De chirigota en chirigota

Mapa para disfrutar del carnaval de Cádiz

En Cádiz el Carnaval se vive en toda la ciudad, pero conviene saber cuáles son los mejores lugares donde escuchar sus chirigotas, comparsas y coros.

 

Gran Teatro Falla

Durante un mes este magnífico teatro, inaugurado en 1905, es el epicentro del Carnaval gaditano. El lugar donde decenas de agrupaciones pugnan por encontrar la gloria, que no es otra que llegar a la Gran Final del COAC, en la madrugada del Viernes de Carnaval (en 2020, el día 21 de febrero). Encontrar entradas para ese momento es misión imposible, pero si se está en la ciudad las semanas previas, siempre se puede asistir a alguna de las eliminatorias, acudiendo a las taquillas del propio teatro (en Internet las entradas se agotan en solo unas horas). Solo por el ambiente ya merece la pena venir hasta aquí. Pero es que, además, el ingenio y la calidad vocal de los diferentes grupos participantes (cuartetos, chirigotas, comparsas y coros) son algo realmente increíble. Y gratificante.

Plaza de San Antonio

El sábado de Carnaval, por la tarde, tiene lugar el Pregón Oficial en el escenario de esta plaza, una de las más grandes de la ciudad. Es el inicio oficial del Carnaval en la calle. Aunque ya por la mañana y a primeras horas de la tarde muchos gaditanos y visitantes se animan a disfrazarse y a disfrutar del ambiente festivo que se respira por todo el casco histórico. Después del pregón, en el mismo escenario de la Plaza de San Antonio, las agrupaciones ganadoras del concurso oficial muestran, hasta bien entrada la madrugada, las actuaciones que las hacen acreedoras del preciado galardón.

Barrio de la Viña

Este barrio, sin duda uno de los más populares del casco histórico de Cádiz, está asociado con el Carnaval. Muchas de las agrupaciones, de los letristas y compositores que han triunfado en el certamen oficial han salido de las peñas carnavalescas que hay a lo largo y ancho de La Viña. Por eso tiene sentido que algunos de los mejores escenarios estén aquí. Buen ejemplo es el de la Calle de la Palma. Además, La Viña es un buen lugar para “pillar ilegales”. Es decir, aquellas agrupaciones que, sin haber participado en el concurso del Falla, regalan a quien quiera escucharlas todo su arte en forma de ingeniosas y cómicas chirigotas, dedicadas a las situaciones y personajes de más rabiosa actualidad. De una forma absolutamente gratuita. Se colocan en cualquier esquina del barrio, ¡y a cantar!

Plaza del Mentidero

Por su recoleto urbanismo, esta plaza es un lugar ideal para la celebración de carruseles de coros. ¿En qué consisten? Pues son caravanas circulares (de ahí el nombre) conformadas por bateas. Es decir, remolques tirados por tractores sobre los que se colocan, en distintos niveles, esos conjuntos musicales. Las temáticas de los coros son algo más serias que las de las chirigotas, es cierto. Pero eso no quiere decir que, de vez en cuando, suelten chascarrillos y mofas que hacen las delicias del ocasional público. En cualquier caso, la conjunción vocal de la mayoría de los coros resulta realmente emocionante. Lo ideal es hacerse con unos cucuruchos de pescaíto frito o de chicharrones, con una botella de moscatel o manzanilla, ponerse en el centro de la plaza y pasar horas y horas disfrutando de las actuaciones de los diferentes grupos, sin necesidad de moverse ni un ápice.

Pza del Mercado y Pza de las Flores

En función de cuando se acuda al Carnaval de Cádiz, estas dos plazas son escenario de masivos carruseles de coros, de actuaciones de chirigotas “oficiales” y también de “ilegales”. Conviene aclarar que el Carnaval de calle en Cádiz no dura hasta el Miércoles de Ceniza, como en casi todo el planeta. Aquí, como ya hemos dicho, el festejo oficial comienza con la Final del Teatro Falla, el viernes, se prolonga hasta el domingo de la semana siguiente y luego continúa durante un domingo más, con el Carnaval Chiquito. A éste se lo conoce también con el expresivo nombre popular “de los Jartibles”. Pues bien, durante todo ese tiempo, tanto en la Plaza del Mercado como en la contigua Plaza de las Flores se suceden actuaciones, unas veces programadas y otras, espontáneas. Durante los fines de semana el espectáculo suele comenzar a partir del mediodía.

El Palillero

Muy cercana a las dos plazas anteriores, la del Palillero es terreno abonado para las chirigotas “ilegales”. Éstas, por cierto, resultan especialmente lenguaraces, es decir, muy poco pudorosas en sus temáticas, y con un ingenio que realmente impresiona a cualquiera. Lo ideal es ver sus actuaciones en primera o segunda fila (a veces pueden llegar a congregar a su alrededor a más de cien personas) y, así, no perder detalle ni de los tipos (el disfraz temático de cada una de ellas), ni de las letras, ni de los gestos de cada uno de sus integrantes. A veces también alguien del público es elegido para ser objeto de alguna broma. Desde luego, siempre se agradece que los asistentes acaben coreando el estribillo. Algo que, a base de constantes repeticiones, no resulta nada complicado.

Plaza de la Candelaria

Durante la semana de Carnaval en la calle, la Peña Cultural Carnavalesca La Estrella convoca su propio concurso, que premia las mejores letras de cuplés, tangos y pasodobles (que, junto al popurrí, configuran la actuación completa de una chirigota). Las agrupaciones, siempre elegidas entre aquellas que han participado en el concurso oficial del COAC, muestran su arte sobre el escenario de esta Plaza de la Candelaria. Lo ideal es contemplar las actuaciones de lunes a viernes, mucho menos masivas que durante el fin de semana. Aunque es cierto que los sábados y domingos tienen el aliciente de que participan las agrupaciones ganadoras y que suele haber degustaciones de productos típicos de Cádiz (por ejemplo, pescaíto fríto, erizos, ostiones…).

El Pópulo

Este es el barrio más antiguo del Cádiz. De hecho, durante siglos fue la zona portuaria de la ciudad y un lugar que procuraban no pisar los gaditanos “de bien” por su ambiente arrabalero. Pero los tiempos cambian y hoy El Pópulo, pese a mantener su ambiente popular, es una de los barrios más tranquilos del casco histórico, con restaurantes, bares y tiendas de lo más recomendable. Además, por su urbanismo (calles estrechas y plazuelas), resulta un lugar magnífico para que resuenen los acordes de las chirigotas ilegales. Sobre todo, durante la tarde-noche de los fines de semana.

Chirigota 2

Compártelo