Planes para otakus y curiosos

Tokio para amantes del manga

El cómic japonés protagoniza museos, hoteles temáticos y zonas comerciales cada vez más interesantes.

Akibahara

Harajuku

En Japón el manga es un arte y uno de los aspectos más conocidos de la cultura nipona. La popularidad de estas historietas o cómics en el país asiático es tal que, en cuestión de números, las cifras son mareantes. La revista de historias manga más conocida vende la friolera de seis millones de ejemplares cada semana. No en vano, estas novelas gráficas son una parte fundamental de la cultura japonesa que abarcan géneros y formatos distintos. Desde barrios en Tokio centrados en este producto hasta museos especializados en dibujos animados japoneses, el manga llega a todas partes. También a los hoteles.

La revista de historias manga más conocida vende seis millones de ejemplares cada semana.

EL HOTEL DEFINITIVO

Los aficionados que viajen a la capital de Japón están de enhorabuena. Un nuevo hotel permite pernoctar rodeado de miles de cómics. El Manga Art abrió sus puertas el pasado mes de febrero con la propuesta de brindar a sus huéspedes la experiencia nocturna de disfrutar de la lectura mientras están alojados. Ubicado en el barrio de Jimbocho, el hotel ofrece una colección de 600 series y más de 5.000 volúmenes para que los visitantes puedan leer a todas horas y en el momento en que les apetezca títulos tan populares como One Piece o Ataque a los Titanes.

Si bien la mayoría de los cómics están en japonés, también es posible encontrar ediciones en inglés de cara a satisfacer al público extranjero. Además, todos los ejemplares están disponibles para comprar en el Manga Art que, con sus 35 habitaciones de camas-cápsulas, ofrece una experiencia inolvidable para los apasionados a esta lectura.

Manga Art

Foto: The Blueroom Project

UN SAFARI COSPLAY

La pasión que despierta el manga no es nueva. Generaciones de jóvenes y no tan jóvenes viven con tanto entusiasmo las historias de sus personajes favoritos que muchos aficionados acaban mimetizándose con ellos. Es lo que se conoce como cosplay, que consiste en usar disfraces y accesorios para vestirse de la misma forma que los protagonistas del manga y de otras formas de ocio como el cine, los dibujos animados o los videojuegos.

En Japón, esta moda es más popular que en ningún otro país del mundo y es habitual encontrar por la calle chicos y chicas vestidos de forma extravagante. Tokio es el epicentro del cosplay mundial y el barrio de Harajuku, el lugar más popular para los cosplayers. Pasear por la famosa calle Takeshita significa adentrarse en el territorio de jóvenes que lucen sus vestimentas y maquillajes a imagen y semejanza de los personajes de manga.

Este barrio está especialmente concurrido los fines de semana y sobretodo el domingo cuando los aficionados a esta moda inundan sus calles exhibiendo sus mejores galas. Muy cerca se encuentra el Parque Yoyogi, otro de los destinos favoritos de cosplayers y otras tribus urbanas que muestran aquí sus gustos y tendencias. Muchos turistas no dejan escapar la oportunidad de hacerse fotos junto a guerreros y princesas que buscan disfrutar entre amigos de una afición en común.

Harajuku

Foto: iStock

Otro distrito en el que el manga tiene mucha presencia es Akihabara. Esta zona comercial de Tokio repleta de tiendas de productos de electrónica es también el lugar donde encontrar algunas de las mejores tiendas de manga. Comercios como Gamers, Shosen Book Tower o Animate hacen muy felices a los fans al cómic japonés con multitud de estanterías y plantas enteras llenas de volúmenes de prácticamente todas las series habidas y por haber.

UNIVERSO GHIBLI

Al igual que el manga, el anime (los dibujos animados japoneses) es muy popular entre los japoneses. Si hay un estudio de animación por excelencia en Japón ese es el Studio Ghibli. Comparado muchas veces con la factoría Disney, ha producido películas que se han hecho mundialmente famosas consiguiendo varios premios internacionales.

Su reputación y popularidad es tal que en 2001 se construyó un museo para mostrar los trabajos del estudio y su filosofía. El Museo Ghibli es otro destino ineludible para los amantes de la animación japonesa en el que descubrir exposiciones sobre las películas y visualizar cortos inéditos.

Ghibli

Foto: iStock

El manga en Japón constituye el 80% de las ventas de todo lo que se publica. Son cifras abrumadoras y que no hacen más que confirmar la enorme pasión que despierta entre los nipones. No es de extrañar pues, que cada vez más surjan opciones y actividades relacionadas con el cómic japonés para satisfacer las demandas de una afición que sigue creciendo año tras año.

Compártelo