La pepita de la Gran Manzana

Seis fascinantes curiosidades sobre Times Square

La plaza más icónica de Nueva York es mucho más que neones y turistas tal y como demuestran estos datos.

1 / 6
iStock-1142409598. Tiene nombre de periódico

Foto: iStock

1 / 6

Tiene nombre de periódico

Muchos se preguntan ¿qué fue antes, el New York Times o la plaza? La respuesta es la plaza, aunque a inicios del siglo XX se llamaba Longacre Square. El caso es que en 1904 el famoso periódico se mudó a uno de sus edificios, trayendo consigo no solo a sus empleados, también su nombre. Aunque la sede de este medio solo estuvo aquí nueve años, la popularización de la intersección de Broadway con la Séptima Avenida y, sobre todo, el paisaje cultural que se fue creando a su alrededor hizo que este bautismo fuera eterno.

iStock-1154373387. Aquella Nochevieja de 1904

Foto: iStock

2 / 6

Aquella Nochevieja de 1904

La influencia del Times no solo se ciñe al nombre del lugar. La celebración de la llegada del nuevo año en 1904 fue una perfecta maniobra de notoriedad por parte del periódico, quien congregó a miles de personas frente a su nueva sede: el por entonces segundo rascacielos más alto de la ciudad. Con esta idea creó una de las costumbres más populares del planeta: celebrar la Nochevieja en este lugar.

iStock-1077320230. Una bola sostenible

Foto: iStock

3 / 6

Una bola sostenible

La famosa bola que, mediante su bajada, anuncia el nuevo año lleva instalada desde la Nochevieja de 1907. Desde entonces, solo ha cesado su labor durante dos años (1942 y 1943) debido a la II Guerra Mundial. En sus orígenes, esta estructura de metal estaba recubierta de bombillas pero desde 2008 esta piel fue sustituida por una de luces LED. Se estima que cada año, gracias a las retransmisiones televisivas, mil millones de personas la observan atentas desde todo el mundo. 

iStock-871040732. Más de 300.000 personas al día

Foto: iStock

4 / 6

Más de 300.000 personas al día

Lo fascinante de este estudio no es tanto las cifras, sino la forma en la que este lugar contabiliza a los viajeros que pasan por aquí: mediante 17 sensores ubicados en diferentes puntos de la plaza y sus alrededores capaces de distinguir a cada viandante. Es decir, que si uno mismo peatón pasa dos veces por la misma coordenada o cruza varias de ellas solo se contabiliza como una unidad en la estadística. El resultado es fascinante, se puede ver actualizado cada mes en la web de la plaza y arroja datos curiosos como que junio y agosto son los meses con más asistencia de público o que los viernes y los sábados son los días con más visitantes,.

iStock-495698925. Anunciarse tiene un precio

Foto: iStock

5 / 6

Anunciarse tiene un precio

En concreto, de entre 20 céntimos y 50 céntimos por impresión, mucho más caro que en las redes sociales más populares o que en Google. Una cantidad que asciende a los 4 millones de dólares anuales para aquellas compañías que lo alquilan durante todo el año. En total, la plaza cuenta con 16 empresas que comercializan los diferentes neones. La propiedad de los mismos es de cada uno de los edificios aunque, mediante los sistemas de medición de asistencia, Times Square ayuda a calcular el coste de cada anuncio en función no solo del tamaño, también de la audiencia potencial.

iStock-1164214173. Famoso por un día

Foto: iStock

6 / 6

Famoso por un día

Eso sí, no hace falta ser una compañía con fines comerciales para lucirse en cualquiera de las pantallas de Times Square. Y es que la empresa Big Sign Message comercializa la posibilidad de publicar un mensaje personal, un vídeo o una imagen durante un tiempo determinado. Eso sí, para saber el precio hay que ponerse en contacto con ellos e indicarles la propuesta detallada y el día y la hora en la que se desea exhibir dicho contenido. Por supuesto, las peticiones de matrimonio son el subgénero más demandado.

iStock-1142409598

Seis fascinantes curiosidades sobre Times Square

Compártelo