La llamada de los ciervos

Los mejores parques naturales para observar la berrea

Entre septiembre y octubre, la época de celo de los ciervos ofrece un espectáculo único en bosques de toda la geografía española.

Cada año y durante aproximadamente un mes, a mediados de septiembre resuena el sonido de la berrea en los parques naturales de España. Son largos e intensos y dan inicio al ciclo biológico del apareamiento de los ciervos, la época de celo en la que los machos defienden la posesión de su manada.

Lo hacen con el sonido tan característico de la berrea, pero también luciendo sus cornamentas, frotándose en las cortezas de los árboles para marcar territorio y luchando contra otros machos. La berrea es un momento único del año, que solo tiene lugar entre mediados de septiembre y mediados de octubre en varias zonas de la geografía española. Desde Andalucía hasta Cantabria, estos seis parques naturales permiten adentrarse entre montes y dehesas para escuchar, observar y comprender este espectáculo de la naturaleza.

1 / 6
Parque Nacional de Cabañeros

Foto: Shutterstock

1 / 6

Parque Nacional de Cabañeros

El Parque Nacional de Cabañeros es, probablemente, el mejor lugar para ver y oír la berrea del ciervo en España. Conforma uno de los espacios protegidos de mayor relevancia en la península ibérica y cualquier momento del año es oportuno para visitarlo. Sin embargo, otoño juega con ventaja: es el momento del apareamiento de los ciervos. En este parque, ubicado en los Montes de Toledo, entre las provincias de Ciudad Real y Toledo, se puede observar y escuchar los berridos gracias a las rutas guiadas en 4x4 que parten de sus cinco centros de visitantes. 

Con una extensión de 45.000 hectáreas, en el borde suroccidental se encuentra La Raña, una amplia llanura de 8.000 hectáreas donde es posible observar ciervos en celo, pero también otros animales como el corzo, el jabalí, el zorro, el buitre negro y el águila imperial. Estos tours son toda una experiencia y convierten el parque en el Serengeti español que, a parte de desplegar al visitante todas su flora y fauna, también permite conocer el pasado etnográfico de la zona gracias a construcciones tradicionales como los chozos, habitadas por los cabañeros. Además, el parque hace una importante apuesta por el turismo ecológico y se encuentra adherido a la Carta Europea de Turismo Sostenible y al Club de Ecoturismo de España.

Artículo relacionado

DSC 0586

Berrea, berrea

Cabañeros, el safari ibérico inesperado

Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas

Foto: iStock

2 / 6

Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas

Félix Rodríguez de la Fuente ubicó Cazorla en el mapa tras rodar allí uno de los episodios de El Hombre y la Tierra. Este estaba dedicado a la berrea del ciervo y, desde entonces, miles de visitantes se dirigen anualmente hacia el Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas en busca de este espectáculo de la naturaleza. Emplazado en la provincia de Jaén, sus dos kilómetros cuadrados de extensión le convierten en el destino protegido más extenso de España. 

La mejor manera de observar la berrea del ciervo es recorriendo los 16 kilómetros de ruta señalizada que cuenta con cinco miradores dotados de paneles informativos y que, precisamente, lleva el nombre de Félix Rodríguez de la Fuente. Uno de los enclaves más frecuentados para su observación es el mirador homónimo, ubicado junto al embalse de El Tranco de Beas, desde donde también parten barcos que hacen visitas guiadas y permiten observar y, sobretodo, escuchar el gemido de estos ungualdos.

Parque Natural Sierra de Andújar

Foto: José Luis Ojeda / Turismo de Andújar

3 / 6

Parque Natural Sierra de Andújar

Junto a Cazorla, Sierra de Andújar forma parte de la red de parques naturales andaluces donde experimentar la berrea en toda su esplendor. Varios caminos recorren las 73.976 hectáreas de uno de los grandes santuarios de vida salvaje que quedan en España. Una de las pistas más frecuentadas es la de La Lancha, donde uno también puede observar conejos, jabalíes y ciervos. Es durante el otoño, cuando entre estos caminos los ciervos se dejan ver y escuchar todavía con más facilidad. 

El Parque Natural apuesta por la observación de la naturaleza y los safaris fotográficos, que también incluyen la grabación de vídeos y de sonidos del ambiente natural y, a través de varias empresas, se despliega un amplio abanico de actividades como avistamiento de aves, interpretación de la naturaleza, senderismo y, evidentemente, la berrea de los venados. Sin olvidar la observación del animal más emblemático del parque: el lince ibérico. 

Parque Nacional de Monfragüe

Foto: iStock

4 / 6

Parque Nacional de Monfragüe

Monfragüe ofrece una de las formas más especiales de observar la berrea: desde un crucero fluvial. A bordo del Barco del Tajo, uno puede navegar por este Parque Nacional, que forma parte de un entorno privilegiado declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 2003. Es aquí donde uno puede observar las suaves montañas rodeadas de dehesas que conforman el paisaje, disfrutar de la experiencia de navegar por el Tajo y dejarse sorprender por los sonidos guturales que emiten los machos.

Con 18.396 hectáreas, el Parque Nacional de Monfragüe presume de ser el primer espacio protegido de Extremadura y de ser un verdadero santuario para observar aves. Aquí habitan cigüeñas negras, alimoches e incluso el águila imperial, y la mayor densidad de buitre negro del mundo.

Reserva Regional del Cíjara

Foto: Turismo Extremadura

5 / 6

Reserva Regional del Cíjara

En la provincia de Badajoz y dentro de la Siberia Extremeña, este espacio natural protegido de 25.000 hectáreas es hogar de ciervos, gamos, corzos, jabalíes y conejos, entre otros, así como de una extensa variedad de aves como el buitre negro y las águilas perdiceras. Entre su rica vegetación de pinos, encinas y alcornoques, la visita a la Reserva Regional del Cíjara pasa por el Mirador de la Berrea, desde donde a finales de verano e inicios de otoño se pueden escuchar las luchas de los ciervos en celo.

Ubicado en el corazón del parque, se accede a este mirador mediante cuatro pistas que ya permiten contemplar manadas de ciervos, corzos y gamos durante el trayecto. Una vez en el mirador, uno tendrá a su alcance las claves para comprender el ecosistema de la Siberia Extremeña gracias a los paneles informativos.

 

Parque Nacional Picos de Europa

Foto: iStock

6 / 6

Parque Nacional Picos de Europa

Cada septiembre, en los Picos de Europa resuena el sonido de la berrea pero, ¿dónde observarlo? Existen varias zonas en los alrededores del Parque Nacional que permiten recorrer pistas para contemplar los grandes venados. Además, la Red de Espacios Naturales Protegidos de Cantabria organiza visitas guiadas en Saja-Nansa, Liébana y Campoo. Eso sí, han informado que este 2020 no realizarán actividades de observación por cuestiones relacionadas con el Covid-19. 

Son varias las rutas que se ofrecen, entre las que destacan las que parten del sur del parque, en Liébana, y que permiten adentrarse en las peculiaridades de los Picos de Europa y en los valores naturales de la berrea. Tras el recorrido, se alcanzan varios puntos de información y observación, donde a través de los prismáticos, merece la pena detenerse a buscar entre las laderas para dar con algún ciervo en celo.  

Berrea

Los mejores parques naturales para observar la berrea

Compártelo