Serbia en bicicleta a través del Danubio

El serpenteante Danubio es la línea a seguir en un ruta que atraviesa Serbia de este a oeste y que forma parte de una ruta mayor, la EuroVelo 6 que atraviesa Europa desde el Atlántico hasta el Mar Negro

1 / 6
Belgrado

Foto: AP Images

1 / 6

Belgrado

El Danubio serpentea por el territorio de Serbia de este a oeste. A su paso por Belgrado, capital del país, deja estampas tan bellas como esta. 

Fruska Gora

Foto: AP Images

2 / 6

Fruska Gora

El monasterio de  Kovilj es uno de los 16 monasterios ortodoxos que se pueden visitar en la montaña de Fruska Gora.

Novi Sad

Foto: AP Images

3 / 6

Novi Sad

Novi Sad es la segunda ciudad más grande de Serbia. En la orilla opuesta a Novi Sad, la fortaleza de Petrovaradin, fue la mayor fortificación de Europa.

Smederevo

Foto: AP Images

4 / 6

Smederevo

En Smederevo, la ciudad de las uvas y el vino, su fortaleza se ubica en la confluencia de los ríos Danubio y Jezava.

Golubac

Foto: AP Images

5 / 6

Golubac

La fortaleza de Golubac, puerta de entrada del Parque Nacional Djerdap,  fue escenario de batallas entre el Reino de Hungría y el Imperio otomano.

Kazan

Foto: AP Images

6 / 6

Kazan

En la Puerta de Hierro, el desfiladero más grande y largo de Europa, las paredes de los cañones Pequeño y Gran Kazan, llegan a tener una distancia que apenas supera los 150 metros.

Belgrado

Serbia en bicicleta a través del Danubio

Europa se puede recorrer a sobre dos ruedas y sin motor. Cada vez son más los que se animan a conocer los destinos subidos en una bicicleta y para ellos nació EuroVelo, una red europea de 15 rutas ciclistas de larga distancia que conectan todo el continente. Diseñadas para las largas distancias, también pueden ser usadas en recorridos más cortos, es el ciclista el que elige cuando parar.

Una de estas rutas, la EruoVelo 6, llamada Ruta del Atlántico al Mar Negro, recorre Europa desde Nantes (Francia) hasta Constanza (Rumanía). En total son 4.448 km, de los que 732 km transcurren por Serbia siguiendo al Danubio a través de montañas, acantilados, pequeños pueblos y antiguas fortalezas medievales.

EuroVelo 6 en Serbia

La EuroVelo 6 entra en Serbia cerca de la ciudad de Bački Breg en cuyos alrededores se ubica la Reserva Natural Especial de Gornje Podunavlje, caracterizada por sus grandes pantanos en la orilla izquierda del río Danubio. Siguiendo el camino hacia el este, la ciudad de Backa Palanka tiene una historia que se remonta a la Edad Media.

Continuando la ruta, se llega a Novi Sad, la segunda ciudad más grande de Serbia y donde la fortaleza de Petrovaradin, ubicada en el lado opuesto del Danubio, es un imprescindible. Construida durante el siglo XVII, fue la mayor fortificación de Europa y la más importante del imperio autrohúngaro en los Balcanes.

Dejando atrás Novi Sad, la siguiente parada estaría comprendida por la montaña Fruska Gora, sus viñedos y sus monasterios ortodoxos, que llegaron a ser más de 30 durante la Edad Media, pero que actualmente tan sólo quedan 16. Estos monasterios fueron construidos entre los siglos XV y XVI y reconstruidos en el siglo XVIII.

Tras esta subida, la ciudad de Sremski Karlovci es una parada imprescindible, ya que le siguen hasta tres puertos de montaña antes de llegar a Belgrado.

Belgrado y sus alrededores

En la capital de Serbia, la EruoVelo 6 deja a un lado el paisaje natural y da paso a uno más urbano donde las autopistas y las carreteras son la tónica general. Pero esto dura poco, pues la ruta pone rumbo hacia Smederevo, la ciudad de las uvas y el vino donde conocer algunas de las tradiciones más arraigadas de Serbia. Esta ciudad es también la puerta de entrada a la reserva natural de Deliblato Sands, uno de los tesoros naturales protegidos de Serbia, reforestado durante el reinado de la emperatriz austrohúngara María Teresa.

Aquí, el trayecto vira hacia el sur, hacia Stara Palanka donde el ciclista ha de cruzar el Danubio a bordo de un ferry. El camino continúa hacia Golubac, puerta de entrada del Parque Nacional Djerdap, el más grande y bonito de Serbia, y lugar donde se ubica la presa hidroeléctrica de Djerdap. En Golubac tampoco hay que dejar de visitar su fortaleza, construida a principios del siglo XIV y escenario de batallas entre el Reino de Hungría y el Imperio otomano.

Fin de la ruta

Más al sur, pero dentro del Parque Nacional Djerdap, el asentamiento Lepenski Vir data de más 8.000 años de antigüedad. Este asentamiento incluye ejemplos de las primeras obras de arte monumentales de Europa así como ejemplos de la organización de la vida social en el Neolítico en la cuenca del Danubio.

Por otra parte, Lepenski Vir se ubica en la Puerta de Hierro, el desfiladero más grande y más largo de Europa y la frontera natural entre Serbia y Rumanía. Parte de este desfiladero son los cañones Pequeño y Gran Kazan, donde la distancia entra las paredes apenas supera los 150 metros.

Tras dejar el parque, la ruta lleva a las ciudades de Kladovo, primero, y Negotin, después, en la frontera de Bulgaria y Rumanía y donde finaliza el viaje serbio.

Artículo relacionado

Por la orilla del Loira

Viajes

5 rutas en bicicleta por Europa

Compártelo