Nueva Zelanda: la Cascada Stirling de Milford Sound en 360º

Emplazado en Fiorland, es uno de los saltos de agua más destacados de este espectacular destino neoelandés.

El Mar Tasmania parece que juegue a encontrar su sitio entre las lenguas de tierra de Milford Sound, un espectacular fiordo del Parque Nacional de Fiordland de Nueva Zelanda esculpido por los glaciares durante la Edad de Hielo. Las montañas se alzan imponentes hasta los 1200 metros y, cuando se mira hacia arriba desde el barco o el kayak, se observa cómo las cascadas descienden entre laderas escarpadas y bosques húmedos, hogar de delfines, pingüinos y leones marinos que se dejan ver de vez en cuando.

Una de estas cascadas es la de Stirling, que alcanza los 155 metros de altura y cae desde un amplio valle entre las montañas de Lion y Elephant, la segunda más grande del fiordo por detrás de Bowen Falls. Ambas son algunas de las cataratas permanentes que existen en Milford Sound, ya que el resto son temporales y, dependiendo de las precipitaciones, caen con más o menos fuerza.

Stirling se ha convertido en uno de los saltos de agua más populares entre los visitantes por aparecer en las películas de Lobezno, pero también porque la profunda cala donde se precipita desde el acantilado permite acercarse lo suficiente como para poder sacar instantáneas espectaculares.

Stirling