Del 7 al 1

Bangkok en siete direcciones imprescindibles

Los lugares y placeres de la capital de Tailandia ordenados de menos a más.

En Bangkok, como en toda Asia, se da una patada y sale un templo. Se da otra, y sale un mercado. Por eso es fácil aturdirse entre tantos estímulos y, por eso, he aquí los siete imprescindibles de una de las ciudades más fascinantes y caóticas del mundo.

1 / 7

Foto: D.R.

1 / 7

En el #7: Brindar en las alturas

Tomarse una copa en el piso 62 del hotel Lebua at State Tower, donde disfrutar de unas de las mejores vistas de la ciudad, es una experiencia que no hay que dejar pasar. Este hotel es famoso, entre otras razones, por la película Hangover 2 (Resacón en Tailandia). No obstante, para todo aquel que no se pueda permitir este pequeño lujo, en Bangkok hay infinidad de lugares en los que disfrutar de la reconocida gastronomía tailandesa. Tan solo un apunte: mucho cuidado con el picante, aún cuando un plato indique que es non spicy…

Photo by Lisheng Chang on Unsplash

2 / 7

En el #6: ¿Vamos de compras?

No sucumbir a las compras en Bangkok es imposible puesto que hay mercados para todos los gustos: sobre el agua, nocturnos, de flores, de amuletos… Por nombrar alguno, el de Chatuchak (en la imagen), considerado como el más grande de Tailandia, el mercado nocturno de Patpong, entre falsificaciones y locales de dudosa reputación y el flotante Taling Chan, un pequeño y tradicional mercado en el que se respira la vida cotidiana de los tailandeses. Abre únicamente los fines de semana.

Foto: iStock

3 / 7

En el #5: El río de los reyes

Con este apodo es conocido el río Chao Phraya. Para recorrerlo y adentrarse por los canales, nada mejor que comprar un pasaje en una barca de popa larga para ver el contraste entre las dos orillas. En la parte oeste se pueden ver las modestas casas de madera instaladas sobre pilones en el agua, mientras que en la opuesta se ubican los grandes hoteles y modernos edificios.

Foto: iStock

4 / 7

En el #4: ¡Thai massage, thai massage!

Como no todo va a ser liturgia, un tradicional masaje tailandés es un imprescindible de Bangkok. Aunque por toda la ciudad existen infinidad de lugares que ofrecen masajes, la escuela Wat Pho, ubicada en el templo de mismo nombre, es la única que cuenta con la aprobación del gobierno tailandés.

Photo by Sven Scheuermeier on Unsplash

5 / 7

En el #3: Adrenalina sobre ruedas

Para moverse por Bangkok lo más divertido es subirse a un tuk-tuk, el medio de transporte más peculiar de Tailandia. Considerados un símbolo nacional, estos vehículos de tres ruedas sin taxímetro son la forma más común de desplazarse por la ciudad. Eso sí, es recomendable pactar el precio antes de ponerse en marcha.

Foto: iStock

6 / 7

En el #2: Un buda como ninguno

Ver a un gigantesco Buda de 46 metros de largo y 15 de alto es una visión que difícilmente se puede olvidar. Esta majestuosa estatua recubierta de pan de oro ocupa casi todo el recinto del templo Wat Pho. Si sobra algo de tiempo, en la parte posterior de la estatua se puede llevar a cabo la tradicional ceremonia de la limosna.

Foto: iStock

7 / 7

En el #1: El gran palacio

Este extenso complejo de edificios fue hogar del rey de Tailandia hasta mediados del siglo XX y es una de las principales atracciones de Bangkok. El templo budista Wat Phra Kaew, considerado el más importante del país, acoge el principal icono religioso del pueblo tailandés: el Buda Esmeralda.

¿Vamos de compras?

Bangkok en siete direcciones imprescindibles

Compártelo