Canarias reivindica sus ancestros

Todo sobre Risco Caído, el nuevo sitio Patrimonio de la Humanidad de Gran Canaria

Un reconocimiento que, a su vez, sirve como homenaje a la cultura prehispánica que se desarrolló en esta isla.

El Paisaje Cultural del Risco Caído y los Espacios Sagrados de las Montañas de Gran Canarias acaban de ser incluidas en la lista del Patrimonio de la Humanidad. Estos enclaves situados entre las cumbres más altas del corazón de la isla, y que en la Antigüedad poblaron los aborígenes, destacan por ser uno de los primeros bienes religiosos y astronómicos prehistóricos reconocidos por la Unesco y un lugar clave de la cultura aborigen canaria. La isla ya había sido declarada Reserva de la Biosfera por su excelente muestrario de paisajes.

 

Recorrer Gran Canaria es descubrir un mosaico natural de playas cosmopolitas, costas de dunas y rocas volcánicas y un interior frondoso. Pero también zambullirse en su pasado colonial y aborigen, donde caben historias y leyendas de conquistadores y bravos caciques aborígenes, cuyo nombre engloba a los diversos pueblos de origen beréber que habitaron las Canarias antes de la conquista castellana que ocurrió entre 1402 y 1496. 

Artículo relacionado

alhambra

Lo mejor de lo mejor

Los sitios Patrimonio de la Humanidad de España

1 / 4
iStock-810186094. Risco Caído y Roque de Bentayga

Foto: iStock

1 / 4

Risco Caído y Roque de Bentayga

Situado en una vasta zona montañosa de 18.000 hectáreas del centro de Gran Canaria, en gran parte en el municipio de Artenara, el Risco Caído es un yacimiento prehispánico asentado entre acantilados, barrancos y formaciones volcánicas de la caldera de Tejada. En este sitio se pueden ver restos de viviendas, cisternas y graneros trogloditas de los primitivos bereberes norteafricanos que llegaron a la isla hacia el siglo I, creando sus poblados trogloditas en cuevas naturales y en otras que excavaron en la toba volcánica. Aquí se pueden encontrar estas cuevas que se cree estaban destinadas a prácticas rituales, así como santuarios donde se celebraban ceremonias que veneraban los ciclos estacionales y astronómicos. En sus cavidades se pueden ver inscripciones dibujadas en la roca, muchas aún sin descifrar.

En primavera y verano se organizan visitas comentadas al Risco Caído con el fin de descubrir su naturaleza e interpretar la simbología de este frágil yacimiento. Se sale temprano desde la iglesia de Artenara y, tras 5 km en guagua, hay que seguir una caminata de media hora antes de acceder al sitio arqueológico. La idea es llegar antes de las 8 de la mañana y así poder contemplar –siempre que el tiempo lo permita- los fenómenos solares que se pueden ver tanto en el exterior como en el interior de las cuevas donde se abren oquedades por las que se filtra el sol. La duración total de las visitas es de  4 horas y media. 

iStock-859845012. Más yacimientos aborígenes

Foto: iStock

2 / 4

Más yacimientos aborígenes

Más allá de Risco Caído, la isla cuenta con otros enclaves vinculados a los aborígenes de alto valor. Uno de ellos es el Roque Nublo, una gran roca basáltica en forma de monolito, situada a casi 2000 m y que la naturaleza ha realzado a 80 m sobre su base. Su imponente presencia lo convirtió en objeto de veneración de los antiguos guanches. La roca corona la Caldera volcánica de Tejada, desde la que parten de forma radial casi todos los barrancos de la isla.

 

 

Punta Mujeres secundaria 2. Un yacimiento junto al mar

Foto: Turismo de Gran Canaria

3 / 4

Un yacimiento junto al mar

Pese a que, como el Roque Nublo, este yacimiento no formaba parte de la candidatura presentada a la Unesco, merece la pena visitarlo por ser una muestra arqueológica de los asentamientos aborígenes del litoral de Gran Canarias. Fechado entre los siglos IX a VII a.C., incluye restos de un poblado amurallado con sus viviendas. Los aborígenes se asentaron en este lugar cercano a la Charca de Maspalomas de la que se abastecían de agua.

 

iStock-176597105. Otros Patrimonio de la Humanidad en las Islas Canarias

Foto: iStock

4 / 4

Otros Patrimonio de la Humanidad en las Islas Canarias

Con Risco Caído, el archipiélago suma hasta cinco bienes reconocidos por la Unesco. Los otros cuantro son:

PARQUE NACIONAL DE GARAJONAY. En 1986 la Unesco incluyó este parque canario de La Gomera en su lista de Patrimonio de la Humanidad. La isla, además de ser un magnífico ejemplo del vulcanismo que dio origen al archipiélago, alberga la selva húmeda llamada laurisilva, vestigio de los bosques que en el Terciario poblaban la cuenca mediterránea. La humedad emanada de sus numerosos manantiales y arroyos propicia el crecimiento de una exuberante vegetación que ha desparecido por completo de la Europa Meridional, debido a los cambios climáticos.

 

SAN CRISTÓBAL DE LA LAGUNA. En la Unesco desde 1999, el sitio de San Cristóbal de La Laguna comprende dos núcleos. El primero lo forma la Ciudad Alta con su estructura urbana no planificada, y el segundo la Ciudad Baja, primera «ciudad-territorio» trazada con arreglo a principios filosóficos. Sus amplias calles y espacios abiertos están flanqueadas por iglesias y edificios de los siglos XVI, XVII y XVIII.

 

PARQUE NACIONAL DEL TEIDE. El Parque Nacional de las Cañadas del Teide, en la Unesco desde 2007, es uno de los paisajes más singulares de Canarias, y el senderismo la mejor forma de apreciarlo. El sitio comprende esencialmente el estratovolcán del Teide-Pico Viejo, que con sus 3718 m sobre el nivel del mar, es la cumbre más elevada de España. Esta estructura volcánica se alza a 7500 m por encima del fondo del océano, y se estima que es la tercera del mundo por su altura. El Teide, habitualmente rodeado por un mar de nubes, es una de las imágenes de mayor impacto visual del archipiélago.

SILBO GOMERO: Un patrimonio inmaterial con el que se protege esta peculiar forma de comunicación típico de la La Gomera. Un sistema que nació para comunicarse entre barrancos y que se podría considerar un lenguaje por la variedad de matices, palabras y expresiones que permite sin necesidad de articular ningún fonema. 

iStock-810186094

Todo sobre Risco Caído, el nuevo sitio Patrimonio de la Humanidad de Gran Canaria

Compártelo