Escapada heroica

Ribeira Sacra bajo la niebla: paisajes, pueblos y sabores desconocidos

Los secretos revelados de la Ribeira Sacra desde sus viticultores y la historia de sus pueblos hasta el inigualable sabor del interior de Galicia.

Poco conocida, incluso, por los propios gallegos, la región de Ribeira Sacra guarda su esencia como pocos destinos de España. Su compleja orografía, el aislamiento de sus localidades y su relación con su cultura y sus costumbres hacen que, más allá de las postales heroicas y sus monasterios ajados, esta región de Galicia sea todo un secreto. Este es un viaje por este tramo del Miño donde los sabores, los pueblos y las tradiciones siguen siendo muy auténticas. 

 

1 /7
La Ribeira Sacra desde sus águas

Foto: iStock

1 / 7

La Ribeira Sacra desde sus águas

Antes de las carreteras, el río Miño era la vía más importante para el comercio entre pueblos. Actualmente, navegar por las aguas que serpentean entre estas montañas es una experiencia muy recomendable. La ruta parte de la Quinta Sacra, con barcos guiados por Luisa Rubines, que regresó de Londres a Galicia para presentar su tierra a través de una mirada sostenible. 

"Ya de pequeña iba a ayudar a mi familia a trabajar los viñedos. Pero el río desde abajo es otra perspectiva, descubrí un mundo." cuenta Luisa Rubines, a Viajes National Geographic.

En los primeros compases de la tarde, la niebla oculta las casitas de los viticultores para desvelar, finalmente, bosques surrealistas que cobran vida con la invasión otoñal de amarillo, naranja y rojo. 

La viticultura heróica

Foto: Raquel Cintra Pryzant @solanomundo

2 / 7

La viticultura heroica

Ribeira Sacra es conocida por su viticultura heroica, condicionada por el esfuerzo brutal de cultivar la vid en esta topografía. Según CERVIM, el organismo internacional fundado para salvaguardar la viticultura heroica, este tipo de cultivo es característico en zonas de montaña, en fuerte pendiente o de las pequeñas islas. Además, hay que añadir que la vendimia debe ser manual, para incentivar la conservación del medio ambiente, del tejido social y del paisaje.  Aquí lo más complejo no es la vendimia a mano o la poda con vistas vertiginosas. Lo realmente dificultoso es el traslado de la uva ya cosechada, cuando carreteros suben las montañas con cestos de uvas de hasta 20 kilos en terrenos cuyos desniveles superan el 30% de declive

Estas tierras en el interior gallego son rocosas, lo que hace con que las raíces sean también heroica que, en una performance natural, van retorciéndose como pueden hasta que encuentren algo para engancharse. Esta lucha por la vida se percibe en los toques minerales que destacan los vinos de la región

 

 

La bodega que marida con el miño

Foto: Raquel Cintra Pryzant @solanomundo

3 / 7

La bodega que marida con la Ribeira Sacra

La viticultura heroica se domestica un poco al llegar a la bodega Regina Viarum, cuya visitaes inmersiva y sensorial. La primera parte consiste en una sala en la que se ha reaprovechado casi todas las partes de los bariiles de vino y a partir de ella, un viaje audiovisual por la viticultura heroica. El director, Iván Gómez Veiga, creció por estas tierras y atribuye el sabor de sus vinos a su relación de proximidad con los productores locales. 

"Hemos tratado de hacer una bodega integrada en un viñedo y tenemos más de 20 hectáreas propios" cuenta Iván Gómez para Viajes National Geographic. 

De su producción, donde reinan la variedades de Tempranillo, Mencía y Godello, salió el primer vino ecológico en barril de toda Galicia. Este tinto 100% Mencía sorprende a los enólogos por su intensidad de color y por maridar a la perfección con el pulpo á feira. La visita a la bodega termina con una cata de vinos y quesos regionales, producidos a partir de la leche cruda de vacas Jersey y cabras Saanen. Además, estos manjares que surgen de la Galicia profunda están en el menú del restaurante Vértigo

 

Sabores de vértigo

Foto: Raquel Cintra Pryzant @solanomundo

4 / 7

Un menú de Vértigo

El menú de siete pasos en la bodega Regina Viarum cuenta con las impresionantes vistas a los cañones del río Sil. Vértigo, por el balcón de cristal, pero ante todo, por el viaje narrativo detrás de cada plato del chef Lucas Bustos. 

"Somos parte necesaria de la visita a la bodega porque entendemos que no hay nada más frustrante para un enólogo que mantener el vino en una cava eternamente." cuenta apasionado el chef Lucas Bustos. 

Su temporada en Nueva York y su origen mendocino ayudaron a formar su visión entre los vinos y la gastronomía. Y a partir de ella, se convirtió en uno de los primeros en Argentina a invertir el orden de maridaje de entonces. En lugar de escoger un buen vino para acompañar los platos, él construye los sabores para potenciar de cada una de las copas. Un ejemplo es "la recolección del druida", un crujiente de quinoa, relleno con setas y cubierto por esferas de trufa. El menú 'El Refúgio' continúa con productos de proximidad como la merluza, el ciervo y la vaca gallega. 

 

La cultura de Ribeira Sacra desde el Ecomuseo Arxeriz

Foto: Raquel Cintra Pryzant @solanomundo

5 / 7

La cultura de los pueblos en el Ecomuseo Arxeriz

El Ecomuseo de Arxeriz es una pieza fundamental para entender la cultura de los pueblos de la Ribeira Sacra. Sus instalaciones cuentan sobre la tradición local, desde los barcos de paso hasta los primeros vinos hechos en la región. Los hornos y utensilios curiosos de la época se exponen en una cocina completamente reconstruida. 

Las fiestas tradicionales también están representadas en el museo. Entre todas ellas brilla con luz propia el carnaval donde los volantes y peliqueiros se llevan todo el protagonismo. La fiesta, que también coincide con la llegada de la primavera, se celebra con vigor en estas tierras. Los volantes son personajes que saltan y bailan, con el poder de traer una cosecha fértil. Ya el papel del peliqueiro, cubierto de pieles de animales, es lo de proteger a estos bailarines. Su caminar con palos y cinturones puede asustar a los visitantes, pero su misión es legítima: asegurarse de que todo el pueblo beba vino.

 

El mejor queso azul de España

Foto: Raquel Cintra Pryzant @solanomundo

6 / 7

El mejor queso azul de España

España no tiene una gran tradición de quesos azules. Estos están más comúnmente relacionados con Francia. Pero el queso Savel, producido en Chantada, hizo historia al poner un queso azul gallego en el mapa.

El producto curado en cava es el resultado de un proyecto de la quesería Airas Moniz, que nació de la decisión de convertir los modelos intensivos de explotación de las vacas Frisona para las Jersey en pastoreo. Al principio, esto supuso una disminución de la producción y del rendimiento, pero a la largo ha traído consigo un aluvión de galardones. Y es que la calidad del Savel ha ido acumulando premios como el de Mejor Queso Azul de España en 2022, un Super Gold en los World Cheese Awards y el mejor queso absoluto de España en Salón Gourmets 2021. Este queso azul se elabora con leche cruda, y tiene textura de mantequilla con un picor suave y aromático. 

 

Parador Monforte de Lemos

Foto: Paradores

7 / 7

El despertar en un monasterio

El Parador Monforte De Lemos fue construido en el conjunto monumental del Monasterio de San Vicente do Pino. Su ubicación lo convierte en una opción concreta de hospedaje en Ribera Sacra, pero son los frescos, las esculturas por los pasillos y toda su historia que confirman que el desvío merezca la pena. 

Las habitaciones son de piedra, pero las gruesas cortinas de terciopelo y alfombras dan un aire acogedor y medieval a la estancia. Las ruinas del palacio de los Condes de Lemos y la Torre del Homenaje adquieren un toque especial con la niebla típica de estas latitudes mientras que los árboles de alrededor ponen su parte en la fotogenia del escenario. 

Más informaciones en Cluster Turismo de Galicia y Galicia destino sostible

ribeira sacra