Mucho brilli brilli

El arte lumínico cambia el color de Salamanca

La ciudad Patrimonio de la Humanidad vuelve a llenarse de luz y arte de vanguardia del 13 al 16 de junio.

La ciudad salmantina, patrimonio de la humanidad desde el año 1988 y capital europea de la cultura en el año 2002 se llena del 13 al 16 de junio del mejor arte lumínico. Una iniciativa que transforma sus principales monumentos en lienzos donde las proyecciones y la luz son los protagonistas. En esta edición, los vídeo mapping llegan al Río Tormes, transformando la corriente en una superficie más de este festival

 

Aunque las obras se ubican en los edificios más emblemáticos la Plaza Mayor sigue siendo el epicentro de esta cita gracias al concurso de vídeo mapping

 

1 / 6
Luces en el patrimonio. Con luz propia

Foto: Luz y Vanguardias

1 / 6

Con luz propia

Una selección de artistas internacionales, estudiantes universitarios y empresas audiovisuales proyectan sus diseños y creaciones según las características arquitectónicas de los edificios escogidos: el Ayuntamiento y la Plaza Mayor, la Plaza de Anaya y la Catedral Nueva, el Patio de Escuelas del edificio histórico de la Universidad de Salamanca y el Puente de Enrique Estevan.

Concurso en la Plaza Mayor. ¡Que vote la Plaza Mayor!

Foto: Luz y Vanguardias

2 / 6

¡Que vote la Plaza Mayor!

Los artistas independientes y empresas especializadas participan en un concurso de vídeo mapping en el Ayuntamiento de la Plaza Mayor y optan a dos premios, uno otorgado por el jurado y otro que votará el público entre las 26 obras presentadas. Distintos espacios artísticos de la ciudad salmantina también tienen su lugar en el festival con la programación paralela de +Luz, en a que todos ellos adoptan la temática común de la luz. Salamanca se convierte en el centro nacional de referencia de esta modalidad artística, con la plástica, el vídeo y la instalación.

 

El puente de hierro

Foto: iStock

3 / 6

El puente de hierro

Esta edición cuenta por primera vez con la proyección de luces sobre el río Tormes a su paso por el puente de Enrique Estevan, al sur del centro urbano de Salamanca. El puente centenario fue declarado Bien de Interés Cultural con categoría de monumento en 2016. Construido por el ingeniero Saturnino Zufiaurre y Goicoechea, se sitúa dentro de la arquitectura del hierro y comparte corriente con los puentes de grandes arcos de Eiffel. 

Un Tormes de color 


Foto: Luz y Vanguardias

4 / 6

Un Tormes de color 


En la intervención sobre el río Tormes, el artista invitado José Manuel Ballester, Premio Nacional de Fotografía y artista multimedia, expone la obra Kayapó para representar los dos extremos de la evolución humana. En un lado sitúa el Amazonas, en el otro Times Square: ambos mundos son arrastrados por la corriente de las aguas.

Plaza de Anaya. Una verdad incómoda

Foto: Luz y Vanguardias

5 / 6

Una verdad incómoda

El otro artista invitado es Javier Riera que, inspirado por el libro El aire y los sueños de Bachelard Gaston presenta Hacer leve la tierra en el exterior de la Catedral Nueva de la Plaza de Anaya, una obra que habla de la desaparición de más de la mitad de la avifauna de Europa en las últimas tres décadas y la consecuente pérdida de una dimensión metafórica de nuestra experiencia del mundo. 

Ciudad de cultura y estudiantes. Y, por supuesto, estudiantes

Foto: Luz y Vanguardias

6 / 6

Y, por supuesto, estudiantes

Su patrimonio artístico aflora por cada rincón del casco histórico y sus estilos arquitectónicos pasan por el románico, el gótico y el barroco. Además, es la ciudad universitaria por excelencia. La Universidad de Salamanca es una de las mejores muestras del Renacimiento en España y una de las más antiguas de Europa, por la que pasaron pensadores como Miguel de Unamuno. Esta edición, estudiantes de artes y comunicación de las universidades de la ciudad proyectan sus obras en la fachada del edificio histórica de la Universidad de Salamanca, con la oportunidad de mostrar su talento en el marco de una manifestación cultural de reconocimiento internacional. 

 

Luces en el patrimonio

El arte lumínico cambia el color de Salamanca

Compártelo