No, no es un farol

Lo que hay que ver en la «capital de mundo» de Cantabria

Montaña, ríos, artesanía... Y un pueblo con el poder de liderar el planeta.

Al preguntar cuál es la capital a nivel mundial, es posible que las respuestas no broten con excesiva rapidez ni convicción. O puede que los nombres que más surjan en la conversación sean los de las ciudades más pobladas del mundo, como Tokio, Nueva York, Madrid... Esta vez, los tiros no van por ahí. Por increíble que parezca, existe un pueblo español que llegó a ocupar ese puesto con firmeza mucho antes.

Seguir viajando

 

 

Arredondo
Foto: Getty Images

Este apodo fue concedido al municipio y localidad de Arredondo, situado en la comarca del Asón-Agüera, Cantabria. Se emplaza a las faldas del puerto de Alisas y en él confluyen las aguas de los ríos Asón y Bustablado.

Abundan los cotos de pesca de trucha y salmón y los paisajes verdes rodeados de cumbres calizas como Peñas Rocías. Asimismo, destaca por la tradición de "los cuevaneros" o fabricantes de cestas y por su red de cavidades subterráneas que lo convierten en un punto de interés para la espeleología.

Seguir viajando

thumbnail LLO
Foto: Lolo Gómez

Pero, ¿por qué fue bautizado como "la capital del mundo"? Este título se debe a que Arredondo fue el punto de partida desde el que numerosos indianos pusieron rumbo hacia América. Durante su estancia en el continente americano, juntaban grandes fortunas para regresar después al pueblo. A modo de recordatorio y como remedio ante el escepticismo sobre esta historia, se ha instalado una placa de cerámica en una casa a la entrada de Arredondo.

Seguir viajando

ARREDONDO
Foto: Shutterstock

Su fundación estuvo vinculada a la historia de Ruesga, y es que el municipio estuvo anexionado a la Casa de los Velasco desde el año 1300 hasta 1822. A partir de esta fecha, se consolidaron dos ayuntamientos: el de Arredondo y el de Ruesga. Como consecuencia de esto, el sur del Valle de Ruesga adoptó el nombre de Arredondo, y el resto del territorio se quedó como Ruesga.

Algunos de los monumentos que forman su patrimonio son la iglesia neoclásica San Pelayo Mártir, encargo del indiano Antonio Gutiérrez Solana. Anejo al templo se erige una enorme torre cilíndrica que sobresale en el paisaje de Arredondo. Según cuenta la leyenda, esta torre fue construida por el deseo del indiano de poder contemplar el mar. 

Seguir viajando

thumbnail  LLO6172
Foto: Lolo Gómez

Merece una mención la ermita rupestre de San Juan de Socueva, que sentó las bases como referente histórico de Arredondo. Data del siglo X y alberga los restos de un altar visigodo.

Entre las festividades más importantes de su calendario destacan San Íñigo (el 1 de junio, declarada Fiesta de Interés Local), San Pelayo (26 de junio) y la Fiesta del Turista, que tiene lugar el segundo sábado de agosto. Y más allá, hay una cita que es capaz de reunir a los mejores representantes del sector especializado en el ganado caprino de la zona cantábrica: la Feria del Año de Todos los Santos.

Seguir viajando

¡Viajes National Geographic, directo en tu Whatsapp! Síguenos para descubrir lugares fascinantes, destinos sorprendentes y sabores impresionantes.