De Dublín hasta Cloondara

La Vía Verde del Canal Real, la nueva forma de recorrer Irlanda

Inaugurada el pasado marzo como la más extensa del país, sus 130 kilómetros pueden recorrerse en barca, a pie o en bicicleta.

El nuevo atractivo de Irlanda tiene todo lo que los amantes de este país y de la naturaleza pueden desear: 130 kilómetros de amplios senderos que cruzan pueblos repletos de patrimonio y paisajes de postal a través de los condados de Kildare, Meath y Westmeath hasta Cloondara, en el condado de Longford. Siguiendo el trazado del Canal Real, de más de 220 años de antigüedad, atraviesa los exuberantes paisajes del Ancestral Este de Irlanda hacia el río Shannon, en la zona rural conocida como las Hidden Heartlands. La primera etapa se inicia a escasos 25 kilómetros de Dublín, aunque se espera que pronto conecte directamente con la capital de Irlanda. 

1 / 3
Vía Verde Irlanda. Un escénico viaje en barco

Foto: Clondra, Co Longford, Royal Canal Greenway

1 / 3

Un escénico viaje en barco

Con un funcionamiento similar al de las vías verdes de España, Irlanda ha aprovechado antiguos trazados ferroviarios para convertirlos en itinerarios para senderistas y amantes de la bicicleta. En este caso, se extiende en paralelo a un canal fluvial que puede recorrerse en barca desde el pasado 24 de marzo. La Vía Verde del Canal Real sigue esta vía fluvial en una ruta que atraviesa 90 puentes, 17 puertos y 4 acueductos, así como pueblos ribeños junto a sus restaurantes, pubs, tiendas de artesanía local, alojamientos y enclaves para disfrutar de un picnic. Sin olvidar monumentos históricos que afloran entre paisajes rústicos e industriales.

The Great Western Greenway, Co Mayo. Para senderitas y ciclistas

Foto: The Great Western Greenway, Co Mayo

2 / 3

Para senderitas y ciclistas

Este sendero se convierte en una gran opción para escapar del bullicio de las grandes ciudades y disfrutar de todo tipo de actividades culturales y de ocio activo en la naturaleza. Es gracias a su extensa red de rutas, adaptada a todos los niveles, que el visitante puede recorrer desde largos tramos hasta pequeños recorridos con etapas que van de los 6 a los 15 kilómetros. Destinados a senderistas, corredores y ciclistas, son también la excusa perfecta para conocer la flora y la fauna del lugar, observar las barcas sobre el río o explorar a pie alguno de los caminos secundarios con los que cuenta, como el National Famine Way. 

Royal Canal Greenway, Co. Meath. En ruta

Foto: Royal Canal Greenway, Co. Meath

3 / 3

En ruta: de la bici al tren

Uno de los enclaves desde donde se puede dar el pistoletazo de salida al recorrido es Mullingar, en el condado de Westmeath. Ubicada en el corazón del Ancestral Este de Irlanda, a solo 79 km de Dublín, esta ciudad comercial cuenta con una rica variedad de servicios, hoteles y albergues para hacer de la experiencia, todo un viaje al corazón de Irlanda. Desde Mullingar es posible ir en bicicleta a cualquiera de las principales ciudades de la ruta, pero también en tren: la vía verde está conectada con la red ferroviaria irlandesa, convirtiéndose es una opción para visitar otras ciudades de la isla.

Vía Verde Irlanda