Mapa Viajes NG

Mallorca también tiene museos

El arte contemporáneo también tiene sus rincones en esta isla de sol, playa y ensaimadas.

Playas de roca y de arena, cabos que miran al amanecer o al ocaso, ensaimadas para desayunar y para merendar, una sierra con pueblos rodeados de frutales, la catedral de Palma… y arte, mucho arte, religioso y de vanguardia. Desde Palma hasta Alcudia, Andratx o Sóller, los creadores isleños exhiben sus obras en museos situados en enclaves magníficos, asomados al mar o en edificios históricos.

.
.

 

 

Sa Bassa Blanca

 

En un enclave excepcional de Alcudia, una antigua finca remodelada por el arquitecto egipcio Hassan Fathy alberga un interesantísimo museo de arte contemporáneo, con obras de artistas africanos, fotografías y esculturas de los siglos XX y XXI. Las exposiciones temporales son la otra gran baza del Museo Sa Bassa Blanca, siempre abierto a los creadores de otros continentes. Como curiosidad, una de las salas está cubierta por un artesonado mudéjar de 1498 declarado Bien de Interés Cultural de las islas Baleares. El museo cuenta con otros espacios expositivos fuera del edificio principal: un antiguo aljibe y un parque con esculturas de Ben Jakober y Yannick Vu, impulsores del museo en 1993.

Can Prunera

 

Una señorial casa de estilo modernista en el centro de Sóller es desde hace diez años la sede del Museo Modernista Can Prunera. El nombre del museo se refiere al estilo del edificio y al mobiliario y la decoración que alberga, pero las obras que exhibe pertenecen a otros muchos movimientos artísticos de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Entre sus grandes piezas, destacan cuadros de Miró, Toulouse-Lautrec o Paul Klee, además de una sala dedicada al pintor Juli Ramis, nacido en Sóller.

Fundació Miró

 

La casa en la que Joan Miró vivió y creó durante 30 años, de 1956 a 1983, acoge desde 1981 la Fundació Pilar i Joan Miró Mallorca. El centro se localiza en el pequeño núcleo de Cala Major, muy cerca de Palma, y requiere un mínimo de dos horas para visitarse al completo. Cuenta con varios espacios: el Taller Son Bot, una casa del siglo XVIII donde Miró dejó grafitos en los muros a carboncillo; el Taller Sert, diseñado por Josep Lluís Sert, amigo del artista, y que Miró convirtió en un taller creativo; el Edificio Moneo, donde se exhibe el fondo de obras de la fundación; y el Jardín de Esculturas, un parque frente al edificio de Moneo con obras de Miró dispersas por los parterres.

Es Baluard

 

La fortificación de Sant Pere (siglo XIV) aloja desde 2004 una sensacional colección de arte del siglo XIX hasta la actualidad, con más de 780 obras de artistas nacionales e internacionales. Se trata de Es Baluard, Museo de Arte Moderno y Contemporáneo. La exposición permanente reflexiona sobre la evolución artística a través de los creadores y movimientos que han confluido en las Baleares. De ahí la organización por periodos: el modernismo y el paisaje (Joaquim Mir, Sorolla o Norah Borges…), los movimientos de vanguardia de inicios del siglo XX y el arte de las décadas de los 40 y 50 (Fernand Léger, André Masson, Oteiza, Tàpies, Juli Ramis…), las nuevas tendencias de los 60 (Bechtold, Joan Brossa, Erró, Juan Genovés…) y la variada escena artística actual (Lida Abdul, Marina Abramović, Pilar Albarracín…). El aliciente de este museo no es solo su fondo artístico sino también los espacios donde se expone, que incluyen las salas interiores, las terrazas, los patios y un antiguo aljibe que antiguamente proporcionaba agua al barrio del Puig de Sant Pere. Su mirador es uno de los mejores para contemplar Palma al atardecer y el fenómeno del “Solsticio de invierno” (el 11 de noviembre y el 2 de febrero), cuando la luz del sol atraviesa la nave central de la Catedral y se proyecta sobre el rosetón de la fachada principal.

CaixaForum

 

El antiguo Gran Hotel de Palma, un edificio modernista proyectado por Lluís Domènech i Montaner en el centro de la capital mallorquina, se transformó en 1993 en el CaixaForum de Palma, uno de los centros artísticos más sobresalientes de las Baleares. En este espacio polivalente se realizan actividades culturales de todo tipo, exposiciones, conferencias y conciertos. Sin embargo, el alma del CaixaForum es la colección permanente del pintor Hermen Anglada-Camarasa: 400 piezas entre óleos, dibujos, estampas, litografías, esculturas y objetos personales que resumen la vida y obra de este artista, uno de los principales representantes del modernismo catalán. Anglada-Camarasa nació y estudió en Barcelona, se instaló en el Port de Pollença de 1914 y 1936, se exilió a Francia después de la guerra, y regresó a la isla en 1948, donde murió en 1959.

CCA Andratx

 

Fundado por los galeristas daneses Jacob y Patricia Asbaek, es un trampolín para dar a conocer a artistas internacionales, nacidos o afincados en la isla. El recinto destaca por su arquitectura minimalista, integrada en el paisaje de árboles frutales, almendros y olivos que se extiende en las afueras de la villa de Sa Coma. Después de pasear por sus salas y admirar las obras expuestas, es muy recomendable sentarse a contemplar la Sierra de Tramuntana en la terraza de su Café.

Soller

Compártelo