La otra cara

Valencia: lo que el turista no ve

Una ruta diferente por la ciudad del Turia que conecta tradición, cultura y naturaleza.

Vista desde arriba, Valencia aparece dividida a la vez que conectada por un cauce donde el río Turia seguía su curso en lo que ahora se ha convertido en el mayor espacio verde de la ciudad. A un lado y a otro de este existe una gran oferta cultural, de ocio y gastronómica para todo tipo de públicos. Partiendo desde su barrio más emblemático, el Carmen, este paseo por la capital valenciana aúna tradición y modernidad. 

 

 

Museo de la Seda

A escasos metros del Ayuntamiento, en la calle del Hospital se erige un edificio del siglo XV a caballo entre los estilos gótico y barroco. Es la sede del Museo del Colegio Arte Mayor de la Seda, que ya desde sus inicios perteneció al gremio de velluters. Siglos más tarde y tras una notable renovación en el XVIII, sigue atesorando en su interior piezas de terciopelo y seda, telares, herramientas y documentos que configuran el archivo gremial más antiguo y extenso de Europa. Sus salas invitan al visitante a viajar por la Ruta de la Seda y a conocer la Valencia industrializada del siglo XIX, pero la seda no es todo lo que tiene por ofrecer: cuenta también con el salón de la fama, una joya de la cerámica valenciana.

 

P. Marqués de Dos Aguas

El rococó adquiere su máxima expresión en el Palacio del Marqués de Dos Aguas que, ya desde lejos, invita al peatón a detenerse frente la inmensa puerta principal, presidida por la imagen de la Virgen. Al cruzar el umbral, el edificio transporta a la Valencia de la nobleza y la burguesía de siglos pasados, en la que los carruajes que hoy pueden admirarse en las salas del palacio, transitaban por las calles de la ciudad. La capilla, la Sala de Porcelana, el Dormitorio del Marqués, el Comedor o el Salón de Baile son algunas de las estancias más sorprendentes del palacio, que hoy acoge la sede del Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí. Así, al recorrer las diferentes estancias, el visitante se da cita con el arte barroco y rococó, pero también con la historia mundial de la cerámica.

 

Iglesia de San Nicolás

Conocida como La Capilla Sixtina valenciana, la Parroquia de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir es uno de los mayores tesoros de Valencia. Este sobrenombre le viene, como no podía ser de otra manera, gracias a la obra maestra que decora su bóveda: pinturas al fresco diseñadas por Antonio Palomino y ejecutadas por su discípulo Dionís Vidal en 1700, quien recubrió las bóvedas góticas, pilares y muros con escenas de la vida de los titulares de la Parroquia y alegorías de las Virtudes. Su precisión fue tal que se la ha llegado a relacionar con la obra de del genio renacentista Miguel Ángel. Sorprenden también un Altar Mayor rodeado por columnas salomónicas y el resto de capillas, así como el claustro de la iglesia.  

 

Bar La Pilareta

Las clóchinas son la especialidad del histórico local La Pilareta. Este bar de tapas se ha hecho un hueco entre los más afamados de la ciudad gracias a sus platos tradicionales, pero también a una historia centenaria: a inicios del siglo pasado era una tienda de ultramarinos que en 1917 adquirió la licencia de bar y ya durante la posguerra empezó a servir las famosas clóchinas y se decoró con los actuales azulejos negros y rosas que tanto lo caracterizan. En pleno barrio del Carmen y cerca del Mercado Central y de la Lonja de la Seda, "la casa de las clóchinas" goza de una excepcional ubicación donde tomar unas cañas y degustar alguno de sus montaditos, tapas o bocadillos.  

 

Jimmy Glass Jazz Bar

Cuatro noches a la semana, Valencia tiene una cita con el jazz en el Jimmy Glass Jazz Bar, un local abierto desde 1991 que no ha dejado de ser fiel a sus inicios: la buena música. Empezó como un bar de copas donde sonaba soul, rock y jazz, pero poco a poco se decantó únicamente por este estilo musical. A partir de las 20.00, el local se llena de clientes que, mientras esperan a que empiece el concierto, piden algo en la barra y degustan tapas en las mesas que llenan el íntimo local. Una noche en el Jimmy Glass empieza con luz tenue, una copa, buen ambiente y, sobretodo, lo mejor del jazz valenciano. Aunque también ha pasado por su sala músicos internacionales de la talla de Ravi Coltrane, hijo de John Coltrane. 

 

CCCC

No cabe duda de que el barrio del Carmen rezuma cultura por los cuatro costados. Ejemplo de ello es el Centre del Carme Cultura Contemporània, un antiguo convento rehabilitado para su uso como espacio cultural. Su historia se remonta al siglo XIII cuando se erigió el Real Monasterio de Nuestra Señora del Carmen y, tras un período actuando como sede de la Academia de Bellas Artes, ahora acoge exposiciones, performances, ciclos de cine, conciertos, ferias y certámenes de todo tipo, que llenan las diferentes salas y los dos claustros, uno gótico y otro renacentista. En el CCCC hay días para todo: desde muestras que invitan a la reflexión pausada hasta días de concierto y cerveza en mano. Además, la gran mayoría de actividades son gratuitas. 

 

Bombas Gens

A la ciudad del Turia le sienta bien rehabilitar espacios para su uso cultural. Uno de los más destacados es el Bombas Gens Centre d'Art, una fábrica de maquinaria y bombas hidráulicas de inicios de siglo XX que durante la guerra civil se convirtió en refugio antiaéreo. Toda esta historia sigue presente en algunas salas del museo, entre las que también se encuentran vestigios medievales en una bodega de finales del siglo XV. Su fachada Art Nouveau da la bienvenida al visitante, quien dentro se encuentra con varias exposiciones de artistas contemporáneos, actividades e incluso un jardín de tradición modernista.

 

Jardines de Monforte

Los parques, jardines y espacios verdes son uno de los puntos fuertes de Valencia. Bien lo sabe el turista que se topa con el cauce del Turia o con el novísimo Parque Central justo al lado de la estación. Pero la capital valenciana esconde verdaderos tesoros en los sitios más inesperados. Cerca de los Jardines del Real, donde está el Museo de Ciencias Naturales, se encuentran los Jardines de Monforte, mucho más pequeños, pero con un gran potencial para seducir. De estilo neoclásico es un jardín para la contemplación, que sorprende al visitante con 33 estatuas de mármol, fuentes ornamentales, estanques y todo tipo de árboles, arbustos y plantas. 

 

Kaf Café

Benimaclet es el barrio artístico por excelencia de Valencia. Y no porque tenga más museos o más edificios históricos destacados, sino porque es donde se mueven los estudiantes de la facultad de Bellas Artes. Sus calles y locales así lo corroboran, como el emblemático Kaf Café, un bar que cada anochecer se convierte en sala de conciertos, teatro, librería y centro expositivo a partes iguales. Alrededor de las 20.00 abre sus puertas para dar paso a sesiones de micro abierto, conciertos y jams de comedia y poesía en un íntimo local que decora sus paredes con cuadros de artistas. En todo momento, la barra no para de servir bebidas, tapas y algún que otro burrito o hamburguesa.

 

La Fábrica de Hielo

Otro local que se ha ganado el público a golpe de actuaciones, conciertos y certámentes es La Fábrica de Hielo. En pleno Cabañal y a cuatro pasos de la playa, es un espacio creativo independiente que ha sabido encontrar su lugar en el renovado barrio marítimo. Ofrece música, danza, teatro, artes plásticas, arquitectura... y mucho buen rollo. Entre copas y alguna que otra tapa, la antigua fábrica de hielo de la ciudad se ha renovado para dar paso a una nave moderna, un tanto hipster y abierta a todos los públicos. Además, cada miércoles, viernes, sábado y domingo cuenta con algún tipo de actuación.

 

L'Horta

A un lado, el mar; al otro, la huerta. Valencia queda arropada por el azul del mediterráneo y el verde de las extensas tierras donde se cultiva chufa, naranjos, hortalizas y arroz. Se extiende desde Puçol, al norte, hasta la Albufera, por el sur, y Paterna, Torrent y Moncada, al oeste. Es una gran extensión que invita a cualquiera a perderse ya sea a pie o en bici. Las vistas desde allí tampoco dejan indiferente, ya que está rodeada de sistemas naturales donde el agua es la protagonista: la Albufera al sur, el Mar Mediterráneo al este, el Parque Natural del Turia al oeste y la Marjal del Moro de Sagunt al norte. 

Valencia

Compártelo