'Christmas Actually'

La transformación navideña de Hyde Park

El espíritu navideño llega a Londres con el paraíso invernal de Winter Wonderland.

Hyde Park es uno de los parques emblemáticos de Londres. Tal vez, el más emblemático. En realidad, no es un parque, sino muchos. Como los gatos, tiene diferentes vidas: en otoño, es inspirador; en primavera, apasionado; en verano, es una fiesta; en invierno, introvertido… Pero solo en Navidad es mágico. Al menos, del 21 de noviembre al 5 de enero, que es lo que dura el Winter Wonderland.

 

El festival navideño repite cada año, convirtiendo Hyde Park en una aventura invernal llena de fantasía, emoción y juego que a buen seguro alegra el corazón de bronce de la estatua de Peter Pan. Sin duda, es un destacado entre los mercadillos de Londres. Y eso que a la capital británica no le faltan: Oxford Street, Kew Gardens, Greenwich Market at Christmas, Barbican, South Bank, Tate Modern, London Bridge City o Kingston…


El acceso para disfrutar de la feria de Navidad más grande de Londres es gratuito. Se puede pasear tranquilamente por el mercadillo navideño, dejarse tentar por el aroma de las castañas asadas o de los dulces o entrar en los bares. Eso sí, los diversos espectáculos y algunas de las atracciones —el Zippos Circus, Magical Ice Kingdom y Bar Ice, la noria o el espectáculo de patinaje artístico de la compañía Imperial Ice Stars— sí son de pago.

1 / 7
atracciones-navidad-hydepark

Foto: iStock

1 / 7

¡Gira el mundo!

La Navidad también puede ser adrenalina pura… Eso no significa que Santa se dedique a dar sustos por ahí cual Jocker, sino que unas cuantas subidas, algunas bajadas o giros pueden darle ese punto atrevido al ambiente edulcorado de las Navidades. El Winter Wonderland tiene varias montañas rusas. Destacan la Munich Looping, como la montaña rusa transportable más grande del mundo; la Wilde Maus XXL, que es capaz de alcanzar una fuerza G de 2.5 o la espectacular Dr Archibald, con tecnología de Realidad Virtual… Todo ello, además de diferentes tiovivos, desde el más tradicional al más extremo como el Star Flyer, a 60 metros de altura. Pero el verdadero emblema es la Giant Observation Whee, una noria gigante de 60 metros de altura con vistas espectaculares a Londres.

mercadillo

Foto: iStock

2 / 7

Mucha Navidad

Que no es Navidad sin un mercadillo cerca es una de las pocas verdades incuestionables que le quedan a la humanidad. En Winter Wonderland no es que haya un mercadillo, sino que hay uno de los mercados navideños más grandes de Londres. Cuenta con más de 200 puestos de madera decorados con luces, donde será difícil resistir sin volver a casa sin una de esas bolas de Navidad que luego nadie sabe dónde colocar en enero o velas, juguetes, postales, bolas para el árbol, ropa tematizada, comida artesanal…

HPWW17 StreetFood FRANATIC Carolina 0533-Carolina Faruolo

Foto: Carolina Faruolo | Winter Wonderland

3 / 7

La comida navideña era otra cosa

Castañas asadas, algodones de azúcar, crêpes dulces, frutos secos, batidos de todo tipo, chocolate caliente, o, por qué no, un vinito caliente, son los complementos energéticos para un paseo con éxito por el Winter Wonderland. Además, hay diferentes restaurantes y bares temáticos a lo largo y ancho del parque. Por ejemplo, se puede ir al Bavarian Village, un pueblo bávaro recreado donde disfrutar de comida alemana. También se puede dar la nota en el Bar Karaoke, enfriar los nervios en un Bar Ice o pedir ayuda a los dioses en el THOR’S Tipi Bar. Quien quiera seguir girando mientras da un bocado, lo podrá hacer en el The Carousel Bar.

 
pista patinaje

Foto: Winter Wonderland

4 / 7

Deslizarse como en las pelis

La pista de patinaje de Winter Wonderland es la más grande de Reino Unido. Además, con su quiosco musical de aires victorianos, la cosa se pone muy cinematográfica. Para acabar de redondear el asunto, hay música navideña en directo. Lo de aguantar el equilibrio ya es cuestión de cada cual…

espectaculo-Max Miechowski-Fanatic

Foto: Max Miechowski | Fanatic

5 / 7

Aplausos familiares

No hay que ser un Sherlock Holmes para deducir que el Winter Wonderland es el plan familiar perfecto para unas navidades con acento british. Hay multitud de actividades para que los niños (de 0 a 99 años) disfruten sin parar. El Zippo’s Christmas Circus o, en sesión vespertina, The Sooty Christmas Show, son el plato estrella; pero también hay espectáculos protagonizados por Paddington y atracciones adaptadas.

Santa land-Winter Wonderland

Foto: Winter Wonderland

6 / 7

Santa también está aquí

Sí… Santa está en todas partes y para verlo solo hay que creer en él. Si se pasa por el SantaLand, el encuentro está prácticamente asegurado. Esta es la zona de Winter Wonderland infantil, con atracciones de esas en las que sentir el primer cosquilleo de la vida en la boca del estómago o jugar a ser valientes en una montaña rusa slow. En esta zona es donde se encuentra la cabaña de Papá Noel. Ahí es donde hay que ir para encargarle los juguetes y pedirle un autógrafo.

 Fanatic 2018

Foto: Fanatic | Winter Wonderland

7 / 7

Una exposición bajo cero

Una de las atracciones más esperadas en Winter Wonderland es el Magical Ice Kingdom. Se trata de una exposición para recorrido por la nieve con esculturas espectaculares talladas en hielo. Cada año cambia la temática y para esta nueva edición, el Magical Ice Kingdom ha optado por adaptar en hielo la popular novela navideña de Charles Dickens, A Christmas Carol.

atracciones-navidad-hydepark

La transformación navideña de Hyde Park

Seguir Viajando

Actualidad

Londres

Compártelo