Ayer y hoy

Pasado y presente de la Sagrada Familia de Barcelona

El crecimiento urbanístico no ha conseguido eclipsar la fama mundial del templo al que el arquitecto Antoni Gaudí dedicó parte de su vida. La basílica sigue siendo uno de los grandes iconos de la ciudad.

1 / 2
sagrada-familia-hoy

Foto: Age Fotostock

1 / 2

2017

Cuando la Sagrada Familia empezó a construirse hace más de un siglo la obra era casi una utopía. Hoy su silueta de pináculos revestidos de mosaicos se integra sin complejos en el actual perfil urbano. Con el cambio de milenio, Barcelona siguió apostando por proyectos urbanísticos como el distrito [email protected], con rascacielos que miran al mar. La Sagrada Familia los observa desde cerca, mientras crece, ahora elevando la fachada de la Gloria que será la principal. Hace décadas que los visitantes pueden subir a las torres –magníficas atalayas– y desde 2010, coincidiendo con su consagración como basílica de culto, se puede admirar el interior. Se pretende concluirla el año 2026, coincidiendo con el centenario de la muerte de Gaudí.

sagrada-familia-ayer

Foto: César Comas Llabería / arxiu Dr. Comas

2 / 2

1906

La Sagrada Familia fue el templo que Gaudí soñó para Barcelona. Lo imaginó en un solar que en aquella época era casi un campo abierto. Su edificación se inició en la década de 1880, cuando el centro aún vivía ceñido por algunos tramos de muralla. Esta fue derribada en 1897 y la ciudad empezó entonces a expandirse según el plan del Eixample, con calles en cuadrícula y bloques de pisos –en la imagen, el edificio del fondo marca la calle Marina–. El proyecto urbanístico se topó con la fachada de la Pasión –la primera de las cuatro previstas– en plena construcción y tuvo que ser modificado para respetar la obra. Gaudí murió en 1926 sin ver su sueño finalizado, pero legó maquetas y esbozos a sus continuadores.

sagrada-familia-hoy

Pasado y presente de la Sagrada Familia de Barcelona

Seguir Viajando

Ayer y hoy

Compártelo