Cuando el Etna se junta con el mar

Sicilia en ocho playas

Para conocer esta isla se necesitan más de siete vidas y unas cuantas horas de sol en estos lugares.

1 / 8
Mondello

Foto: iStock

1 / 8

Mondello

Es, sin duda, una de las mejores playas para visitar cerca Palermo. Sus aguas cristalinas y la fina arena blanca convierten la playa de Mondello en un parador similar al del caribe en pleno mediterráneo. Situada a tan solo 13 kilómetros del centro de la capital, esta playa larga y curvada está delimitada por un peñón rocoso de exuberante vegetación. El pueblo de Montello también es famoso por el vecindario de villas estilo Liberty de inicios del siglo XX y por la gran oferta de actividades de ocio, como degustar los típicos arancini por el paseo, disfrutar en restaurantes gourmet o maravillarse con la arquitectura del pueblo.

Licata

Foto: iStock

2 / 8

Licata

En el sur de la isla, entre Argigento y Gela, se encuentra la zona costera más bonita y heterogénea de Sicilia. Los 20 kilómetros de extensión costera de Licata alberga desde amplias playas de arena hasta pequeñas calas rocosas, pasando por altos acantilados y playas de guijarros, por las que es posible sumergirse en sus aguas cristalinas, contemplar vistas panorámicas y respirar el aire limpio alejado de las zonas más urbanas. Pero además de los paisajes, Licata cuenta con gran cantidad de arte, historia y gastronomía mediterránea para saborear.

 

 

 

San Vito lo Capo

Foto: iStock

3 / 8

San Vito lo Capo

Su playa convierte esta localidad de la provincia de Trápani en un destino turístico de primera. La bahía de Santa Margherita es una de las más concurridas de la zona gracias a la amplitud de su arena, a la transparencia de sus aguas y a las vistas espectaculares. Además, el pueblo de San Vito lo Capo es famoso por su similitud con las localidades del norte de África. Está formado por casas bajas decoradas con buganvilias, palmeras y patios semejantes a las kasbah de Marruecos, pero el aire magrebí también se percibe en los platos de la gastronomía local, como el cuscús. 

Calamosche

Foto: iStock

4 / 8

Calamosche

Como si fuera una piscina natural, Calamosche disfruta de una de las aguas más tranquilas de la costa siciliana. Esta pequeña cala de 200 metros delimita con dos grandes rocas que impiden el corriente y la convierten en un lugar ideal para practicar submarinismo. Forma parte de la Reserva de Vendicari y cuenta con una gran variedad de flora y fauna. Por si fuera poco, en el año 2005 fue escogida como la playa más bonita de Italia por la Guía Azul de Legambiente.

 

Cefalú

Foto: iStock

5 / 8

Cefalú

Con largas playas de arena dorada y un pequeño puerto pesquero, Cefalú se ha convertido en uno de los destinos más visitados de Sicilia. Es precisamente en la bahía de esta localidad donde se encuentra la playa más conocida del norte de la isla: la playa de Cefalú. Enmarcada por antiguas casas de pescadores, forma parte de un conjunto de costa que se extiende desde la bahía de Aranciotto hasta la de Settefrati. El paseo marítimo de Cefalú brinda una de las mejores vistas de la playa, la bahía y el casco antiguo.

 

 

 

 

Isola Bella Taormina

Foto: iStock

6 / 8

Isola Bella Taormina

Este islote es la perla de Sicilia, 'la isla bonita'. Si bien tiene la belleza, no es exactamente una isla, ya que está conectada con tierra firme por la arena. Pero cuando la marea sube, esta desaparece y se convierte en una roca aislada. Bañada por aguas cristalinas y cubierta por una rica vegetación, Isola Bella fue nombrada reserva natural en 1998. Desde la Bahía de Naxos, se vislumbran las mejores vistas para apreciar la belleza de esta espectacular roca.


 

Scala dei Turchi

Foto: iStock

7 / 8

Scala dei Turchi

Este espectáculo visual es una de las postales más famosas de Sicilia. Sus terrazas de roca blanca fueron ya concurridas en siglos pasados, cuando atracaban los piratas sarracenos, de ahí su nombre. El paso del tiempo y la erosión han hecho de la roca caliza una plataforma de escaleras, en las que los visitantes se colocan para disfrutar de las vistas del mar. Para llegar a ellas, uno tiene que descender por un camino en forma de zigzag con escaleras y rampas y caminar por una playa de arena unos diez minutos. Scala dei Turchi es famosa también por el barro de la roca que aporta propiedades a la piel y por la tranquilidad de sus aguas.

Panarea

Foto: iStock

8 / 8

Panarea

La guinda del pastel es la isla más pequeña del archipiélago de las Eolias, situado en el nordeste de Sicilia. Cerca del Stromboli, la isla Panarea se convierte en un célebre rincón del mediterráneo verano tras verano. Su costa paradisíaca y la tranquilidad hacen que sea el lugar perfecto para perderse. Las playas rocosas o de guijarros son las más comunes de este conjunto de islas, pero es en Panarea donde se encuentra una de las pocas de arena: la Spiaggetta di Zimmar.

 

Isola Bella

Sicilia en ocho playas

Seguir Viajando

Destacado NG

Italia

Compártelo