Viajes NG ha estado allí

Montpellier estrena el MOCO

Con este revolucionario concepto museístico, la ciudad se convierte en plaza fuerte del arte contemporáneo.

El MOCO - Hôtel des collection acaba de llegar para convertirse en la pieza principal de la plataforma cultural de Montpellier. Está tan recién estrenado que aún seguirá oliendo a nuevo por un largo tiempo. El fin de semana de su inauguración fue toda una declaración de intenciones. Al ser de acceso gratuito, se formó una festiva procesión de visitantes de muy diverso estilo, desde familias que aceptaban el desafío conceptual de las obras de arte de forma lúdica, a modernos y entendidos que disfrutaban sin disimulo de poder contemplar por primer vez en Europa de las obras más selectas de la colección privada del emprendedor textil y CEO de Stripe International Inc. Yasuharu Ishikawa

1 / 5
Hotel Montcalm

Foto: Salem Mostefaoui

1 / 5

Cuartel general del arte contemporáneo

Estratégicamente situado entre la moderna estación de tren y la concurrida Place de la Comédie, el Hôtel de Montcalm era de forma paradójica muy poco conocido por los habitantes de Montpellier. Sin embargo, el antiguo edificio de 1816, utilizado como residencia militar durante el S. XX, ahora pasa a ocupar la primera línea como referencia cultural de la ciudad junto al famoso Museo Fabre. El proyecto arquitectónico ideado por Philippe Chiambaretta es lo opuesto a los grandes edificios-espectáculo que últimamente muchas metrópolis utilizan para dotar de presencia las periferias. En ese sentido, la reforma del Hôtel Montcalm es  un ejemplo de reciclaje arquitectónico, en las antípodas de la gestualidad grandilocuente de otros modelos, que queda perfectamente integrado con el centro histórico. El resultado son 1.282 m2 de espacio expositivo repartido en tres plantas, una sala de eventos, un restaurante, un bar y una librería-boutique dedicada arte.

Efecto moco. Efecto MO.CO.

Foto: PCA-STREAM | Jean-Philippe Mesguen

2 / 5

El efecto MOCO

MO.CO. Montpellier Contemporain viene a ser un modelo único en el mundo. Y es que no todo va a ser seguir el camino del Centro Pompidou en París o del Museo Guggenheim Bilbao. En Montpellier han adoptado fielmente la máxima del arte contemporáneo de ser siempre una novedad permanente y han innovado en el concepto. Tal como lo define Nicolas Bourriaud, director general de Montpellier Contemporain, se trata más bien de “un ecosistema original en la vida de un artista”, del que se beneficia el público. Un ecosistema de arte horizontal que acoge desde la formación a la exposición, pasando por la colección, que gira alrededor de tres instituciones: el recién inaugurado Hôtel des Collections, La Panacée, espacio para artistas emergentes en funcionamiento ya desde 2013, y la École Supérieure des Beaux-Arts, una escuela de excelencia artística de ambición internacional.

Estación de tren de Montpellier. Un ADN vibrante

Foto: iStock

3 / 5

Un ADN vibrante

La cultura forma parte del ADN de Montpellier. No es que sea una voluntad, sino que se trata de una efervescencia que se siente caminando por la calles  —y tal vez tenga mucha culpa de ello el 20 % de su población estudiantil—. No es casualidad que tengan la facultad de medicina más antigua de Europa, a punto de cumplir los 800 años. Esa es precisamente la sólida base en la que se sustenta el concepto de Montpellier Contemporain. Ahí están otras piezas clave como el Museo Fabre o el Pavillion Populaire, además de diversos eventos y festivales que abarrotan el calendario anual: el festival de danza, el de cine, el de jazz, Radio France… Pero hasta ahora, y salvo algunas piezas del Fabre, exposiciones puntuales en el Carré St Anne o La Panacée, faltaba un espacio estrella para el arte contemporáneo, que se veía aplazado constantemente por la construcción del espectacular Ayuntamiento de la ciudad de Jean Novelle y por la reestructuración en 2007 del Museo Fabre.

Un espacio experimental

Foto: PCA-STREAM

4 / 5

Una arquitectura 'collage'

Se podría decir que a primera vista la rehabilitación del Hôtel Montcalm tira hacia lo frugal, pero en detalle es estimulante. El diseño experimental de Philippe Chiambaretta hace de la arquitectura un espacio participativo en el que diferentes artistas participan de la evolución constante del edificio. Primero está el jardín-atlas de Bertand Lavier, con todos los continentes representados en especies vegetales y la sonoridad de una fuente llenando el ambiente. A su vez, la fachada se cederá anualmente a intervenciones artísticas como la de Mimosa Echard, que para la inauguración a montado un vitral poético en el acceso con imágenes en baja resolución de uno de sus primeros móviles. Otra de las zonas intervenidas es el Patio de las fiestas, el bar y el restaurante del MOCO. Para la inauguración, se ha escogido una espectacular instalación luminosa de Loris Gréaud que dota a la barra de un aire de videojuego.

MOCO. La distancia más íntima

Foto: PCA-STREAM | SalemMostefaoui

5 / 5

La distancia más íntima

El MOCO-Hôtel de collections no tendrá un fondo propio, pero que nadie se escandalice. Si la apuesta arquitectónica se aleja del modelo de edificios-espectáculos, en cuanto al programa expositivo, Nicolas Bourriaud opta igualmente por situarse en las antípodas de otras exposiciones mediáticas. Por otra parte, el atesorar piezas propias es un papel que institucionalmente le toca al museo Fabre, con su colección de contemporáneo y su sala dedicada a Pierre Soulages. Lo que sí ocurrirá con el Hôtel Montcalm es que se convertirá con tres exposiciones programadas cada año en un escaparate para las mejores colecciones particulares y públicas del mundo. Como no podía ser de otra forma, para la inauguración se ha escogido entre las piezas de una colección prestigiosa, la colección Ishikawa, que el MO.CO. tiene el privilegio de presentar al público por primera vez. La exposición Distance intime, comisariada por Yuko Hasegawa, desarrolla un recorrido excepcional a través de 44 obras, entre lo minimalista y lo sutil, entre la intimidad y lo colectivo, de los mejores artistas contemporáneos como On Kawara, Pierre Huyghe, Danh Vo o Félix Gonzalez-Torres. 

190625 PCA-Moco1 Salem HD-111MOCO©Salem Mostefaoui pour PCA-STREAM

Montpellier estrena el MOCO

Compártelo