Con el mapa en la mano

Los lugares más "british" para una primera vez a Londres ( o una segunda)

Los monumentos, museos y barrios más destacados de la capital del Reino Unido para una primera vez o para volver a disfrutar de los grandes clásicos.

Londres es una de las ciudades más magnéticas y fascinantes de Europa. Desde que los romanos la fundaron con el nombre de Londinium hace más de dos milenios, la capital del Reino Unido ha visto nacer y ha inspirado a algunos de los artistas, científicos y pensadores más importantes de la historia occidental, como la escritora Virginia Woolf, el físico Isaac Newton o el filósofo John Suart Mill.

Actualmente, Londres es una capital cultural y uno de los centros artísticos más importantes del mundo. Además, la ciudad tiene cuatro monumentos que han sido reconocidos como Patrimonio de la Humanidad y una gran multitud de museos, librerías, parques, teatros y edificios históricos en los que perderse y disfrutar de la esencia de esta metrópolis. Pero ¿qué clásicos ver durante una primera visita a Londres?

 

big ben y alrededores
Foto: iStock

El Big Ben y alrededores

El mejor lugar para iniciar la ruta por la ciudad es el Big Ben, uno de los símbolos más icónicos de la capital británica. Aunque la torre gótica es mundialmente conocida como “Big Ben”, en realidad su verdadero nombre es “la Torre del Reloj” y el “Big Ben” es la campana de 14 toneladas que hay en su interior.

Al lado de la Torre del Reloj se encuentran el Parlamento del Reino Unido, compuesto por la Cámara de los Lores y la Cámara de los Comunes, y la Abadía de Westminster, el templo más antiguo de la ciudad, donde se han celebrado las coronaciones de los reyes británicos desde 1066. Además, en el interior de la Abadía están enterrados muchos miembros de la realeza y algunas de las figuras históricas más importantes del país.

 

Al otro lado del río Támesis, frente al Parlamento, está el London Eye, la noria de 135 metros que, desde su inauguración en el año 200, se ha convertido en uno de los mayores reclamos de la ciudad. 

Seguir viajando

Palacio de Buckingham
Foto: iStock

Palacio de Buckingham

A quince minutos del Big Ben, atravesando St. Jame’s Park, se llega al Palacio de Buckingham. Este hermoso edificio neoclásico ha sido la residencia de la familia real británica desde la coronación de la reina Victoria en 1837. El palacio dispone de casi ochocientas habitaciones y ha sido ampliado y remodelado a lo largo de los años.

 

Durante los meses de verano, entre julio y septiembre, el Palacio de Buckingham abre sus puertas a los visitantes, dando al público la posibilidad de adentrarse en algunas áreas del interior del edificio: los Salones de Estado, las Cocheras Reales y la impresionante colección artística de las Galerías de la Reina. Durante el resto del año, las puertas permanecen cerradas, pero aún así, miles de personas de todo el mundo se acercan a Buckingham para ver el famoso Cambio de Guardia que realizan los soldados del palacio.

Picadilly Circus
Foto: iStock

Piccadilly Circus

Picadilly Circus es el “Times Square” de Londres y uno de los centros neurálgicos más importantes de la ciudad. La plaza destaca por sus luminosas pantallas de anuncios y la fuente de Eros situada en el centro, cuya figura principal, un hombre alado, apunta con su arco y flecha a turistas y londinenses.

 

Esta concurrida plaza está rodeada de decenas de restaurantes, pubs, cines y teatros. Además, Picadilly Circus se encuentra a menos de diez minutos a pie de Oxford Street, la calle comercial más importante de Londres, en la que hay más de 300 tiendas de ropa de todo tipo.

Hyde Park
Foto: iStock

Hyde Park

Este maravilloso parque de más de 140 hectáreas situado en el corazón de Londres es el más grande y antiguo de la ciudad. Hasta el reinado de Enrique VIII, Hyde Park perteneció a la Abadía de Westminster, pero a partir del siglo XVII el espacio se convirtió en un parque público abierto a todos los londinenses.

 

Durante los meses más cálidos y soleados, los prados verdes y los bancos de madera de Hyde Park se llenan de locales y visitantes que van al parque a caminar, descansar, leer o pasar una tarde en familia o con amigos.

 

En el lado oeste, Hyde Park conecta con los Kensington Gardens, el lugar que inspiró a J.M. Barrie a escribir el cuento Peter Pan, de ahí que entre los árboles haya una escultura del protagonista de la historia tocando su famosa ‘flauta de pan’ junto al hada Campanilla.

Seguir viajando

Notting Hill
Foto: iStock

Notting Hill

Al norte de Kensington Gardens se extiende el barrio de Notting Hill, una de las áreas más tranquilas y pintorescas de la ciudad. Notting Hill es conocido por sus casas de colores pastel, por su variopinto Portobello Market y por haber sido el escenario de las películas románticas como Notting HillLove Actually.

 

En la calle St Lukes Mews está la casa rosa en la que se desarrolla una de las escenas más icónicas de Love Actually y en el número 13 de Blenheim Cres se puede visitar The Notthing Hill Bookshop, la librería en la que da comienzo la película protagonizada por Julia Roberts y Hugh Grant.

Camden Town
Foto: iStock 626263396

Mercado de Camden

El Mercado de Camden es uno de los lugares más curiosos y especiales de Londres. Situado en el corazón de Camden Town, el barrio en el que nació la cantante Amy Winehouse, este mercadillo está formado por seis mercados diferentes en los que hay desde puestos de comida de todo el mundo hasta una gran variedad de tiendas de ropa, tiendas de segunda mano, estudios de tatuajes, puestos de artesanía e incluso una tienda subterránea con un DJ y bailarines gogó, la famosa Cyberdog.

Covent Garden
Foto: iStock

Covent Garden

Covent Garden es un barrio concurrido y animado que surgió alrededor de un mercado de flores, frutas y verduras. Actualmente, Covent Garden es una zona llena de teatros, restaurantes, puestos de artesanía y paradas de artistas callejeros. Además, ahí se encuentra la Royal Opera House y otro de los mercados más importantes de la ciudad, resguardado bajo tres pabellones que se construyeron a principios del siglo XIX.

St. Paul’s Cathedral
Foto: iStock

St. Paul's Cathedral

St. Paul’s Cathedral, obra del arquitecto Christopher Wren, es la segunda catedral más grande del mundo después de la Basílica de San Pedro del Vaticano. Esta catedral fue erigida entre 1676 y 1710 en el mismo lugar en el que, tiempo atrás, se había alzado la iglesia más antigua de Inglaterra, construida en el año 604. Bajo los frescos de la cúpula de este majestuoso edificio se casaron el príncipe Carlos y Diana, y se celebró el funeral de Winston Churchill, además de otros importantes acontecimientos históricos.

 

Cruzando el Millennium Bridge desde St. Paul’s Cathedral se puede llegar a otros dos lugares de interés: la Tate Modern, el museo de arte moderno más importante del Reino Unido, y el Shakespeare’s Globe, la reconstrucción del teatro en el que William Shakespeare presentó sus obras a principios del siglo XVII.

Tower Bridge
Foto: iStock 510495111

La Torre de Londres y Tower Bridge

Paseando a orillas del Támesis en dirección al este, pronto se llega a la Torre de Londres. Este edificio de más de 900 años de historia fue, durante mucho tiempo, la cárcel en la que se encerraba a las personas que ofendían o traicionaban al rey. También fue el lugar en el que se ejecutó a reinas como Ana Bolena o Jane Grey, esposas de Enrique VIII, y a pensadores como Thomas Moore. Dentro de sus muros se puede visitar el Palacio Medieval, la Capilla Real de San Pedro ad Vincula de 1520 y las Joyas de la Corona, el gran tesoro de los reyes británicos.

 

Al lado de la Torre de Londres se encuentra el Tower Bridge, un puente de estilo victoriano que fue el primero que se construyó para unir las dos orillas del río. Junto al Big Ben y el London Eye, el Tower Bridge es uno de los símbolos más emblemáticos de Londres.

Museo Británico
Foto: iStock

Los museos de Londres

Además de recorrer parques, catedrales, mercados y lugares históricos, Londres dispone de una larga lista de museos que merecen una visita. Uno de ellos es el Museo Británico, que es uno de los museos más antiguos del mundo y el tercero más visitado después del Louvre de París y el Metropolitan de Nueva York.

Otro museo imprescindible es el Museo de Historia Natural, dedicado a la Tierra y las ciencias naturales. Este museo cuenta con una colección de más de 70 millones de objetos y especímenes del mundo natural y está dividido en tres áreas: una dedicada a los dinosaurios, otra a los mamíferos y otra a la fuerza interna del planeta, es decir, los volcanes y los terremotos.

     

    La National Gallery, situada frente a Trafalgar Square, dispone de más de 2.300 cuadros entre los que destacan obras de Van Gogh, Miguel Ángel, Rembrandt y Velázquez. Recorriendo los pasillos y las salas de la National Gallery, los visitantes pueden contemplar algunas de las mejores piezas de la historia de la pintura occidental.

     

    Por último, la Tate Britain, ubicada a pocos pasos del Big Ben, posee la colección más grande de arte británico del país. Sus galerías están ordenadas de manera cronológica, empezando por obras del siglo XVI y llegando hasta la actualidad. Además, la Tate Britain es conocida por tener algunas de las obras más famosas del movimiento prerrafaelita como, por ejemplo, el cuadro Ophelia de John Everett Millais.

     

    Para leer más

    1. Londres: lo que el turista no ve
    2. Cómo la Venecia postindustrial de Londres se ha convertido en el barrio de moda
    3. El jardín de Londres que florece los 365 días del año
    4. El mejor bar del mundo está en Londres
    5. Cinco excursiones en tren para ensanchar un viaje a Londres