De faro en faro

Mallorca estrena una nueva ruta senderista que recorre el sur de la isla

La Ruta dels Fars recorre la costa meridional de Mallorca, desde Capdepera hasta Andratx: 258 km divididos en 12 etapas

Mallorca ya puede recorrerse entera a pie gracias a la inauguración de la nueva Ruta dels Fars, un sendero señalizado que a lo largo de 258 km discurre por la costa sur entre Capdepera y Andratx, pasando por Palma y enlazando hasta 8 faros. El nuevo itinerario se suma a los senderos de largo recorrido de la Ruta de la Pedra en Sec (GR-221) y de Artà-Lluc (GR-222).

Andratx

Andratx

Ocho faros, doce municipios, 285 km de longitud, de este a oeste. La recién inaugurada Ruta dels Fars permite recorrer la costa sur de Mallorca y completar la vuelta a la isla si se enlaza con los otros dos senderos de largo recorrido mallorquines, el de la Pedra en Sec y el de Artà-Lluc. Lo que diferencia la ruta de los faros es que discurre enteramente por la costa y que atraviesa la ciudad de Palma.

A lo largo de las doce etapas en que se divide, la Ruta dels Fars ofrece la oportunidad de descubrir no solo los atractivos paisajísticos del sur mallorquín sino también enclaves de interés histórico y cultural. En efecto, las etapas incluyen desde pueblos y viejos varaderos como los de Portopetro, hasta antiguas torres vigía, aljibes, el talayot de Capocorb, molinos harineros o las canteras de piedra marés de Porto Cristo.

Cala Agulla y Cala Ratjada. La primera etapa de la Ruta dels Fars
istock

Aunque el sendero puede realizarse por tramos y empezando donde se quiera, es recomendable seguir la ruta de este a oeste y comenzar en el faro de Capdepera. Inaugurado en 1861sobre una península rocosa, la lámpara de Capdepera baliza el punto más estrecho del canal que separa Mallorca de Menorca.

El primer día de camino se pasa por los antiguos viveros de pescadores de Cala Ratjada. Las siguientes jornadas transcurren entre las calitas abiertas al pie de torrentes y antiguos puertos pescadores reconvertidos en tranquilos enclaves de veraneo. La costa sudeste se completa en cinco etapas y parte de la sexta, la más extensa, de 33 km entre Cala Figuera y la Colonia Sant Jordi.

La Seu, la catedral de Palma
istock

Después de este largo tramo, se inicia el recorrido por el litoral sur rumbo hacia Palma, la bella capital, con un extenso y bien cuidado casco medieval y una oferta gastronómica excepcional. Es el momento quizá de detenerse a disfrutar de la ciudad, conocer su patrimonio monumental y visitar la catedral y los museos de arte.

Las últimas etapas, la 11 y la 12, de Son Caliu al Port d'Andratx, descubren rincones encantadores como el Caló del Monjo o Cala Blanca, perfectos para un refrescante baño.