad.

Foto: Istock

25 / 30

Paisaje de los olivos de Andalucía

¿Por qué es candidato?

Por ser la epítome de los parajes mediterráneos y porque su producto principal, el aceite de oliva, ha generado una cultura y una industria a su alrededor diga de ser protegida y reivindicada.

Para Viajes National Geographic, esta mezcla de paisaje espectacular con cultura industrial es prácticamente insuperable, además de permitir el desarrollo de una actividad, el oleoturismo, que está cambiando las fincas locales.

Foto: Istock

26 / 30

Ruta de la Plata

¿Por qué es candidata?

Por haber sido una vía comercial clave para el desarrollo comercial, militar y político del oeste de la Península y por haber dejado algunas de las mejores construcciones romanas que hoy se conservan en todo el mundo.

Para Viajes National Geographic, esta ruta merece ser Patrimonio Mundial por la variedad de restos arqueológicos que hay entre Mérida y Astorga y que son un testigo vivo de cómo eran las autopistas del Imperio.

Foto: Istock

27 / 30

Ribeira Sacra

¿Por qué es candidata?

Por ser un ejemplo de paisaje en el que la agricultura y la religión ha creado rincones mágicos. O lo que es lo mismo, por acoger desde terrazas de viñedos hasta monasterios silenciosos en una zona agreste donde se puede degustar el silencio.

Para Viajes National Geographic, la Ribeira Sacra merece ser incluida en el listado de Patrimonio Mundial ya que acoge un conjunto de monasterios únicos en España y porque es un ejemplo de cómo los viticultores de antaño han mostrado del camino para aprovechar al máximo las horas de luz y las características del suelo de esta región situada en las provincias de Lugo y Orense.

Foto: Istock

28 / 30

El vino en Iberia

¿Por qué es candidato?

Porque durante la época romana, este producto fue clave en el desarrollo económico de la península y, además, porque hay vestigios de la vinificación en esta época en toda la geografía, desde Cádiz hasta Valencia.

Para Viajes National Geographic, este pasado vitivinícola merece la pena ser protegido ya que es una forma única de conectar dos épocas, la actual y la Edad del Bronce, así como todas las evoluciones que esta agricultura ha experimentado con el paso de los siglos.

Foto: Istock

29 / 30

Turó de la Seu Vella de Lleida

¿Por qué es candidata?

Por ser un ejemplo único en el mundo de colina sacra reconvertida en fortaleza militar, mezclando la arquitectura típica de los dos estilo y sorprendiendo por su espectacularidad en el skyline leridano.

Para Viajes National Geographic, este conjunto merece estar en la lista por varios motivos. El primero, la indudable belleza de las construcciones góticas y las fortificaciones posteriores. El segundo, por mantener a flor de pie gran parte de sus heridas de guerra y tercero, or haber sabido transformarse en el principal reclamo turístico de la ciudad.

Foto: Istock

30 / 30

Valle salado de Añana

¿Por qué es candidato?

Porque estas espectaculares salinas han sido explotadas desde tiempos inmemoriales de una forma única, transformando la economía de toda la comarca.

Para Viajes National Geographic, además de su valor histórico, este espacio demuestra que pasado y presente se pueden encontrar tras años de abandono en lo que es uno de los monumentos que mejor se han restaurado y dinamizador en los últimos años. Además, es uno de los mejores ejemplo de la industria salinera de la península.

iStock-477534444

"Mamá, quiero ser patrimonio de la Humanidad"

Compártelo